ESTADOS

Vivir sin agua en pandemia: 5 mil familias sin servicio en Sotavento

Las familias de Hacienda Sotavento necesitan formarse durante cuatro horas para poder tener, al menos, unas cubetas con agua para lo indispensable en casa

  • Ángel Cortés Romero
  • 10/09/2021
  • 22:38 hrs
  • Escuchar
Vivir sin agua en pandemia: 5 mil familias sin servicio en Sotavento
Luego de 12 horas quitaron las restricciones. (Foto: Cortesía)

Enrique Carmona se plantó desde primera hora en la carretera federal Veracruz-Xalapa, a la altura de la Base Aeronaval de Las Bajadas, en el puerto de Veracruz, acompañado de vecinos del fraccionamiento Hacienda Sotavento, quienes viven sin agua en plena pandemia.

Pese al cansancio visible en su rostro por las pocas horas de sueño en las noches de los últimos tres meses, los mismos que el fraccionamiento lleva sin agua, el hombre se mantuvo estático en el bloqueo que los vecinos de Sotavento mantuvieron por más de 10 horas en la carretera.

Enrique espera hasta cuatro horas cada noche para llenar tres galones de 20 litros con los que lleva agua a su casa para que su esposa y sus dos hijas, de 13 y tres años, se laven las manos para protegerse de la covid.

"Es inhumano que te tengan haciendo una cola para poder tener aunque sea una poquita de agua para lavarte las manos, porque ya ni siquiera para echarle al baño", indicó.

En su casa los trastes y la ropa están sucios por la falta de agua; su familia no puede bañarse ni lavarse las manos constantemente. Sin agua el riesgo de contagiarse de covid es mayor todo el tiempo, narró.

La molestia por la falta de agua mantuvo de pie a Enrique, quien gritaba y exigía la presencia de las autoridades al son de sus vecinos que no pararon de escuchar "mentadas de madre" de los automovilistas y que alguna u otra vez discutían con los camioneros atorados en el tráfico.

Las filas de las unidades varadas se extendían a lo largo de ambos carriles de la carretera. Los automovilistas subían sus ventanas para encerrarse con el aire acondicionado, mientras que los camioneros abrían sus puertas y se quitaban las camisas o playeras para aguantar el calor.

La falta de agua en Sotavento es consecuencia de una deuda millonaria con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que Casas GEO, constructora del fraccionamiento, heredó a los vecinos, quienes resistieron parados en la carretera hasta que fueron atendidos por autoridades estatales.

Debido a la deuda, que supera los cuatro millones de pesos, la CFE suspendió el servicio de la electricidad que daba vida a las bombas que surten de agua a todo Sotavento y a dos fraccionamientos más, Bonaterra y Pueblo Nuevo, cuyos habitantes enfrentan el mismo problema.

Aunado a la deuda con CFE, existe otra de 55 millones de pesos con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), razón por la que el ayuntamiento de Veracruz sigue sin municipalizar a Sotavento a más de 10 años de su creación.

"Hay gente enferma de covid, hay gente que necesita el agua para poder seguir viviendo dignamente y no puede ser posible que hoy en día ni el ayuntamiento ni el gobierno federal ni el gobierno estatal nos estén volviendo a ver porque el fraccionamiento no está municipalizado", comentó Enrique.

En los últimos años, se formaron al interior de Sotavento diversas asociaciones civiles que prometieron a los vecinos acabar con la deuda con CFE para evitar la falta de agua a causa de los cortes de electricidad.

Según Enrique, hubo familias que aportaron más de cinco mil pesos cada una para que las asociaciones civiles abonaran a CFE, sin embargo, aseguró que sus representantes no reportaron el dinero o lo dieron por perdido.

"Tenemos más de tres años que se está apoyando a las asociaciones, son como cinco asociaciones a las que se ha estado dando el pago, pero no lo dan como debe de ser ante Comisión", señaló.

Una de las representantes acusadas por los vecinos de Hacienda Sotavento es Glenda Nava, quien en julio de 2021 declaró a La Silla Rota Veracruz que la deuda inicial que Casas GEO les heredó con CFE era de más de ocho millones de pesos.

La mujer afirmó que en 2019 los vecinos se unieron para pagar facturas que sumaban más de un millón de pesos, por lo que la deuda se reestructuró, aunque la CFE continuó con los cortes de la electricidad y dejándolos sin agua.

Debido al presunto engaño que los habitantes de Sotavento sufrieron a manos de representantes de asociaciones civiles, ahora piden que la CFE coloque un módulo en el fraccionamiento al que cada familia pueda acudir a abonar de manera directa a la deuda, sin intermediarios.

RECIBEN PIPAS CON AGUA SUCIA

Poco convencida del bloqueo de la carretera federal Veracruz-Xalapa, por las afectaciones a terceros, María Estela Reyes se sumó a la manifestación de los vecinos del fraccionamiento Hacienda Sotavento.

La adulta mayor denunció que las pipas que el ayuntamiento de Veracruz les manda como apoyo llegan al fraccionamiento con agua sucia que es imposible utilizar para bañarse o lavarse las manos.

"Si los señores Yunes se bañan con esa agua y desayunan con esa agua, comen con esa agua, yo me trago esa agua ¡agua sucia que no sabemos de dónde viene!", reclamó.

De acuerdo con María Estela, las pipas de agua llegan solo a las dos primeras cuadras del fraccionamiento, por lo que, a sus 60 años, tiene que acarrear sus cubetas de agua casi desde la entrada hasta su vivienda.

"Quieren que a esta edad yo vaya a acarrear dos cubos de agua desde tres cuadras atrás, porque las mandan a una casa y mandan a decir que es del PAN, no de los servidores públicos", denunció.

TRAS MÁS DE 10 HORAS BLOQUEO LLEGAN A ACUERDO CON CFE 

Los vecinos de Hacienda Sotavento liberaron el paso en la carretera federal Veracruz-Xalapa poco después de las cinco y media de la tarde, tras firmar un acuerdo con autoridades de CFE, el gobierno del estado y el ayuntamiento de Veracruz.

Según el acuerdo, la CFE otorgará a los habitantes de Sotavento una cuenta bancaria para que sean ellos quienes abonen directamente a la deuda, mientras que el ayuntamiento de Veracruz dará mantenimiento a las bombas de agua pese a que el fraccionamiento no está municipalizado.

El acuerdo fue firmado en las instalaciones de la CFE, ubicada en la prolongación Díaz Mirón del puerto de Veracruz, en una reunión entre las autoridades y una comitiva de siete habitantes del fraccionamiento.

La reunión se llevó a cabo luego de que el delegado de Política Regional, de la Secretaría de Gobierno, Francisco Torres, arribó a la carretera federal Veracruz-Xalapa, a la altura de la Base Aeronaval de Las Bajadas, para dialogar con los afectados. 

Con el acuerdo, Enrique volvió a casa con la esperanza de que la CFE restablezca pronto la electricidad en el fraccionamiento para que las bombas comiencen a surtir de agua a todo Sotavento.

Sin embargo, los vecinos mantienen la advertencia de volver a bloquear la carretera si el acuerdo no se respeta.


am