ESTADOS

Salud deja sin hemodiálisis a pacientes en Veracruz

pacientes que requieren hemodiálisis en Veracruz se quedaron sin su tratamiento debido a que la Secretaría de Salud contrató a una empresa poblana

  • REDACCIÓN
  • 06/08/2019
  • 21:45 hrs
  • Escuchar
Salud deja sin hemodiálisis a pacientes en Veracruz

Veracruz, Ver.- Desde hace 20 días, pacientes que requieren hemodiálisis en Veracruz se quedaron sin su tratamiento debido a que la Secretaría de Salud contrató a Gifyt SA de CV, filial de Esterinova de Puebla, una empresa poblana para otorgar ese servicio, a pesar de que anteriormente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) había ya reportado problemas con el servicio y decidió rescindir el contrato.

Esto fue señalado por el representante de Reactivos y Químicos, S.A de C.V., Alejandro Cossío, a cuya empresa le fue retirado el contrato desde el pasado 15 de julio, para darle paso a una empresa que desde su punto de vista no tiene la capacidad para atender a los pacientes en el estado.

Dijo que derivado de ello, pacientes del Puerto de Veracruz, Coatzacoalcos, Xalapa, Poza Rica, Tierra Blanca y Yanga, se quedaron sin los tratamientos que en muchos casos los mantienen con vida, pues la empresa no ha sido capaz de montar los equipos para brindar el servicio.

“No ha podido esta empresa montar los equipos, no ha podido poner las plantas de tratamiento de agua y han estado en peligro más de 200 pacientes en el estado de Veracruz"

El empresario señaló que en el caso de Xalapa el Centro de Alta Especialidad (CAE) “Doctor Rafael Lucio” y el Hospital Civil “Luis F. Nachón” se quedaron sin el servicio.

En la misma situación se encuentra el Hospital de Coatzacoalcos y el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, además de Poza Rica en donde hay 35 pacientes que requieren hemodiálisis, en Tierra Blanca que tiene a 50 y en Yanga 20 pacientes.

Dijo que desde hace 20 días, los pacientes de municipios lejanos son trasladados en camión al Puerto de Veracruz, en donde se ha tenido que subrogar el servicio a clínicas particulares.

Además, agregó que las deficiencias de la empresa eran conocidas por la Secretaría de Salud, a cargo de Roberto Ramos Alor, ya que el IMSS retiró el contrato a esta empresa por incumplir con el servicio; sin embargo, en la licitación pública nacional 130T00000-013-19 se determinó otorgar el contrato por 109 millones de pesos, debido a que la empresa cobraba 90 pesos menos que la anterior, cuyos servicios eran mil 260 pesos por cada sesión de hemodiálisis.

Ante esto, Alejandro Cossío indicó que presentó un recurso de inconformidad ante la Contraloría General del Estado, que hasta no ha dado repuesta.