ESTADOS

Veracruz encarará crisis con deuda y cobros de impuestos a morosos

La reducción en los ingresos de la federación tendrá un impacto en las finanzas de Veracruz, es necesario un plan urgente para reactivar la economía

  • ISABEL ORTEGA
  • 07/09/2020
  • 22:05 hrs
  • Escuchar
Veracruz encarará crisis con deuda y cobros de impuestos a morosos

Xalapa, Ver. - Contratación de deuda pública, incremento en la recaudación por impuestos y derechos, así como reducción de la burocracia son las opciones económicas para el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez en el año 2021. Economistas prevén un recorte de hasta 4 mil millones de pesos al total de los ingresos

El secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan), José Luis Lima Franco, mencionó que se proyecta un recorte a los ingresos del próximo año de 2 mil millones de pesos, a consecuencia de la baja recaudación y la caída del precio del petróleo, por lo que -mencionó- el presupuesto 2021 será “reservado”, pues podrían ingresar a las arcas estatales menos de 129 mil millones, que se gastan este año.

La ley establece que el presupuesto anual debe ser progresivo -ir en aumento-, por lo que la Sefiplan buscará aumentar sus ingresos, para ello, es probable que se inicie una “cacería” contra empresarios y contribuyentes morosos, plantearon los economistas Hilario Barcelata Chávez y Rafael Vela Martínez.

El “hueco económico” obligará a priorizar los gastos. Se debe mantener la operación de servicios médicos, de seguridad, educación y el pago de nómina de la burocracia y a pensionados para evitar un problema político o un conflicto social, como ocurrió en el último año de la administración de Javier Duarte. 

Pandemia impactó en los ingresos de Veracruz 

La parálisis económica que generó la pandemia por el virus Sars CoV-2, por el cierre de comercios, afectó los ingresos de este 2020. El segundo informe trimestral de la Secretaría de Finanzas, que detalla los ingresos y gastos de enero a junio, reporta que en el primer semestre del año cayó en 85 millones la recaudación de impuestos: se habían programado 5 mil 431 millones y se cobraron 5 mil 346 millones.

En cuanto a los derechos, la reducción fue en 34 millones. Pasó de mil 711 millones a mil 677 la entrada de recursos a Finanzas. La proyección de ingresos por productos también bajó en 7 millones, de 280 millones programados como ingresos, solo se cobraron 272 millones.

Según la más reciente declaración del titular de Finanzas y Planeación (Sefiplan), José Luis Lima, el recorte del presupuesto al cierre del año se calcula en mil millones de pesos, y ese efecto se mantendrá el año próximo, cuando se podrían dejar de recibir al menos 2 mil millones más.

Ingresos caerán en cerca de 4 mil mdp

Al hablar de las proyecciones económicas del año próximo, el economista Hilario Barcelata, calculó que la reducción de los ingresos del gobierno de Morena podría llegar a los 4 mil millones de pesos.

La baja, expuso, no sólo se dará en las participaciones federales, también en la asignación de convenios y en el reparto de fondos federales como el del ramo 33, pues su distribución se calcula en base a los ingresos de la hacienda federal, así como en los ingresos propios ante el cierre de empresas y la reducción de la plantilla laboral, y la escasa actividad turística.

“Y esto obliga al gobierno de Veracruz a ajustar su presupuesto, considerando la caída que van a tener los ingresos federales. El titular de Finanzas habla de un 3 por ciento, pero yo creo que será mayor”, explicó a La Silla Rota Veracruz.

Ante esa reducción el gobierno tiene como opciones el poder contratar más deuda pública para garantizar los compromisos financieros contraídos y la operación de las dependencias y poderes públicos.

También se tendrá que revisar el gasto de operación en dependencias del Estado, es probable, que se tendrá que dar un nuevo recorte a salarios y compensaciones de altos funcionarios; así como disminuir la plantilla laboral; y mejorar la recaudación a través de impuestos, derechos y aprovechamientos.

“La baja recaudación nos va a dar una combinación dañina para el financiamiento del gasto público de los estados y el municipio”, explicó el académico.

Recientemente el gobernador Cuitláhuac García Jiménez anunció la fusión de dos áreas de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) con la intención de reducir gastos operativos, esa medida va a tener un impacto en el número de empleados, explicó Barcelata.

El economista comentó que como la ley determina que ningún presupuesto debe ser menor al del año anterior, por lo que la Sefiplan tendrá que compensar el déficit con nuevos cobros o ingresar más dinero a las arcas estatales.

Urge plan emergente

Rafael Vela Martínez, economista de la Universidad Veracruzana (UV) coincidió que el panorama económico después de la pandemia no es alentador, por lo que consideró que es “urgente” se implemente un plan emergente de regiones metropolitanas en Veracruz.

El académico explicó que con los 80 mil créditos que entregó el gobierno federal, solo se atendió el 17 por ciento del total de las Pymes.

Es por lo que, dijo, para reactivar la economía se requiere: apoyar con créditos a los empresarios, la tasa de interés debe ser menor al seis por ciento.

Se deben reconstruir las cadenas de distribución en las centrales de abasto. Actualmente se dispararon los costos de productos del campo hasta en un 23 por ciento, debido a que no hay quien transporte la cosecha a las ciudades, la pandemia provocó la muerte de quienes se ocupaban de ese trabajo.

También, los cabildos deben regular la operación de los mercados municipales para que los productores puedan llegar hasta las ciudades a vender sus productos sin intermediarios, “se debe acabar con las mafias”; y hay que reconstruir caminos y brechas para sacar las cosechas.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debe regular precios en el mercado, pues todo se está vendiendo a sobreprecio lo que daña el poder adquisitivo de los veracruzanos; y se debe promover puntos turísticos de la entidad para reactivar la economía.

Programas sociales se deben evaluar

La entrega de becas y beneficios económicos a varios sectores de la población se tendrá que reevaluar, ante la carga financiera que implican y debido a que el impacto de algunos de ellos no es creíble, incluso, los datos del gobierno federal de los resultados de los primeros dos años de la administración de Morena, resultan una falacia.

Se debe mantener el programa de 70 y más, sin embargo, hay que reevaluar el de Sembrando Vida, y las becas sólo se deben entregar a alumnos de excelencia, “en su informe el presidente anunció una cifra de millones de árboles, para lograr esa meta se tenían que haber sembrado un millón 800 mil árboles cada día, lo que es casi imposible”.

El académico valoró irresponsable pedir que se desaparezcan los programas sociales, pues para muchas personas representan su único ingreso, pero se debe buscar mantener aquellos que logren un impacto positivo a la economía y a la población.

ygr