ESTADOS

Vendedores del zócalo de Veracruz sufren ausencia de turismo por covid

En 25 años trabajando como comerciante en el zócalo, Ada jamás vivió una crisis tan fuerte, la cual le hizo vender sus pertenecías personales para sobrevivir

  • Inés Tabal G.
  • 10/11/2020
  • 19:34 hrs
  • Escuchar
Vendedores del zócalo de Veracruz sufren ausencia de turismo por covid
Vendedores del zócalo de Veracruz han sufrido los estragos económicos causados por la pandemia de Covid-19

Hace dos meses Ada volvió a abrir su negocio de puros a un lado del zócalo, en el Centro Histórico de Veracruz. Para reanudar actividades tuvo que vender sus pertenencias y para tener dinero para sobrevivir el resto de la cuarentena.

Fueron seis meses en el que los comercios que se ubican al lado de Los Portales estuvieron cerrados por orden del Ayuntamiento, para poder controlar la propagación del covid, una gran parte de ellos no regresaron con la reanudación de actividades, dice Ada.

"Muchos quedaron en quiebra (...), hay uno aquí que ya no viene, el otro de allá tampoco y una chicharronera que era mi amiga tampoco", lamentó Ada.

Son 25 años en los que lleva vendiendo en aquel sitio y admite que desde entonces no había pasado nunca por una situación similar, en la que se quedó sin ventas por tanto tiempo.

Aún recuerda los primeros años en los que recién abrió su local, la llegada de turistas en aquel tiempo era más notoria y constante, ahora -dice- bajó considerablemente, mientras que la pandemia los vino a hundir más.

Confiesa que los primeros días de cuarentena sobrevivió con los pocos ahorros que tenía de las ventas anteriores, pero conforme iban alargando cada vez más el paro de actividades, el poco dinero que tenía también se le fue terminando.

Por causa de eso tuvo que poner un bazar en su casa, donde vendió sus artículos personales, como zapatos y algo de ropa, cuando podía regresaba al centro a vender algo de mercancía de forma esporádica y cuidando que el personal de comercio del Ayuntamiento no la viera.

“Comencé a vender en un bazar, vendí todos mis zapatos (…), me quedé sin zapatos y mis hermanas me mandaban poquito”, comentó Ada.

Perdió mercancía por cierre del zócalo

Debido a que no logró vender toda su mercancía y al tiempo que estuvo sin laborar, el resto del producto se le echo a perder, por lo cual perdió casi la mayoría de sus ganancias, para retomar actividades comenzó desde cero, invirtiendo más de 5 mil pesos para volver a abrir. 

Junto con su hija invirtieron los pocos ahorros que tenían, pero asegura que sigue sin recuperar la venta que hasta antes de la pandemia tenía.

Pero el panorama para los vendedores sigue sin ser el mejor, ya que temen a que vuelvan a cerrar los espacios públicos, por un segundo brote de covid, como en otros estados del país hicieron.

Ante este nuevo reto asegura no estar preparada, ya que perderían de nueva cuenta lo que invirtió en este regreso.

Sin apoyo ni turistas sobreviven comerciantes de Los Portales

A pesar de que el Gobierno del Estado apoyó a prestadores de servicios turísticos con mil pesos para sobrellevar la crisis del covid, Ada fue una de muchas personas que no recibieron ningún tipo de ayuda, por lo cual tuvieron que salir adelante por sus propios medios. 

Así como Ada muchos de los comerciantes, artistas y demás personas que tenían como principal ingreso la venta y eventos en la explanada del zócalo, aseguran que la falta de promoción y de publicidad hizo que el turismo decayera, incluso antes de que el covid llegara al estado.

Mientras que la pandemia vino a darle el toque final para que disminuyera aún más la llegada de personas del extranjero, las cuales son una importante fuente económica para los comercios de la zona.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el país registró una caída de 66.6 por ciento de la llegada del turismo internacional, esto durante el mes de julio, cuando recién comenzaba la pandemia del covid.

En tanto que, en el 2019 había registrado un total de 4. 2 millones, el 2020 alcanzó solo 1.39 millones de turistas

Esto afectó a los comercios como el de Ada, quienes además del cierre del zócalo tienen que seguir afrontando la llegada de pocos visitantes al puerto.