Opinión

¡Tantita congruencia!

  • 22/04/2021
  • Escuchar

El proceso electoral 2021 se encuentra en su etapa más importante. Comenzaron ya las campañas a diputados federales y cada uno de los cartuchos postulados por los diversos partidos políticos y/o alianzas se encuentran ya recorriendo en cada uno de los 20 distritos electorales que conforman a la entidad veracruzana.

Tal como lo dijo el ilustre candidato perdedor del PRI a la gubernatura en el 2016, Héctor Yunes Landa: "En Veracruz solo hay de dos sopas", y no se equivoca. La elección en el cuarto estado más importante del país, con base a su cantidad de electores a nivel nacional, se encuentra entre la cocción de dos sopas. Por un lado, la coalición de izquierda con un tinte verdoso, "Juntos Hacemos Historia", que conforman MORENA-PT y PVEM, y por el otro, la muy controversial coalición "Va por México" integrada por el PAN-PRI-PRD.

En lo que a Veracruz respecta, los primeros solo van coaligados en 12 de 20 distritos y van solos en los 8 restantes. Así mismo, MORENA y PVEM, en una acción de agandalle dejaron fuera al PT en cuanto a la designación de candidatos emanados de sus filas en alguno de los 12 distrito coaligados, motivo por el cual, estuvo a punto de no concretarse la alianza en Veracruz a las diputaciones locales y alcaldías. Por el otro lado, la coalición "Va por México" en la entidad veracruzana, decidió que los 3 partidos fueran coaligados en los 20 distritos federales.

Estamos a unos cuantos días de haber iniciado está primera etapa del proceso de campañas, en el ámbito federal y, de la misma forma, estamos a escasos días de que se arranquen también las campañas de los candidatos a diputados locales y a presidentes municipales. Lo que sí es muy característico de este proceso, aunado a la pandemia de COVID-19, es que mucho han cambiado las reglas del juego, dejando de lado el derroche de recursos de todos los candidatos, así como actividades a las que se recurrían con tal de obtener el voto. Esto, debido a la marcada vigilancia que existe por parte de las autoridades electorales.

Sin embargo, en lo que pretendo hacer énfasis es en el mensaje que los partidos políticos están enviando a los ciudadanos. Por un lado, es de reconocer la fortaleza y la unidad que existe entre MORENA y el PT, partidos medulares del proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, a los cuales se ha sumado el PVEM, en una muy criticada alianza, recordando que en cierto momento fue aliado del PRI y también del PAN. Sin embargo, durante la administración obradorista, deciden sumarse el gobierno en turno para dar mayor fuerza y solidez a dicho proyecto.

Pero lo que sí no tiene precedente es la alianza entre el PRI, PAN y el PRD, partidos que durante mucho tiempo se pelearon, se cedieron, intercambiaron y se devolvieron el poder en nuestro país y, ahora, finalmente deciden aliarse públicamente para hacer frente a la embestida de la cuarta transformación, que sí bien a dos años de distancia pudiera no tener el mismo efecto, la variación no sería mucha, ya que ahora son gobierno, al cual por cierto, dichos opositores no se han cansado de criticar, tratando de convencer a los ciudadanos de que el movimiento del presidente López Obrador es un fracaso.

Pero esa versión, aunque pudiera ser cierta en boca de la oposición, la verdad es que ya nadie la cree. Tanto han hecho por criticar, minimizar, desconocer y atacar las acciones del gobierno en turno, que la gente en lugar de creer lo que ellos dicen, lo comparan y lo contrastan con lo que ellos hicieron, no hicieron y/o dejaron de hacer. Lo cierto es que la gente se cansó del juego de los partidos que durante mucho tiempo gobernaron al país y que siempre vieron primero por sus intereses y no los del pueblo.

En el ámbito estatal, esta alianza ha sido el constante de los ataques por lo contradictorio de sus argumentos con su proceder en la designación de los candidatos y la experiencia de sus gobiernos. A pesar de que no se han cansado de señalar de manera negativa todas las acciones de los gobiernos de la cuarta transformación, ¿Cómo le explican a la ciudadanía la postulación de candidatos y candidatas que en Veracruz tuvieron cierta relación con el gobierno que más daño le ha hecho a las finanzas estatales, defraudando la confianza de los ciudadanos?

¿De qué forma le explicas a los veracruzanos sobre la candidatura de Adolfo Mota y Américo Zúñiga (Xalapa), Zita Pazzi (Pánuco), Janeth Cruz García (Córdoba) José Francisco Yunes Zorrilla (Coatepec) y Lorena Piñón Rivera, por la vía plurinominal, sin olvidar que María Josefina Gamboa va por Veracruz? ¿De qué manera Marlon Ramírez Marín puede señalar al gobierno en turno si fue parte del duartismo, al fungir como subsecretario de gobierno? ¿Con qué argumentos los candidatos del PRI, PAN y PRD pueden hacer señalamientos si finalmente después de pelearse tanto terminaron coaligándose entre ellos, dando la razón a López Obrador de que son más de lo mismo?

Nada, no hay forma, así es que por favor ¡Tantita congruencia!

am

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.