Opinión

Juan Carbajal

Férreo defensor de la lucha contra el VIH y no criminalización del trabajo sexual

  • 04/12/2020
  • Escuchar

A principios de los años 90 el líder social comenzó la manifestación organizada de marchas para visibilizar la pandemia del VIH/SIDA, la falta de atención por las instituciones públicas, estigmas y prejuicios referente a virus del VIH desconocimiento de las disidencias sexuales le lleva a impulsar con otras dependencias foros informativos.

Las trabajadoras sexuales que conocieron a Juan lo describen como una persona con gran carácter de resiliencia, pero a la vez una persona justa y honesta, sabia cuando era posible algo y lo decía, pero si alguien empeñaba su palabra y no cumplía se enojaba, para él la palabra contaba mucho; cuenta una amiga cercana quien prefiere el anonimato.

El estado de Veracruz ha pasado por un cambio en el pensamiento colectivo sobre las disidencias sexuales pero es importante no olvidar el pasado para que no se vuelva a repetir.

En el municipio de Córdoba, a principios de los 2000, el alcalde panista Armando Croda ordenó hacer una limpieza pública de trabajadoras (es) sexuales LGBTTTI+, argumentando que eran foco de infección del virus del SIDA.

Ahora, irónicamente, en la actualidad uno de los carnavales o marchas públicos de la diversidad sexual más grandes del estado es organizado en en el municipio por el ayuntamiento y colectivos.

Esas mismas fechas del 1998 y 2000 el alcalde de La Antigua hacia lo mismo, la nombrada limpieza “moral” criminalizando el trabajo sexual, pero Carlos Blanco Morales proveniente del Acción Nacional fue más allá, encarceló al activista gay Rafael León, organizador de eventos informativos donde se hablaba sobre el estigma e ignorancia.

La batalla más difícil y que repercutió directamente a más de 2000 trabajadoras (es) sexuales fue en el puerto de Veracruz donde el trabajo de litigio estratégico, foros y marchas organizadas por parte de Juan Carbajal y equipo, fueron fundamentales.

A inicios de 1995, el puerto daba el sí por primera ocasión al Partido Acción Nacional y con ello Roberto Bueno Campos ascendió al poder como alcalde, a la par uno de sus primeros mandatos fue una "limpia moral”, encarcelando a trabajadoras (es) sexuales, con una mayor intimidación y violencia policial a travestis y homosexuales del puerto jarocho.

En ese mismo periodo se inauguró la Policía Intermunicipal, la cual desató múltiples quejas de abuso sexual y tortura. A la par, prohibió las semanas culturales gay organizadas por Juan Carbajal y equipo. A pesar de las múltiples manifestaciones de rechazo de la ciudadanía el entonces alcalde Bueno Campos declaraba: “son una mala imagen para la ciudad”.

En el siguiente periodo 1998 - 2000, el alcalde Francisco Ávila, integrante de los legionarios de Cristo y Caballeros de Colón ambas sectas ultraconservadoras ligadas al clero católico, mando a intensificar los operativos contra las trabajadoras sexuales transexuales y gays en la zona del bulevar y Centro Histórico.

Al mando de la policía estaba José Luis Sáenz Escalera, quien afirmó que las personas que ejercen la prostitución tienen “conflictos mentales”, aún con todas esas turbulencias y amenazas por parte de alcaldes Juan Carvajal y un grupo de personas travestis, heterosexuales y gays salieron a marchar sobre las principales calles del puerto de Veracruz para exigir respeto a su trabajo y no discriminación hacia la diversidad sexual.

A principios de los años 2000, Juan Carbajal fue encarcelado, ya llevaba múltiples amenazas, señaló nuestra informante B. Hernández, quien fue amiga cercana de Carbajal. En esos años José Ramón Gutiérrez de Velasco encabezaba la alcaldía, quien a través de un decreto impulsado por el cabildo aprobó desalojar trabajadoras sexuales travestis, cisgénero, gays e indigentes en el primer cuadro de la ciudad.

El escándalo de los constantes operativos llevó a notas nacionales, al mismo tiempo varios colectivos y organizaciones LGBTI+ del país se solidarizaron con Veracruz. Por ello quiero agradecer a Juan Carbajal, también a las y los trabajadores sexuales torturados (as), discriminados que salieron a tomar las calles y exigir justicia social, por nunca más vivir en la clandestinidad.

Quienes formamos parte de una nueva generación con un poco más de derechos humanos no debemos olvidar a quienes nos antecedieron, por que ellos y ellas dieron su vida para que hoy podamos transitar libremente, la educación científica y laica; es y será siempre la vía idónea para lograr un estado de derecho donde la diversidad de pensamientos , etnias y culturas podamos vivir sanamente.

Dudas y preguntas al correo electrónico : jazzamor88gmail.com

Facebook: Jazz Bustamante

Twitter: tv_yazi

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.