ESTADOS

Con cuarta ola covid hacen su agosto en Veracruz

La Silla Rota Veracruz realizó un sondeo alrededor de farmacias y negocios dedicados a la venta de insumos de prevención y tratamiento para la covid-19

  • Ángel Cortés Romero
  • 18/01/2022
  • 19:51 hrs
  • Escuchar
Con cuarta ola covid hacen su agosto en Veracruz
Algunos productos se encuentran escasos en farmacias de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. Foto: Cuartoscuro.

Daniel pensó que el dolor que sentía en la garganta era otra infección común de las que padece desde hace varios años, sin embargo, una prueba rápida que se realizó en una farmacia del puerto de Veracruz le confirmó que era positivo a covid-19.

Cuando acudió a consulta a otra farmacia, a inicios de 2022, ya en medio de la cuarta ola de covid en el estado, el joven de 28 años fue testigo de los pacientes que hacían fila para comprar medicamentos para curarse de la enfermedad.

En la farmacia donde se atendió, Daniel encontró todos los medicamentos que el doctor le recetó para curarse de la covid: paracetamol, un antigripal y un jarabe para la tos que, además, tenían descuentos.  

Hallar los medicamentos con descuento fue un "premio doble" para Daniel, ante la escasez de medicinas e insumos que enfrentan las farmacias de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río debido a la cuarta ola de covid.

"La verdad sí había mucha gente comprando medicamentos. En la consulta no, corrí con suerte de eso. Pero de hecho hasta la pregunté a la señora y dijo que sí habían subido las ventas de los productos para la gripa y la tos", relató Daniel.

Según el médico Alejandro Barrat Hernández, expresidente del Colegio de Medicina Interna del estado de Veracruz, las ventas y precios de insumos relacionados con la prevención y tratamiento de la covid aumentaron tras el registro de una cuarta ola de contagios, en la que se sospecha de la presencia de la variante ómicron.

"La cantidad de pacientes ha sido sublimemente mayor en estas dos semanas, comparativamente con los meses previos, y los precios de los insumos siempre van a obedecer a la famosa ley de la oferta y la demanda; al momento en que hay un mayor consumo de estos, pues los precios se van a incrementar", dijo.

El médico explicó que es importante que los habitantes de la zona conurbada Veracruz-Boca del Rio guarden la calma ante la cuarta ola de contagios de la covid, para que las compras de pánico no generen la escasez e inflación de los precios de los productos.

TAMBIÉN LEE:  Cuarta ola: así el registro de ocupación en hospitales de Veracruz

La Silla Rota Veracruz realizó un sondeo alrededor de farmacias y negocios dedicados a la venta de insumos de prevención y tratamiento para la covid-19 con la finalidad de confirmar si existía una escasez de productos y si sus costos sufrieron un aumento.

Alejandro Barrat Hernández recomendó que se debe contar con insumos en las viviendas en caso de que haya personas que se contagien, principalmente con un oxímetro de pulso y un termómetro digital, preferentemente de contacto.

Uno de los productos más solicitados por los habitantes de la zona conurbada es el oxímetro de pulso, cuya existencia en algunas farmacias es escasa o prácticamente nula debido a su alta demanda en plena cuarta ola de covid.

En sucursales de Farmacias del Ahorro no hay existencia de oxímetros de pulso digitales, cuyo precio se mantiene desde olas previas en 250 pesos; en las Farmacias Yza la historia es la misma, sin embargo, su costo es un poco mayor, pues varía de los 480 a los 600 pesos.

Sucursales de Farmacias Guadalajara sí cuentan con oxímetros, sin embargo, el producto registra un precio mayor y varía de 400 a 900 pesos según el modelo.

Trabajadores de farmacias de la zona conurbada aseguraron que tanto las ventas de oxímetros como de termómetros digitales se dispararon a partir de las últimas dos semanas, en las que el estado registra un alza de contagios, confirmada por el gobernador Cuitláhuac García 

Venta de vitaminas, antigripales y antibióticos también se dispara

Daniel sorteó la covid en casa con síntomas leves durante siete días únicamente con un antigripal y un jarabe para la tos que un médico de una farmacia le recetó. Al séptimo día cuando regresó a realizarse otra prueba de covid-19, el resultado fue negativo.

El médico Alejandro Barrat Hernández afirmó que son los consultorios de farmacias particulares los establecimientos que más saturación tienen debido a la llegada de pacientes con covid e infecciones respiratorias.

"Simplemente hay que tener la precaución de que, quien lo atienda a uno, ya sea en una farmacia, en un consultorio privada o un hospital, sea alguien que esté calificado, que esté certificado, que sí tenga realmente el conocimiento de lo que está haciendo", comentó.

Sin embargo, es en estas mismas farmacias en las que, según empleados, aumentaron las ventas de vitamina C, antigripales y antibióticos, de los que no existe evidencia que tengan resultados efectivos en el tratamiento contra la covid.

En el caso de Farmacias Similares se registra nuevamente un aumento de compras de vitamina C y de antigripales como Rosel, cuyos precios se encuentran en 74 y 31 pesos, respectivamente.

Alejandro Barrat Hernández aseveró que la creencia popular de que la vitamina C que ayuda en la cura de infecciones respiratorias es infundada y, por el contrario, puede ser causante de cálculos renales, es decir, piedras en los riñones.

"No es necesario estar consumiendo vitaminas ni acapararlas, ni utilizar megadosis de las mismas", señaló.

Acerca de los antigripales, el médico declaró que únicamente ayudan a que el paciente se sienta mejor y tenga menos congestión nasal, sin embargo, dijo que algunos contienen fenilefrina, que sube la presión, por lo que pacientes hipertensos o con problemas cardíacos deben tener cuidado.

Empleados de una sucursal de Farmacias Yza en la zona conurbada comentaron también que a raíz de la cuarta ola de covid aumentó la compra de antibióticos bajo receta, como azitromicina, imervectina, ceftriaxona y oseltamivir.

"No tienen ningún efecto, al principio se supuso que algunos medicamentos pudieran servir por su mecanismo de acción, pero una vez que todos fueron probados en el escenario clínico: reprobados.

La azitromicina es un antibiótico que sirve solamente para infecciones bacterianas, la imervectina es principalmente un antiparasitario y otros parásitos como las pulgas, el oseltamivir sirve exclusivamente para influenza y otros antibióticos como levofloxacino y ceftriaxona son para bacterias", expresó Alejandro Barrat.

De acuerdo con el expresidente del Colegio de Medicina Interna del estado de Veracruz, ningún antibiótico tiene un efecto adecuado contra los virus, como el que causa la enfermedad de la covid-19.