Opinión

El regreso del avión

El regreso de la realidad, el regreso al ridículo.

  • 14/01/2020
  • Escuchar

Hoy llega el avión presidencial después de 12 meses de vacacionar en un hangar estadounidense con un costo aproximado de 17 millones de pesos, sin moverlo ni volarlo. 17 millones de pesos pagados por los mexicanos. Llegará a México al hangar presidencial del Aeropuerto Internacional Benito Juárez (ya que Santa Lucía no podría pernoctar derivado de las obras que ahí se realizan), estando aquí existen tres intenciones del señor presidente:

 

1. Vendérselo a un comprador único,

2. Venderlo en copropiedad y

3. Rentarlo

 

Es decir, ahora el señor presidente piensa que en México hay gente con más dinero y más interés de adquirirlo que en la primer potencia económica.

A Andrés Manuel hoy le alcanzó una realidad cruda, lógica e incómoda para él y su gobierno, la realidad de que algunas decisiones al inicio de su gobierno no fueron las correctas.

El dinero de la venta sería utilizado para comprar medicinas, el dinero de la venta se utilizaría para temas migratorios, para dotar de agua potable a un municipio de Hidalgo, para dar becas, para acabar con la pobreza, para ayudar a un pueblo pobre, jodido y hambriento que le dejaron esos malvados de Peña Nieto y Calderón.

Todo esto deberá esperar, porque nomás no hay cliente que Andrés Manuel pueda encontrar y peor se pone, aun vendiendo la famosa aeronave en 130 millones de dólares conforme al avalúo que realizó el propio gobierno, este dinero no alcanzaría para sufragar y liquidar la deuda del mismo con Banobras, ya que por declaración de su titular Jorge Mendoza, precisó que dicho aeronave aún adeuda 144 millones de dólares, por lo que aún vendiéndose, el gobierno con el dinero de todos los mexicanos deberá ponerle los 14 millones de dólares restantes, esto en matemática pura nos deja en saldo menos 14 millones de dólares, entonces el discurso del presidente de repartir cuál Robin Hood los dineros del TP01, solo fueron demagogia pura y promesas imposibles de cumplir.

Javier Niembro

Analista político

@NiembroJavier