ESTADOS

Tito Delfín y Joaquín Guzmán: la disputa por el PAN en Veracruz

El exalcalde de Tierra Blanca competirá contra su compadre, actual presidente del Comité Directivo Estatal (CDE)

  • Ángel Cortés Romero
  • 13/09/2021
  • 22:36 hrs
  • Escuchar
Tito Delfín y Joaquín Guzmán: la disputa por el PAN en Veracruz
Joaquín Guzmán Avilés es militante de Acción desde el 2000. (Fotos: Redes)

Las tribus al interior del Partido Acción Nacional (PAN) ya definieron su apoyo en favor de dos candidatos: Joaquín Guzmán Avilés, que buscará reelegirse por tres años más; y su compañero en la dirigencia, Tito Delfín Cano, actual secretario del comité directivo estatal.

De acuerdo con fuentes consultadas por La Silla Rota Veracruz, la familia Yunes apoyará a Tito Delfín Cano para que compita por la dirigencia del partido contra el actual presidente del CDE; en tanto, JoaquínEl ChapoGuzmán Avilés, se mantendría con el grupo de los Rementería.

Nuevamente las mujeres panistas quedarían fuera de la contienda interna, pese a que en meses anteriores sonaban los nombres de la exdiputada federal Mariana Dunyaska García Rojas y la alcaldesa de Córdoba, Leticia López Landeros.

La estrategia yunista en busca de la dirigencia estatal del PAN se afianza luego de una primera reunión el cuatro de julio entre Miguel Ángel Yunes Márquez y el actual secretario general del partido, Tito Delfín Cano, quien es el segundo hombre con mayor poder dentro de la estructura del Comité Directivo Estatal.

Guzmán Avilés apuesta por la permanencia en el puesto ejerciendo su derecho a la reelección, a la que llega después de resultados electorales adversos tanto en los comicios por las alcaldías como en el congreso del estado.

INICIA LA COMPETENCIA INTERNA

La sesión que consejeros estatales sostuvieron el pasado 12 de septiembre para nombrar una comisión que organice las elecciones internas del PAN antes del 31 de diciembre marca el inicio de la competencia entre Tito Delfín y su compadre Joaquín Guzmán.

Tito Delfín tiene el respaldo del diputado plurinominal Enrique Cambranis y el excandidato a la alcaldía de Tuxpan, José de Jesús Mancha Alarcón, con quienes Yunes Márquez dijo tener "muchas coincidencias" de cara a la renovación de la dirigencia estatal panista.

En la reunión también estuvieron presentes el diputado plurinominal Enrique Cambranis y el excandidato a la alcaldía de Tuxpan, José de Jesús Mancha Alarcón, con quienes Yunes Márquez dijo tener “muchas coincidencias” de cara a la renovación de la dirigencia estatal panista.

A Joaquín Guzmán Avilés se sumarían el senador Julen Rementería del Puerto y su hijo, el actual diputado local Bingen Rementería Molina, así como el exdiputado federal Vicente Serralde y Germán Yescas Aguilar, y la diputada federal Alma Rosa Hernández.

Según los estatutos del PAN, la elección interna para la renovación del CDE se debe celebrar antes del 31 de diciembre, al igual que en el resto de las entidades federativas y como se hará en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) el 24 de octubre.

Quienes aspiren a la dirigencia estatal deben ser personas que cumplan con tres años de militancia y se identifiquen con los ideales del partido.

¿QUIÉN ES TITO DELFÍN?

Tito Delfín Cano es el actual secretario general de Acción Nacional en Veracruz, quien sería el “ungido” por el grupo del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares para enfrentarse a su compadre Joaquín Guzmán Avilés por la dirigencia del partido.

Originario de la comunidad de Las Charcas, del municipio de Tierra Blanca, Tito Delfín, médico de profesión, es conocido como operador político del PAN en la Cuenca del Papaloapan.

Sus recorridos por esa región lo llevaron a formar parte de la Jurisdicción Sanitaria Número 9 en Cosamaloapan y, más tarde, a ser presidente municipal de José Azueta de 2005 a 2007.

También fue alcalde de su natal Tierra Blanca en el período 2011-2013, durante el sexenio de Javier Duarte, y posteriormente llegó al congreso de Veracruz como suplente de Hipólito Deschamps, quien dejó su curul en 2018 para tomar la alcaldía de Medellín de Bravo.

Al igual que el actual diputado local Enrique Cambranis, Tito Delfín gozaba de una posición privilegiada en la estructura estatal del PAN hasta antes del dominio del grupo político de Miguel Ángel Yunes Linares.

Tito Delfín comenzó a perder control en la selección de candidaturas cuando José Mancha llegó a la dirigencia estatal del PAN e impulsó la candidatura de Yunes Linares a la gubernatura en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Su último reducto se encontraba en el municipio de Medellín de Bravo, en donde en las más recientes elecciones quiso imponer a su hija Alicia Delfín como candidata a síndica única del ayuntamiento.

Aunque en los últimos años tanto Enrique Cambranis como Tito Delfín fueron parte de una corriente panista distinta a lo de los Yunes, ahora formarían una alianza para derrotar a “El Chapito”.

Sobre la reunión que panistas adeptos a los Yunes convocaron para formar una comisión organizadora de la elección interna, Tito Delfín declaró a La Silla Rota Veracruz que sesionaron con libertad, pero que será el CEN quien determine el futuro del partido del estado.

“Después de esos órganos estatales existen órganos nacionales, son los que tienen que definir la validez de todo acto en los estados, entonces yo no podría decir que no es válido este asunto”, dijo.

