ESTADOS

Violeta rechazó la vacuna contra la covid; no le tiene miedo al virus

Autoridades federales y estatales no coinciden en la cifra de adultos mayores que rechazaron la vacuna anticovid; el dato es un enigma en la entidad

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 18/04/2021
  • 21:41 hrs
  • Escuchar
Violeta rechazó la vacuna contra la covid; no le tiene miedo al virus
Violeta afirma que la pandemia genera miedo a vivir y ella no quiere estar sin interactuar con sus seres queridos.

A sus 63 años, Cruz Violeta Manzanilla decidió no vacunarse contra el covid. Ella no confía en la vacuna que distribuye la Secretaría de Salud Federal y que aplica el Gobierno del Estado, por considerarla que se trata de un placebo.

Afirma que la pandemia genera miedo a vivir y ella no quiere estar sin interactuar con sus seres queridos. Comenta que, vía telefónica, sus comadres y conocidas le han confesado que viven deprimidas y “encerradas” por temor al contagio, algo en lo que ella está en desacuerdo.

En Veracruz serían miles los adultos mayores que decidieron no vacunarse, aunque hasta la fecha no hay una estadística oficial al respecto.

La Secretaría del Bienestar reporta que en las grandes ciudades como Xalapa se vacunó hasta 90 por ciento de la población estimada. Por su parte, el Gobernador, Cuitláhuac García, afirma que en algunas zonas rurales menos del 80 por ciento de los adultos mayores de 60 años acudió a vacunarse con la primera dosis.

En conferencia de prensa, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que es posible que circulara información errónea y algunos ciudadanos optaron por rechazar la vacuna. El morenista añadió que la afluencia en los módulos de vacunación de sitios retirados no alcanzó la cifra planeada.

“Hemos visto que el porcentaje de quienes iban a aceptar la vacuna en zonas rurales disminuyó un poco. Habíamos pensado que se iban llegar al 80 por ciento y vimos lugares que no, pensamos que es el temor, quizá alguien circuló localmente algún rumor, con información no cierta y por eso los adultos mayores decidieron no asistir”, externó el lunes 12 de abril.

En contraparte, el delegado de la Secretaría del Bienestar en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, asegura que “tiene otros datos”.

El funcionario argumentó que en módulos de municipios alejados y de algunas ciudades han tenido que reabastecerse de la vacuna para cumplirle a las personas que llegan “alegres” a recibir su dosis.

“Ahora sí que tengo mis datos; la gente está asistiendo a la vacuna. Obviamente las condiciones en las zonas rurales son más adversas y por eso la Brigada Correcaminos debe hacer desplazamientos prolongados y tratamos de llegar al 100 por ciento de los ciudadanos que se quieren vacunar.

“Alguna declaración de otra autoridad la respeto y debe de ser con base a su experiencia, no a la mía”, declaró Huerta Ladrón de Huevara en entrevista sobre este tema, aunque sin ofrecer datos concretos.

CHOQUE DE CIFRAS

De acuerdo con cifras de la Federación, el plan de vacunación para adultos mayores contra el coronavirus no ha tenido el éxito señalado.

Así lo evidencian las cifras oficiales emitidas desde el Gobierno Federal, que fueron contrastadas con la cantidad de población adulta mayor que el propio ejecutivo del Estado presentó.

Por el contrario, Manuel Huerta Ladrón de Guevara asegura que existe confianza de la población y debido a esto del 100 por ciento de los adultos mayores que el INEGI reporta en los municipios, al menos el 70 por ciento asiste a los módulos que le son asignados, lo que califica como “un buen nivel”.

“En centros urbanos como Veracruz, Xalapa, Boca del Río, Córdoba, Poza Rica, en fin, todas las ciudades grandes rebasan el 70 por ciento. Por ejemplo, en Veracruz rebasó el 85 por ciento y en Xalapa el 90 por ciento de la gente que se vacuna”.

No obstante, según los datos del Mapa de Vacunación del Gobierno federal, a pesar de que está en proceso de concluir las inyecciones al segmento de adultos mayores de 60 años y más, existen evidencias de que un amplio número no fue beneficiado.

El Censo de Población y Vivienda 2020, elaborado por el INEGI, reporta que, de los 8 millones 62 mil 579 habitantes en el estado de Veracruz, 14.6 por ciento son adultos mayores. Es decir, la cifra se ubica en alrededor del millón 177 mil 130 mil personas en este rango de edad que deben ser vacunadas en Veracruz.

El dato de las dosis aplicadas continúa siendo un enigma entre las autoridades y un ejemplo claro es el puerto de Veracruz. Datos del propio gobierno morenista detallan que es la ciudad con mayor densidad de población, con la cantidad de adultos mayores vacunados más alta.

