ESTADOS

Victoriano y Miguel eran empacadores, ahora piden dinero para comer

Debido a que Victoriano y Miguel representa uno de los sectores más vulnerables a padecer covid, no pueden regresar a su trabajo como empacadores

  • Inés Tabal G.
  • 13/09/2020
  • 20:17 hrs
  • Escuchar
Victoriano y Miguel eran empacadores, ahora piden dinero para comer

Boca del Río, Ver. – "Nos las estamos viendo negras", dice Miguel mientras camina por la avenida Juan Pablo II, pidiendo a los conductores que le regalen una moneda, del otro lado del Campus Mocambo de la UV en Boca del Río está Victoriano, que al igual que su compañero trabajaban como empacadores en un supermercado.  

Tras cinco meses de haberse quedado sin trabajo como empacadores Victoriano y Miguel tienen que salir todos los días a pedir dinero en las calles de Boca del Río, para poder conseguir algo de comer y cubrir sus gastos diarios.

Por ser uno de los sectores de la población con más riesgo a padecer covid-19, muchos de los supermercados tomaron la decisión de suspender indefinidamente los trabajos de empacadores, que en su mayoría eran ocupados por personas de la tercera edad. 


Fue en el mes de marzo que suspendieron labores debido a que recién iniciaba la pandemia por el covid en el estado, ahora las consecuencias de no tener trabajo ya se están viendo reflejadas en las múltiples deudas que tienen que pagar. 

"Hemos tenido que empeñar y vender nuestras cosas, tengo tres recibos de agua caídos que no he podido pagar y además el de la luz", comentó Miguel.

Son alrededor de 10 personas de la tercera edad que se quedaron sin su único ingreso, la mayoría de ellos tienen que salir a pedir la ayuda de las personas en las calles para poder sobrevivir ante la falta de empleo

"Lo único que queremos es trabajar"

Del otro lado sobre el bulevar Adolfo Ruíz Cortines se encuentra Victoriano, al igual que Miguel sostiene una cartulina con la cual piden el apoyo de los ciudadanos.

Él comenta que lo único que quiere es volver a trabajar, ya que no cuenta con ningún apoyo económico que lo pueda ayudar a sobre llevar la contingencia.

 

De la misma manera las deudas que tienen que pagar lo llevaron a tomar la decisión de ponerse en las calles a pedir dinero, de otra manera nunca lo hubiera hechos, afirmó. 

Los dos hombres afirman que en el primer mes la empresa donde trabajaban les dio una despensa para ayudarlos, mientras que el resto ya no recibieron nada, por lo cual optaron por salir.

Desde las ocho de la mañana se ponen en aquel lugar, hasta las dos de la tarde aguantando las inclemencias del tiempo, pero Victorino dice que hoy se irá más temprano ya que sus años no le permiten estar mucho tiempo de pie.

 "Yo ya pasé mi edad, lo que me reste de vida ya es ganancia para mí", afirmó Miguel, ambos aseguran no temer enfermarse, pues dicen no temerle a la muerte.

Veracruz el estado con más adultos mayores

Según estadísticas del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) en el país hay alrededor de 10 millones 055 mil 379 personas con de más de 60 años.

Siendo el estado de Veracruz el tercero con más población de la tercera edad, solo por detrás de la Ciudad de México y Oaxaca.

Mientras que, en todo el país una tercera parte de la población adulta mayor trabaja para el mercado laboral, con marcadas diferencias entre mujeres y hombres, 19.4 por ciento de ellas y 50.8 de ellos.

Las principales ocupaciones de las personas adultas comprenden en el comercio, en servicios personales, industria, artesanía y ayudantía, así como en el área agropecuaria.

Quienes realizan actividades económicas lo hacen con mayor frecuencia en jornadas de 35 a 48 horas semanales, según datos el documento de la Situación de las personas adultas mayores en México.

En el 2018 la a Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), estimó que 2.5 millones de personas mayores de 65 años no reciben ningún tipo de pensión.

Por lo cual se ven en la necesidad de trabajar para tener un ingreso, al igual que Victoriano y Miguel quienes salen todos los días exponiendo sus vidas, ya que aseguran no contar con ningún tipo de pensión o ayuda del gobierno.

ygr