NACIÓN

¿Por qué “El Chapo” no puede tocar a Emma Coronel?

Desde su extradición, la única preocupación del capo criminal, aparte de su salud, ha sido su esposa e hijas.

  • REDACCIÓN
  • 17/07/2019
  • 12:27 hrs
  • Escuchar
¿Por qué “El Chapo” no puede tocar a Emma Coronel?
¿Por qué “El Chapo” no puede tocar a Emma Coronel? (Foto Especial)

Cuando Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, recibió la noticia de que sería condenado a cadena perpetua no reaccionó como lo hizo al ser extraditado, casi en las lágrimas; tampoco como cuando fue declarado culpable, con la cabeza agachada y evitando miradas.

El exlíder del cártel de Sinaloa lo primero que hizo fue buscar la mirada de su esposa, Emma Coronel, a la vez que puso la mano en el pecho en modo de saludo.

Coronel Aispuro salió de la sala y, sin dar declaraciones o pararse a tomarse fotos como lo había hecho durante el juicio, dejó el lugar.


Desde su extradición, la única preocupación del capo criminal, aparte de su salud, ha sido su esposa e hijas.

Sin embargo, todo indica que Guzmán Loera no podrá tener de nuevo contacto físico con Coronel Aispuro.

“Ha sido una situación tremenda (para Emma), sobre todo como madre. Sus hijas son inocentes. No van a tener ningún contacto físico. La verdad es que yo no entiendo algunas decisiones del Gobierno”, dijo Jeffrey Lichtman, abogado de “El Chapo”.

Pero, ¿Por qué “El Chapo” no puede tocar a Emma Coronel, tener contacto físico con sus hijas pequeñas?

Todo indica que es parte de la reclusión extrema que vive Guzmán Loera desde que fue extraditado y que seguirá viviendo cuando sea trasladado a la cárcel de máxima seguridad en Colorado conocida como el “Alcatraz de las rocosas”.

En los más de 900 días de reclusión en Estados Unidos, “El Chapo” solo ha podido recibir visitas de sus abogados, así como de sus hijas gemelas, sin contacto físico alguno.

Cuando comenzó el juicio, el exlider del cártel de Sinaloa solicitó al juez Brian Cogan que pudiera darle un abrazo a Coronel Aispuro en alguna de las audiencias, por razones “humanitarias”, esta solicitud fue rechazada porque supondría un trato diferenciado a favor de “El Chapo”.

Por ello, durante todo el juicio, Guzmán Loera y Emma Coronel solo intercambiaron miradas, saludos y besos al aire.

Ahora que llegue a la cárcel de máxima seguridad, donde grandes capos de la droga y temibles terroristas están recluidos, “El Chapo” podrá recibir visitas, sin embargo, a través de un cristal, por lo que no podrá tener contacto físico con quien lo visite, ya sea sus abogados, su esposa o sus hijas.

El gobierno de Estados Unidos se ha tomado enserio el historial de dos fugas de penales en México por parte de “El Chapo”, aunque sus abogados han asegurado que solo la corrupción mexicana habría permitido ambos escapes.