ESTADOS

Sin vacuna anticovid, Paula salva bebés de la ceguera

Paula Morelos es de las pocas oftalmólogas pediatras en Veracruz y brinda ayuda en hospitales públicos; aun así, le negaron la vacuna anticovid

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 09/05/2021
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Sin vacuna anticovid, Paula salva bebés de la ceguera

XALAPA, VER. - Los bebés nacidos antes de los 9 meses de gestación pueden desarrollar retinopatía del prematuro, enfermedad que ocasiona desprendimiento de retina y ceguera en las primeras semanas de vida si no se detecta a tiempo.

En Veracruz hay pocos especialistas que puedan tratar este problema de salud y generalmente los niños que lo padecen son trasladados a la Ciudad de México, lo que se hizo imposible con la pandemia de covid-19.

Por esta razón, la oftalmóloga con subespecialidad en oftalmología pediátrica y estrabismo, Paula Morelos Herrera, comenzó a dar consulta en los principales hospitales públicos de la capital del Estado.

Incluso ayuda en aquellos nosocomios que atienden a enfermos con covid-19, tal es el caso de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Centro de Alta Especialidad (CAE) de Xalapa, en el Hospital Civil y el IMSS

“No hay personal capacitado que lo haga. Por la pandemia no pueden enviar a los bebés a México”, expresó durante la marcha en reclamo de la vacuna anticovid para todo el personal médico.

Sin importar que Paula ayuda a los recién nacidos “de todo corazón”, la Secretaría de Salud de Veracruz rechazó inmunizarla debido a que, con su esposo tiene una clínica privada.

“Tengo mucha decepción y mucha tristeza por esto. De hecho, yo ya me vacuné, pero fue gracias al Tec de Monterrey, al Hospital Zambrano y a la iniciativa privada, pero es un Derecho Humano que me debieron haber cubierto aquí”, considera.

MARCHAN POR UNA VACUNA

Paula y su esposo Mauricio Zedillo, quien también es oftalmólogo, tuvieron a Mauricio, un pequeño que este domingo animó a los asistentes a una nueva marcha en reclamo por la vacuna para el gremio.

“Queremos vacuna, queremos vacuna”, gritaba el niño, alentando a los médicos y trabajadores que se congregaron en el Centro Estatal de Cancerología (CECAN) y partieron rumbo a la plaza Sebastián Lerdo de Tejada.

Paula comenta que a la fecha ya está vacunada, pero tuvo que asistir al Hospital Zambrano de Monterrey para recibir una dosis.

“Ahí me incluyeron como voluntaria para un protocolo de investigación y de esa manera fui inmunizada”, agregó. 

Explico que durante la contingencia se hizo evidente la falta del personal para atender a los bebés, por ello acude regularmente a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del CAE para ayudar.

“Desde que comenzó la pandemia es Hospital covid y yo he seguido yendo a atender a los bebés y me negaron la vacuna; también he ido al Hospital Civil, al IMSS, porque no hay personal capacitado que lo haga"

“Por la pandemia no pueden enviar a los bebés a México, de los pocos oftalmólogos que hay en la ciudad que lo pueden hacer soy yo”, explicó durante el recorrido.

ANTEPONE SU VOCACIÓN 

Desde el 2013 Paula terminó su segunda subespecialidad y coincide en la importancia de que el Gobierno tenga personal capacitado en todas las áreas.

Afirma que los empleados del sector Salud público y privado que siguen expuestos al virus padecen un tipo de discriminación que va en contra de lo estipulado por la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED).

“La CONAMED indica que el lugar en donde laboras te debe proporcionar las medidas para realizar tu trabajo con seguridad; a pesar de que esto debe ser así no se me ha proporcionado la vacuna; disfruto mi trabajo y estoy con los pacientes."

“Es una tristeza y decepción muy grande de que a pesar de yo apoyarlos me nieguen la vacuna solamente por ser médico privado, eso es un motivo de discriminación”, insiste.

Expone que muchos especialistas tienen el mismo problema, ya que los síntomas del covid son variados y los enfermos pueden poner en riesgo a expertos en distintas partes del cuerpo humano, la mayoría no incluido “en la primera línea”

“En el Hospital Ángeles dicen lo mismo, por ejemplo, a los otorrinos, quienes reciben a pacientes con síntomas de covid como tos, gripa, infecciones respiratorias, pero por ser privados no los quieren vacunar."

“Ahora en tiempos de pandemia muchos hospitales cerraron la consulta externa y la población general se quedó sin hospitales a dónde acudir y están siendo tratados por el medio privado”.

Junto con su pareja, ella labora en una clínica oftalmológica y advierte que otro síntoma no tan conocido ocasionado por el virus SARS-CoV-2 puede ser la conjuntivitis, de ahí que también estuvieron en riesgo latente de contagiarse.

“Nos ha tocado ver algunos pacientes con posible covid y al explorar a los pacientes estamos muy cerca de ellos y en riesgo. Aunque médicos privados apoyamos al sector público y estamos expuestos, seguimos esperando un trato igual”.

En cuanto a retinopatía del prematuro advierte sobre el riesgo que implica la enfermedad, sobre todo cuando no hay quien pueda tratarla.

Y es que se recomienda que los bebés que nacen antes de los 9 meses acudan a una valoración oftalmológica, pues algunos pueden presentar desprendimiento de retina en los primeros 3 meses de edad si no se detecta el problema a tiempo.

La evaluación médica para esta enfermedad debe hacerse entre la cuarta y la sexta semana de nacimiento y cobra mayor relevancia debido a que no se presentan manifestaciones de alguna afectación visual ni molestias.

Gracias a la detección oportuna y la aplicación de tratamientos especiales se puede detener el progreso de la enfermedad.

ADVIERTEN POR MÁS MANIFESTACIONES 

Durante la marcha, personal médico en Veracruz advirtió que continuarán movilizándose hasta que todos los integrantes del sector, tanto de consultorios privados como los del sector público, reciban una vacuna.

El presidente de la Sociedad de Pediatría de Xalapa, Daniel Alejandro Chan Vázquez, dijo que tanto en hospitales estatales, así como en nosocomios del IMSS y el ISSSTE, hay médicos expuestos al virus.

“Marchamos no sólo por aquellos que trabajan en un hospital grande sino a aquellos que trabajan en una farmacia o que trabajan con sus propios medios en consultorios o en sus casas.

“Estamos por ellos, aunque muchos de nosotros ya estamos vacunados, sin embargo, aunque faltara uno por ellos estamos acá, es una causa justificada”, refirió el vocero de los inconformes.

Añadió que la pandemia sigue cobrando víctimas y los ciudadanos continúan contagiándose, puesto que no se ha erradicado el problema.

“Todavía en nuestros hospitales hay gente con infección y no debemos bajar la guardia, pedimos que seamos vacunados todos y lo vamos a seguir haciendo hasta que se cumpla”, finalizó.

am