Opinión

9 lecciones para emprendedores

Tener una buena idea y un pico de oro no es suficiente para sacar adelante un negocio

  • 17/05/2021
  • Escuchar

Hay muchos más factores que intervienen en el éxito. En esta columna te revelaré algunas lecciones que he tenido la bendición de poder platicar con grandes emprendedores mexicanos sobre el emprendimiento.

Concéntrate en averiguar qué quieren los clientes

Ellos son los que, al fin y al cabo, van a comprar tu producto, así que párate a escuchar y observar qué es lo que demandan. En función de sus gustos y peticiones, deberás ajustar tu producto.

Las primeras ventas no suelen venir sin sufrimiento

Vender no es sencillo, especialmente cuando eres nuevo en el sector. Busca algo que te diferencie y ten paciencia. Vas a tener que trabajar duro para hacer tus primeras ventas. Por resumirlo de alguna manera, salvo excepciones, "no pain, no gain".

El precio y el valor no son lo mismo

El precio lo estableces tú, pero el valor no. Los clientes valorarán tu producto, en parte, a través de la comparación con otros productos iguales o similares, así que ahí debes estar tú para saber dar un valor añadido a tu producto y poner un precio acorde.

Ponte en la situación del cliente

La extendida creencia de que para que el empresario gane el cliente debe perder es en cierto modo absurda. Puedes dar un buen producto y ganar una cantidad justa por ello, todo depende de cómo te organices.

El cliente no tiene siempre la razón

Una cosa es ajustarse a lo que el cliente demanda y otra muy diferente doblegarte. Los cliente, a veces, se equivocan y demandan cosas que ni te benefician, ni son viables, así que ten cabeza ala hora de aplicar lo que demandan.

Busca los problemas antes de que ocurran

En una empresa nueva casi todo van a ser problemas, debes estar preparado para eso y tratar de anticiparte a ellos. Si esto es así, cuando vengan, sabrás reaccionar de una forma más rápida y eficaz.

Tomar una decisión difícil es mejor que no tomar ninguna

En muchas ocasiones, la vía fácil es posponer la solución de los inconvenientes para no tener que tomar decisiones difíciles, pero cuidado, esto puede agravar los problemas. Toma decisiones y no esperes a que las cosas se resuelvan solas.

Explicar bien tu producto no es venderlo

Que presentes tu producto, te pongan buena cara y lo alaben no quiere decir que vayas a vender. Para vender, además de gustar hay que convencer, así que no te fíes de lasbuenas caras e insiste, trabaja duro y haz llegar a los demás tu producto.

La gente compra a empresas y personas que les agradan

No descuides el trato hacia los clientes y los empleados. Por muy bueno que sea tu producto, si no tratas bien a los clientes y tus empleados van por ahí quejándose de cómo les tratas, la imagen de tu empresa se verá afectada y, posiblemente, las ventas.

Sin duda, el mundo del emprendimiento es un atractivo círculo en expansión, poblado por cambios, evolución y desarrollo. Pero antes de salir entusiasmados a perseguir gigantes y terminar estrellando nuestras lanzas en las aspas de un molino, es pertinente advertir que en ese terreno también hay errores, riesgos y fracasos.

Emprender es una aventura extraña. Por un lado, he visto ideas maravillosas naufragar por falta de paciencia, por mala administración o por un cálculo deficiente del riesgo. Por otro, he visto cómo ideas raras, a las que no se les veía la menor posibilidad de seguir adelante, llevan años de operación consolidada y creciente.

A simple vista, no parece haber una explicación científica que nos aclare esta divergencia, pero un análisis adecuado, la humildad de seguir aprendiendo, de buscar mentores y aprender de los que ya tienen experiencia puede darnos luz.

Dios los bendiga y mucho Ánimo, lectores.

Mariel Carrillo

FB @MarielCarrillo

IG @marielcarrillo_

TW @MarieelCarrillo

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.