Opinión

Gracias Brujas del Mar. Mi lucha por las mujeres continúa

  • 11/05/2020
  • Escuchar

Estimadas lectoras y lectores de La Silla Rota Veracruz, me da mucho gusto poder formar parte de esta familia, en la cual compartiré temas acerca de violencia de género, feminicidios y feminismo en Veracruz. Todo con enfoque de género.

Soy María Fernanda Acosta, licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad Veracruzana. También estudié Literatura Latinoamericana en una estancia en la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina. Soy una mujer feminista y activista en pro de los derechos humanos de las mujeres.

Comencé en este camino cuando sufrí violencia de género por parte de un exnovio y me di cuenta desde ese momento que no era algo personal, sino político. Es decir, lo que había sufrido era la realidad de muchas mujeres alrededor de México y el mundo.

Desde ese momento sentí la necesidad de formar parte activa dentro de colectivas feministas, en las que pudiera elevar la voz por todas aquellas mujeres, que estando envueltas en la violencia machista y patriarcal se sentían solas, desprotegidas e invisibilizadas.

Les contaré un poco sobre mi paso en el colectivo “Las Brujas del Mar”, este colectivo feminista veracruzano nace como un proyecto para crear un espacio en el cual las mujeres pudiéramos expresarnos, compartir ideas, combatir la violencia de género y sobre todo un lugar donde todas nos sintiéramos seguras. En un estado tan lastimado y desprotegido por la delincuencia organizada, secuestros, trata de mujeres y feminicidios era necesario hacer algo al respecto.

Al inicio el colectivo marchaba de manera funcional. Como en cualquier lugar hubo aciertos y experiencias de las que aprendí y mejoré. Asimismo, el paro nacional marcó un antes y un después en la vida de muchas mujeres. Esto es algo que se tiene que reconocer y valorar.

Tuvimos el apoyo de muchas feministas chilenas, argentinas, colombianas y españolas. Así como también artistas mexicanas reconocidas, entre ellas: Salma Hayek, Cecilia Suárez y Aislinn Derbez. De igual modo la difusión de medios internacionales como “The New York Times”, “The Guardian”, “El País” y periodistas reconocidas como Carmen Aristegui. A pesar de toda la fuerza que tomó el colectivo, en la vida hay ciclos que tienen que concluir.

Infortunadamente el giro que tomó el colectivo me llevó a cuestionar mi permanencia dentro de él, al darme cuenta que la esencia que me llevó a formar parte activa ya no encajaba dentro de mis ideales. Decidí cerrar ese ciclo y abrirme a nuevos proyectos, siempre a favor de los derechos de las mujeres.

No voy a hacer señalamientos porque eso es parte de la cultura machista y en un país como México donde asesinan a más de 12 mujeres al día, exponer y hostigar a una mujer sería caer en el mismo juego patriarcal que nos ha perseguido y atormentado históricamente.

A Brujas del Mar le agradezco por brindarme un espacio en el cual tuve la oportunidad de crecer y aprender sobre realidades que desconocía, además de conocer y rodearme de mujeres talentosas, brillantes y con una fuerte determinación para ayudar a las demás.

Podemos no compartir las mismas ideas sin exponer a nadie, pues la tolerancia, el respeto y la empatía son ejes que nos representan como mujeres. Así mismo reitero que mi lucha y mi activismo continúan, pues la violencia machista y patriarcal no está en cuarentena y en esta pandemia a las que tenemos que proteger más son a las mujeres y a las niñas.