Pese a que su nombre suena como uno de los panistas que buscará la dirigencia, prefirió no destapar ni descartar a ningún aspirante, hasta que el partido emita la convocatoria para las elecciones internas.

- ¿Considera que ayer hubo un aventajamiento de los panistas, la mayoría adeptos a la familia de los Yunes?

“El PAN no es de Yunes, el PAN no es de Joaquín Guzmán, el PAN no es Tito Delfín Cano, el PAN no es de Enrique Cambranis, el PAN no es de nadie, es de las y los ciudadanos, los panistas llegan a Acción Nacional en un tema de libertad. Hoy el panista jala hacia un lado, mañana jala hacia otro”, señaló.

JOAQUÍN GUZMÁN BUSCARÁ REELECCIÓN

Tal como ocurrió en 2018, el proceso de Acción Nacional se podría polarizar, pues los Yunes, comandados por el excandidato a gobernador Miguel Ángel, buscan retomar la dirigencia, luego de que en el 2019 se las arrebatara Joaquín Guzmán Avilés y sus aliados.

El hoy dirigente es compadre de Miguel Ángel Yunes Linares, formó parte de su gabinete en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario; su paso por dicha dependencia le generó observaciones del Órgano de Fiscalización (Orfis) por el manejo de los recursos públicos del 2017 y 2018, por las que existen tres pendientes de investigación.

Según el Informe de seguimiento, que se entregó a los diputados locales este mes de septiembre, se abrieron los expedientes: CGE/OIC-SEDARPA/INV/015/2020, CGE/OIC-SEDARPA/INV/015/2020 y CGE/OIC-SEDARPA/INV/023/2020, por observaciones al manejo de la dependencia estatal, el Fideicomiso FIDREVER; y el FIVERFAP, por el manejo de 35 millones de pesos.

Por temas pendientes de solventar, el grupo de los Yunes, acusó que Guzmán Avilés pactó con Morena, por eso permitió la postulación de cuadros perdedores y cedió al PRI los municipios más importantes -como Xalapa- en donde el candidato del tricolor, David Velazco, no tenía fuerza para hacer ganar la alianza Veracruz Va.

Joaquín Guzmán Avilés es militante de Acción desde el 2000, tras renunciar al partido Revolucionario Institucional. Ha gobernado el municipio de Tantoyuca en tres periodos (2011-2013), en (2005-2007) y en el (2000-2003). 

También logró la diputación local en la sexagésima legislatura (2007-2010). Después de su tercer periodo en la alcaldía, repitió curul en el Congreso Local (2013-2016). El control político de Guzmán Avilés ha permitido que sus hermanos, Jesús, Amado y María del Rosario hayan obtenido candidaturas a la alcaldía, el Senado, diputaciones locales y federales.

LA RUPTURA CON LOS YUNES

Al cierre de la administración de Yunes Linares (en 2018) se mencionó que sería Joaquín Guzmán quien sucedería a José de Jesús Mancha Alarcón, sin embargo, el primer panista de Veracruz decidió impulsar la reelección del entonces dirigente, dejando de lado a su excolaborador y compadre.

En noviembre del 2018 se dio la elección interna que estuvo plagada de irregularidades, como la compra y coacción al voto, así como la manipulación del padrón y de las urnas que se instalaron en la entidad.

Por ese hecho, el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEV) anuló los resultados de la elección y ordenó una nueva contienda interna. En ese momento algunos panistas, que antes apoyaban a los Yunes, decidieron apoyar a Guzmán Avilés, con lo que ganó la dirigencia.

Panistas del grupo de Julen Rementería del Puerto y Víctor Serralde se sumaron a Guzmán Avilés, lo que inclinó la balanza a su favor, dejando sólo a Mancha Alarcón, quien perdió en la elección extraordinaria.

El 20 de agosto el Comité Ejecutivo Nacional emitió la convocatoria para la renovación de la dirigencia nacional, se programó para el 24 de octubre, por lo que en Veracruz se urgió a emitir los lineamientos locales, y este fin de semana se convocó a una reunión a nivel local.

El artículo 49 del reglamento del PAN detalla que La preparación del proceso de renovación de la dirigencia, inicia con la instalación de la Comisión Estatal Organizadora para la elección del Comité Directivo Estatal y concluye con la declaratoria de procedencia de registro de las planillas de candidatos.

El pasado domingo 12 de septiembre, un grupo menor determinó nombrar a Luis Antonio Hernández Díaz, Eunice Reyes Ruiseco, Mezrahim Castelán, Enrique Ramírez y Ethel González López, como integrantes de la comisión organizadora.

Ellos, según los estatutos, serían los responsables de emitir la convocatoria, en coordinación con el Comité Directivo Estatal, por lo menos con sesenta días de anticipación a la fecha prevista para el desarrollo de la jornada electoral, previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional.

Para competir en la interna se tendrá que dar el registro por planilla, integrada por los aspirantes a presidente y secretario general del Comité Directivo Estatal, así como por siete militantes con una antigüedad mínima de cinco años al día de la jornada electoral.

Su petición se debe acompañar con las firmas autógrafas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los militantes. Para que la convocatoria de la elección de integrantes de la comisión de organización tenga validez, es necesario que el llamado para la reunión lo realice la dirigencia.

Horas después de la reunión del domingo, Guzmán Avilés aclaró que la convocatoria no la había emitido la dirigencia por lo que quedaba sin efecto los acuerdos tomados.


am