ESTADOS

Viviendas de interés social: de la ilusión de un patrimonio al fraude inmobiliario en Veracruz

Luego de adquirir su casa, Elizabeth notó que comenzaron los problemas con daños en la infraestructura, grietas en la pared, filtraciones por lluvia

  • Inés Tabal G.
  • 13/02/2020
  • 20:37 hrs
  • Escuchar
Viviendas de interés social: de la ilusión de un patrimonio al fraude inmobiliario en Veracruz

Constructoras en Veracruz incurren en la ilegalidad al no contar con un registro ante la Procuraduría Federal del Consumidor, con engaños y aprovechándose de la necesidad de las personas cometen fraudes.

En el 2019 la Procuraduría Federal del Consumidor (Profecorecibió más de 10 mil quejas por fraudes en el sector inmobiliario solo en el puerto Veracruz

El mayor sueño de Elizabeth del Moral Morales era tener su casa, contar con un patrimonio para heredarle a su hijo, tuvo que esperar casi cuatro años para poder obtener una vivienda con el crédito Infonavit, para eso consiguió un trabajo de tiempo completo en un hotel en la zona norte.

Cuando por fin obtuvo todos los puntos que necesitaba para adquirir una vivienda digna para ella y su hijo, pensó que sus problemas terminarían, pero la realidad fue distinta a lo que se imaginaba.

Después de tan solo dos meses de haber adquirido su casa comenzaron los problemas con daños en el inmueble, grietas en la pared, filtraciones por lluvia y desprendimiento del piso.

"Desde un principio me la entregaron con un cristal roto, las puertas mal hechas y después de dos meses comencé anotar que cuando llovía se filtraba el agua por las ventanas y eso no solo fue con la mía sino también a varios vecinos les paso lo mismo y tiempo después fue que se me desprendió todo el piso de la recámara principal"

Ella por la necesidad y la emoción de tener una casa nueva no notó los detalles que parecían mínimos, pero que ahora le están causando problemas, uno de ellos es el contrato de adhesión que deben tener los proveedores, en este caso la constructora GRAYTO CONSTRUCCIONES S.A. DE C.V. que le vendió la casa no cuenta con ese documento.

El contrato de adhesión es un requisito que deben tener todos los proveedores quienes deseen vender o prestar algún servicio, dicho requerimiento está estipulado en la Ley Federal de Protección al Consumidor en el artículo 65 Bis.

Sean fraccionadores, constructores, promotores y demás personas que intervengan en la asesoría y venta al público de viviendas destinadas a casa habitación estipulado en el Capítulo VIII, artículo 73 de la misma ley.

EL FRAUDE QUE PARECE OLVIDADO

En el 2019 la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió más de 10 mil quejas por fraudes en el sector inmobiliario en el puerto Veracruz

Dichos fraudes se destaparon al caer dos de las principales constructoras, Casas Geo y Homex quienes se vieron en vueltas en un escándalo millonario al no brindar con los servicios básicos de agua, drenaje, público y pavimentación.

Dichas casas se encuentran en ruinas, algunas las abandonaron y los menos afortunados se quedaron padeciendo las carencias que tienen los fraccionamientos.

Pero, después de un año del gran fraude que dejó endeudados a cientos de personas parece que estas construcciones ilegales no han desaparecido, puesto que la población demanda cada vez más lugares para vivir y de esto se aprovechan para vender viviendas en pésimas condiciones con materiales de no muy buena calidad, que con el tiempo van causando daños cuantiosos. 

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) es uno de los órganos creados para brindar créditos hipotecarios para que las personas tengan la posibilidad de adquirir una casa, otra de sus funciones es cerciorarse que las empresas constructoras cumplan con todos los requisitos.

Uno de ellos es que cuenten con un dictamen técnico de calidad y que las casas tengan una vida útil de al menos 30 años, detalle que al parecer no han cumplido debido a que la mayoría de estas constructoras entregan las casas con materiales deficientes. 

Elizabeth fue a poner su queja ante la Profeco y el INFONAVIT pero este último le señaló que no podían hacerse cargo porque ellos solo se hacen responsables de desastres naturales.   

El equipo de La Silla Rota Veracruz trató de contactar con funcionarios del INFONAVIT, pero no fue posible comunicarse con ningún empleado, sin embargo se comprometieron a dar entrevista en las siguientes horas para fijar su postura.

Actualmente en Veracruz existen alrededor de 144 empresas constructoras de las cuales solo 21 cuentan con el registro de adhesión

ygr