ESTADOS

Reportera narra acoso de actores políticos

La trabajadora de los medios de comunicación, no ha logrado el respaldo esperado de los directivos del medio en el que trabaja

  • ISABEL ORTEGA
  • 14/02/2020
  • 21:12 hrs
  • Escuchar
Reportera narra acoso de actores políticos

Lupita, con siete años como periodista, ha sido víctima de acoso y hostigamiento de parte de personajes que, sintiéndose protegidos por la figura de un actor político, buscaban una relación “sentimental” con ella, consientes que es casada.

La trabajadora de los medios de comunicación, que frecuentemente es portavoz de denuncias ciudadanas, no ha logrado el respaldo esperado de los directivos del medio en el que trabaja, pues apenas hace un año se empezó a promover la igualdad de género y protocolos contra el acoso.

La entrevistada, quien pidió resguardar su identidad, confirmó que evitó notificar a su jefe directo, pues no tenía la confianza para explicar la situación por la que atravesaba, “y seguramente me iba a decir que lo mandara a la fregada”.

En 2013, tras egresar de la carrera de comunicación -la segunda en su formación profesional- encontró trabajo en un medio de comunicación estatal. Su labor diaria es llevar notas informativas de diversas fuentes, por lo que debe tener contacto con gente cercana a líderes, funcionarios y diputados locales para cumplir con la orden de información del día.

A lo largo de los siete años ha sido reasignada a diversas fuentes informativas, en algún momento cubrió el sector campesino. Ahí conoció a un enlace que de manera frecuente la invitó a salir, su insistencia la obligó a eliminarlo y bloquearlo en redes sociales como WhatsApp.

En reiteradas ocasiones le explicó que estaba casada y que no estaba interesada en salir con alguien más, sin embargo, el joven no cesó de buscar una cita, a pesar de que le dejó en claro que la única “relación” posible era laboral.

“Trabaja en una asociación cafetalera, tenía mi contacto telefónico porque era el vínculo con el representante. Me empezó a mandar mensajes y me decía que quería salir conmigo, que estaba muy bonita y que le gustaba. Hasta que lo tuve que bloquear”

Recientemente, contó, una persona asignada a la seguridad personal de un diputado le hizo plática y le pidió su teléfono, aunque nunca logró su contacto, de manera frecuente la abordaba en las instalaciones del Congreso.

Al inicio de la actual legislatura cuando se dio el cambio de diputados, llegaron nuevos elementos de seguridad, uno de ellos se le acercaba de manera frecuente para hacerle plática y comentar la entrevista de su jefe.

“Hay un diputado al que entrevistamos frecuentemente y una de las personas de su seguridad se me empezó a acercar, me empezó a invitar a salir, a ir a desayunar o comer, y yo siempre le decía que no, pero era muy insistente. Yo lo saludaba en atención”

En una ocasión se lo encontró en una plaza comercial, a pesar de que estaba acompañada de su esposo, el elemento de seguridad se le acercó para hacerle plática.

Ante el acoso, que se prolongó por más de cinco meses, lo amenazó con presentar una denuncia penal y con su empleador, que lo llevó a desistir de invitarla a salir, 

“Mucha gente se dio cuenta de lo que estaba pasando. Los mismos elementos de la Cámara me preguntaron si me sentía acosada y en ocasiones cuando lo veían cerca de mí, se aproximaban para obligarlo a alejarse”

La situación cambió a raíz de que el elemento de seguridad fue despedido, sin embargo, existe el riesgo que esa persona, en un nuevo trabajo, busque amedrentar a otra joven.

Según estadísticas del Secretariado Ejecutivo Nacional en 2019 se registraron 4 mil 205 denuncias por acoso y mil 551 por hostigamiento, de ese total, 31 averiguaciones previas por acoso se presentaron en Veracruz, y 68 por hostigamiento.

La Presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, Ana Laura Pérez Mendoza, reconoció que a la fecha no hay denuncias sobre acoso en el ámbito laboral, sin embargo, consideró que es importante que cuando un reportero o reportera sean asediados se presenten denuncias.

Es común que personas, escudándose en el poder que ostenta, creen que puedan intimidar a reporteras o reporteras, obligándolos a quedarse callados ante el acoso.

Por lo anterior, ofreció asesoría y apoyo legal para canalizar los casos ante las instancias competentes, porque no se debe tolerar el acoso de parte de funcionarios públicos, “a veces se normaliza esta situación, creo que las mujeres periodistas a todas nos ha pasado algo en este sentido, desde que se te queden viendo al escote en lugar de atender la entrevista”.

Pérez Mendoza, insistió que es indispensable presentar denuncias ante las instancias competentes, ya sea el Instituto Municipal de la Mujer o ante la propia Fiscalía General, pues si no hay una averiguación o una queja, los casos no existen, y el tema se vuelve un círculo vicioso.

ygr