Opinión

Aflorismos Disidentes: ¿Mayate? ¿maricón? ¿machorra?

Sobre la terminología que señala a la comunidad LGBTTI

  • 18/01/2020
  • Escuchar

¿Mayate? ¿maricón? ¿machorra

Una ocasión estaba con un par de amigos que se asumían heterosexuales y uno de ellos dijo yo no tengo ningún problema en tener relaciones sexuales con algún Pu*#, en ese momento todos comenzamos a reír, Me gustaría comenzar por dejar claro que es la orientación sexual y que es la identidad de género.

La orientación sexual está relacionada con las personas que nos atraen emocional, romántica, sexual o afectiva, con las que deseamos tener una relación interpersonal. Las más conocidas son homosexualidad, lesbianismo, heterosexualidad y bisexualidad (en otra ocasión abordaremos otras existentes).

Identidad de género. También conocida como identidad genérica es la forma en cómo se identifica la persona, si como hombre o como mujer, o como ninguno de estos, la forma en que se reconoce a sí misma, basando su conducta y su forma de ser y pensar a ese género con el que se siente identificada, todo esto va indistintamente de su sexo, orientación sexual, edad, nivel socio-económico, etc. Es la conciencia de la persona de sentir pertenencia al sexo masculino o femenino, ambos o ninguno, Una persona puede sentir una identidad de género distinta de sus características fisiológicas innatas.

En México existen palabras coloquiales para referirse a personas de las disidencias sexuales y es aquí donde me gustaría que pusieran su mente receptiva y hagamos de estas palabras un significado reivindicativo y no solamente como algo despectivo., palabras que tal vez hemos escuchado en alguna ocasión, pero tienen su significado histórico y creo pertinente deberían saberlo, acompáñenme a leer.

Mayate Dícese del hombre que tiene relaciones sexuales en rol activo con otros hombres, pero que aparenta llevar una vida 100% heterosexual… es decir disfruta tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo en el rol de activo, pero en sus relaciones sexuales, emocional y afectiva solamente se enamoran de mujeres.

Mayate, del náhuatl “máyatl”, escarabajo pelotero. Dichos escarabajos eran considerados sucios y desagradables, por eso los relacionaron con los homosexuales, pero fue el aspecto rudo y tosco de estos insectos lo que hizo que los gays llamaran mayates a los hombres con vidas heterosexuales pero que se avientan sus brincos con otros hombres (significado en náhuatl por Lalo Iniesta)

Ahora cada vez que les digan o que utilicen la palabra mayate recuerden que tiene un significado histórico y reivindicativo, el cual es parte de este maravilloso lenguaje que nos da identidad a los mexicanos., y forma parte de la jerga LGBTTTI+ de la diversidad sexual.

Machorra, en la actualidad, es un término despectivo, utilizado en España y México contra las mujeres “masculinas”, y que es sinónimo de Marimacho. El motivo de incluirla es que su primera referencia es más antigua que Marimacho, ya que aparece en el diccionario español-latín de Nebrija, publicado en 1495.

En aquel momento, y también en la actualidad tiene el primer significado de “estéril” y el segundo de “masculina”. Corominas lo relaciona con la supuesta incapacidad para tener descendencia de las mujeres masculinas que equipara con las lesbianas, pero nosotros pensamos que es una variante femenina y despectiva de macho, aplicada a aquellas mujeres que, por cualquier motivo, no cumplían con el estricto código de conducta femenino, tal y como explicamos en la entrada Marimacho sin tener nada que ver con la orientación o con la vida sexual de las mujeres, en aquella época, bastante limitada.  

Cabe resaltar que la palabra machorra es usada de manera despectiva para referirse a las mujeres lesbianas con una expresión de género masculina, pero hay que tener claro que no en todos los casos las mujeres que tienen una expresión de genero masculina se asumen lesbianas. 

También la palabra machorra muchas mujeres lesbianas se han apropiado de ella y en lugar de verlo como una frase despectiva se refieren a sí mismas como machorras

 En cambio, si esta palabra es traducida al inglés (Tomboy), está cambia radicalmente su significado, el cual se asigna a mujeres que, aun sintiéndose parte del género femenino, muestran un comportamiento y un aspecto iguales al de un hombre.

Uno de los mitos mas famosos es que las tomboys son lesbianas. No es cierto, este estilo no tiene absolutamente nada que ver con la orientación sexual, una tomboy puede ser lesbiana, bisexual o heterosexual. También se las confunde mucho con los transexuales, pues no es lo mismo, ya que los transexuales van mucho más allá de tan solo vestirse o actual como alguien del sexo opuesto.

También se dice que las tomboys son de origen asiático, mayormente coreano. Esto es mentira, las tomboys se originaron en E.E.U.U. (Blog amino – tomboy).

Maricón, según explica el español José Bernabé, experto en etimología, proviene de la deformación de Marías, pues el seudónimo para ellas era Maricas. Entonces a los hombres que llevaban por nombre María, comenzaron a decirles maricos. Estas palabras llegaron hasta Latinoamérica y con el tiempo se fue deformando.

Finalmente, con el pasar del tiempo el lenguaje coloquial le entregó el carácter de maricones a hombres con rasgos femeninos.  en 1620 fue cuando se recoge el significado para afeminado y en 1679 fue cuando se recoge el significado de cobarde e introduce el término maricón con el sentido de afeminado.

Finalmente, el término sería una acepción latinoamericana pues para la RAE en el 1800 la designación de homosexual siempre fue sodomita, y fue en Lima donde se registró por primera vez la palabra maricón para una persona que sustituye a las mujeres en sus ocupaciones y en el sexo con actos impúdicos. 

Al pasar los años la palabra maricón en  el argot LGBTTTI* no hemos apropiado de ella y no solo es utilizada por gays, también por lesbianas, personas trans y bisexuales en un sentido de emancipación  reivindicativo,  en las mismas poblaciones disidentes sexuales existen muchas categorías coloquiales donde quienes se llevan la peor parte son quienes transgreden las normas , es decir un hombre que se feminiza, o una mujer que se masculiniza: es ahí donde aun hace falta crear mucha conciencia dentro y fuera del argot LGBTTTI+ , esto sin mencionar a las personas trans las cuales se les coloca en una subcategoría aún más debajo de las categorías transgresoras  de las personas Cisgénero .

El machismo en estas poblaciones también hace de las suyas donde quienes tienen el rol de activos se creen superiores a quienes tienen el rol de pasivos, o quienes intercalen ambos roles, se tiene una construcción sociocultural que el gay pasivo debe pagar al Mayate para tener relaciones sexuales por que estos se asumen “heterosexuales” y eso les da un estatus de “superioridad”, aun se replica la creencia que las mujeres trans deben manejar el rol de pasivas, y si manejan el rol de activas dejaran de ser menos mujer, pero esa creencia cambia cuando esas mujeres trans son trabajadoras sexuales donde la gran mayoría de clientes son hombres “heterosexuales” que les gusta ser penetrados por mujeres trans pero eso amigxs es otra historia que luego abordaremos.

 Síganme en Twitter @tv_yazi, en Facebook jazz Bustamante, mi correo jazzamor88@gmail.com.