De acuerdo con el documento “Programa de Atención a Adultos Mayores a nivel municipal”, elaborado por la Secretaría de Gobierno (SEGOB) y el Consejo Estatal de Población (COESPO), el total de población de 60 años y más en el municipio de Veracruz contabiliza a 73 mil 582 habitantes, “representando 12.06% de la población de adultos mayores, siendo este municipio el primer lugar del estado en cifras absolutas”.

Sin embargo, las cifras estatales sobre la vacunación a mayores de 60 años se contraponen con las que maneja la autoridad federal. Tras concluir los diez días de vacunación en el municipio, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez confirmó que se aplicaron 70 mil 810 dosis, luego de solicitar 8 mil 410 dosis extras; es decir que faltaron 2 mil 772 aplicaciones en ese municipio.

Con corte hasta el 18 de marzo de 2021, la página oficial del gobierno federal reportó que se habían aplicado en el puerto 21 mil 191 dosis de la vacuna, ello al comenzar la jornada para segunda dosis.

“POR IGNORANCIA”

Cruz Violeta reconoce que su negativa a la vacuna puede deberse a la “ignorancia”. Además, ella padece diabetes y asegura que algunos medicamentos pueden generarle condiciones adversas, por eso optó no aprovechar la Jornada Nacional de Vacunación, aunque sus hijos y familiares trataron de convencerla.

“Hay que escuchar tantas cosas de la vacuna y luego no saber si es una vacuna o un placebo; (en Veracruz) a los de cáncer le ponían un placebo y eso se informó. Yo creo que nos están agarrando como conejillos de indias”, señala.

La mujer no se arrepiente de su decisión. Confirma, días después del inicio del plan de vacunación, que no tiene miedo, pues su vida no ha cambiado ni siquiera con el uso de cubrebocas y aunque fue citada por un funcionario para recibir su dosis contra el covid-19 optó por rechazar el ofrecimiento.

“Yo ando tan tranquila, subo y bajo. El cubrebocas lo he usado en los lugares donde tengo que entrar: he viajado, he ido a Cárdenas, Tabasco, a sepelios multitudinarios y aquí estoy”.

Cruz Violeta señala que ni siquiera ha dejado que le sea aplicada la vacuna contra la influenza y al Seguro Social únicamente asiste a recoger sus medicamentos para la diabetes, que le son entregados en tiempo y forma.

“No me interesó, eso fue todo. Para mí un cincuenta es verdad y un cincuenta es mentira para mantener al pueblo subyugado, yo vivo como si no existiera la pandemia. Nunca he visto un enfermo”.

La mujer indicó que hace unos años vivió un episodio grave, pues fue diagnosticada como neumonía, lo que equipara al covid-19.

“Sé que existe, hasta creo que yo lo viví, pero hoy vivo libre de mi mente y no ando con miedo, no tengo miedo y no me preocupa, honestamente”.

Dice, en completa calma, que vivir con coronavirus tiene que ver más con un tema de psicosis colectiva que en verdad interactuar con una enfermedad mortífera e incluso teme más las reacciones adversas que pudieran ocasionar los medicamentos para la diabetes y la sustancia aplicada a través de las vacunas.

“Eso sí como que me influyó un poquito, igual y trae un componente que me traiga un problema por el azúcar que padezco; por eso mismo no me vacuné”.

La ciudadana es originaria de Coatepec, municipio con 485 casos confirmados acumulados y 99 defunciones, así como 97 casos sospechosos a covid-19 con corte al 17 de abril. Critica que los estudios, pruebas y salida al mercado de las diversas vacunas para detener la propagación del coronavirus hayan sido tan rápidos.

“Todavía no está certificado que en verdad sea anticovid. Así dicen, pero para haber sacado por ejemplo la de la rabia fueron años, cómo una vacuna de esta magnitud la sacaron tan rápido”, cuestiona.

“Cómo en menos de un año sacaron millones y millones, tan rápido, cuando otras vacunas fueron años de estudio para ver si servía”.

LUCHAN CONTRA INFODEMIA 

Sin detallar cifras, el delegado de la Secretaría del Bienestar sostuvo que el número de dosis aplicadas deja ver que no existe una negativa a recibir las vacunas a consecuencia de las llamadas “fake news”.

“Existe una confianza de la gente a la vacuna, de que hay mucha alegría de la población a la vacuna y se va ampliando la confianza y el entendimiento”, declaró Huerta Ladrón de Guevara.

En todo caso, el delegado culpó a los periodistas y medios de información de regar “infodemias” de manera dolosa para inhibir la aplicación de los distintos fármacos, como el caso de Astra Zeneca.

Finalmente, desestimó las protestas de los trabajadores de salud que han pedido que no se adelante la vacunación al magisterio y se concluya con quienes están combatiendo en primera línea al virus.

“Hay que ir regresando a la normalidad nueva. Ya es factible regresar a las clases presenciales. Para eso necesitamos que los maestros estén vacunados”, dijo.

ac