Opinión

El emprendimiento en tiempos de coronavirus

  • 13/04/2020
  • Escuchar

Estamos en un mundo amenazado por las crisis, desde locales, regionales, nacionales y hasta mundiales y una, de las mas difundidas y escandalosas es la enfermedad Covid-a19 o Coronavirus.

El coronavirus es desde YA una amenaza inminente para la existencia de toda Pyme o startup, no solo en México, dada la magnitud global de la crisis.

Definitivamente tenemos que reconocer que esta enfermedad originada en China y que ha puesto en un verdadero caos al continente asiático, específicamente al país con más habitantes en el mundo y poseedor del segundo lugar en la economía mundial, solo después de Estados Unidos, tiene al mundo en jaque y atento a su evolución, control y, sobre todo tensión.

Sin embargo, es casi irónico que la palabra crisis en lenguaje Chino sea una composición de dos caracteres, el primero es Wei, que significa peligro y el segundo es Ji, que significa oportunidad.

Sí, definitivamente el miedo puede volvernos presa de la parálisis o ciegos al encontrar la oportunidad que estas crisis pueden convertirse. La pregunta que todos los emprendedores nos hacemos es ¿A pesar de la pandemia del covid-19 es posible emprender?

Es importante entender que esto empezó en China que estaba a punto de crecer al 6% al año, un motor económico que pelea el poderío con Estados Unidos y esto tiene un efecto dominó que afecta a todos los países.

Esto va a provocar un stop económico, tendremos afectación en ciclos de producción más largos, quizás tendremos escasez de productos, va a disminuir la demanda, las cuentas por cobrar serán difícil de recuperarlas.

Y las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los emprendimientos innovadores, si bien sufren duramente los impactos de esta crisis, también pueden ser parte de la solución para salvar vidas. ¿Qué estamos haciendo y qué podemos hacer ante esta emergencia desde el sector de fomento a la innovación y a las pymes en México?

Pymes, las más afectadas

Sin dudas, las pymes están entre los segmentos empresariales más afectados por la pandemia. A su vez, estas empresas tienen un papel clave en la provisión de productos y servicios esenciales para la población durante la crisis.

Los principales impactos sobre las pymes tienen que ver con una reducción de la demanda (nacional e internacional) y por ende de sus ingresos, dificultad para acceder a insumos importados, reducción o falta de mano de obra, difícil acceso a financiamiento y procesos productivos que no están ajustados para ser operados de manera remota o automatizada.

Estos impactos difieren según el sector. Por ejemplo, la disminución de la demanda es un problema central para el turismo y los restaurantes. Otros sectores, como el textil, metalmecánico y de la construcción pueden verse más afectados por el menor acceso a insumos importados o la falta de mano de obra. La posibilidad de operar a través de teletrabajo es más accesible para algunas empresas de servicios (por ejemplo las de tecnología), mientras que para los sectores más tradicionales esto puede resultar sumamente difícil o imposible.

En las regiones más afectadas, la respuesta de los gobiernos para apoyar a las pymes en esta emergencia no se hizo esperar. En Europa y Asia, varios países adoptaron una serie de disposiciones económicas que tienen que ver principalmente con el aplazamiento del pago de impuestos y créditos, el aumento de garantías para préstamos y el otorgamiento de créditos blandos y subvenciones.

Japón habilitó fondos por US$ 15 mil millones y Francia destinará 2 mil millones de euros a un fondo de solidaridad para pymes afectadas en el marco de un plan más amplio. Estados Unidos anunció fondos de al menos US$ 250 mil millones para pymes, como parte un paquete de estímulos económicos. En varios países de ALC, medidas similares también fueron anunciadas y se enfocan en establecer moratorias tributarias, reducciones temporales en contribuciones a los sistemas de pensiones, líneas de crédito blando para pymes, así como renegociaciones o aplazamientos de términos de deudas.

De la misma manera, el fomento y la regulación del teletrabajo, la flexibilización laboral, las licencias y los seguros de desempleo, son otras políticas que se empezaron a implementar y serán cada vez mas frecuentes. Todas estas medidas económicas de primer orden apuntan a mejorar la situación financiera de las pymes y emprendimientos en el corto y mediano plazo, de manera que se pueda suavizar el shock y reducir consecuencias negativas como la pérdida de empleos o la salida del mercado.

Pero también sabemos que existe un conjunto de emprendimientos y pymes innovadoras que pueden proveer soluciones y tecnologías para los desafíos sanitarios, sociales y productivos que seguiremos enfrentando en el corto, mediano y largo plazo.

Pymes y emprendimientos innovadores, parte de la solución

En Corea del Sur, donde una de las estrategias clave fue el testeo masivo (gran desafío para¬† muchos países), una startup creó kits de diagnóstico de coronavirus en tres semanas, los aprobó por los organismos sanitarios del país y están produciendo 10.000 kits semanales.

En Estados Unidos una compañía está lanzando un kit de recolección de muestras de diagnóstico para uso en el hogar. En Uruguay, incluso antes que se registraran los primeros casos, la startup Atgen desarrolló la capacidad de realizar tests para detectar el coronavirus y está complementando al sistema de salud pública, que también cuenta con sus propios tests.

Así como estas hay muchísimas soluciones (no sólo para el diagnóstico) que están más o menos listas para ser implementadas, y que podrían beneficiarse de diferentes esquemas de asignación de recursos. ¿Cómo hacer que se vuelvan realidad lo más rápido posible?

A nivel mundial están surgiendo convocatorias de investigación, tecnología e innovación, desde el Estado y el sector privado, para financiar pymes, startups, empresas y centros científicos que presenten soluciones a los retos emergentes.

Y en México, ¿Qué se esta haciendo? Playas llenas de turistas, niegan transporte publico a personal medico, vandalizan lavamanos públicos. Quedarse en casa es una acción muy simple para todos y todas y es cosa de poder hacer esta acción ¡YA! Desde este momento puede ser un gran primer paso para salvar a México de que no se colapsen los hospitales.

Lo que los jóvenes, sociedad civil, fundaciones, sector privado trabajando conjuntamente creando caretas en 3D, respiradores autónomos, cabinas para proteger a los héroes de salud. Creo que estamos en la época donde se pondrá a prueba de qué están hechos los emprendedores, pero no es la primera vez ni la última que va a pasar.

A partir de esta realidad vamos a ser un mundo antes y otro después del COVID-19, algo que puede transmitirse con el toque de las manos está cambiando la forma en que vivimos, emprendemos y hacemos nuestro día a día.

Mariel Pérez Carrillo

CEO Innus Technologies