ESTADOS

Reinventar o morir; organizadores de fiestas afrontan nueva normalidad

Con la nueva normalidad por el covid-19, Jazmín, al igual que otros empresarios tuvieron que reinventar la manera en la que se realizar eventos

  • Inés Tabal G.
  • 12/06/2020
  • 21:02 hrs
  • Escuchar
Reinventar o morir; organizadores de fiestas afrontan nueva normalidad

Veracruz, Ver. – Jazmín lleva 10 años en la industria de la organización de eventos, uno de los tantos sectores que fue duramente golpeado por la pandemia del covid-19 y que ahora se está reinventando bajo las estrictas reglas de una “nueva normalidad”, que cambiará la manera en la que se hacían las fiestas o reuniones. 

Para Jazmín la llegada del covid-19 al estado de Veracruz, significó una prueba más que la vida le ponía en el camino y de la cual muchos no se han recuperado.

Su compañía realizaba alrededor de 10 a 15 cierres de contrato de eventos por mes, pero después de que la Secretaría de Salud emitiera las nuevas normas de sana distancia y entre ellos la prohibición de la aglomeración de personas, sus clientes comenzaron a posponer sus eventos.

Aunado a esto, dos de sus clientes le cancelaron porque se quedaron sin empleo, por lo que el futuro de su negocio parecía hasta hace algunas semanas incierto.

“Fue difícil, esto nadie se lo esperaba, era una de las etapas más pesadas porque venían las graduaciones, Semana Santa y mi último evento fue en abril de ahí ya no hubo nada. Todas las fechas me las movieron”

Por lo que tuvo que reinventar la manera en la que ofrecía sus servicios y buscar la forma de adaptarse a las nuevas reglas que exige la Secretaría de Salud, para no perder la confianza de sus clientes.

Las redes sociales también han jugado un papel importante durante la contingencia, ya que a través de sus diferentes paginas siguen trabajando para lograr conseguir más clientes y así planear a futuro una nueva agenda.

La empresa de Jazmín daba empleo a seis personas, pero a causa de la nula entrada de recursos tuvo que despedir a la mitad, pues no podía costear el sueldo de todos, aunado a esto la renta que tiene que pagar por sus oficinas y a la empresa de mercadotecnia que le lleva su publicidad.

Al ver el panorama tan desalentador por el que estaba pasando, ella decidió lanzar un programa llamado “Cásate en casa” para las personas que quieren contraer nupcias, el cual consiste en realizar un evento con un número no mayor de 10 personas, que es lo que hasta el momento se tienen permitido y cumpliendo todas las normas.

Esta nueva modalidad de evento se tiene contemplado que inicie en el mes de septiembre ya que por el momento no se cuenta con el permiso de las autoridades.

ORGANIZADORES DE EVENTOS TIENEN QUE ADAPTARSE A LA “NUEVA NORMALIDAD

Este sector al igual que los demás, se encuentran capacitándose, de acuerdo a las nuevas reglas que se están implementando.

Pese a que en el estado aún no llega el protocolo a seguir, los organizadores siguen tomando diferentes cursos para poder adaptarse a los nuevos criterios, esto con base a cursos que están tomando en línea provenientes de la Ciudad de México.

Estas reglas se irán implementado de acuerdo a cómo esté el pico de contagios de cada estado.

“Nos están pidiendo demasiadas cosas que nos toca compartirlas con los clientes, si en noviembre ya estamos en el semáforo verde, nos piden que no se usen tacones, los hombres no deben usar moños ni corbatas, que se use mascarillas, guantes y lentes”, dijo Jazmín.

Además de que todos los invitados y personal de trabajo deben de usar cubrebocas, así como antes de entrar se les tiene que medir la temperatura.

Las mesas no deben de tener mantelería, estar separadas por lo menos dos metros de distancia y solo puede haber cuatro personas sentadas. 

“Esto no es solo un incremento para nosotros los organizadores, sino también es para el cliente. El cual se aumenta lo doble, por lo que te dicen que no lo quieren pagar y que hacen, mejor lo posponen para el siguiente año”, especificó Jazmín.

Al igual que en cada evento se deben de sanitizar al personal de trabajo y los espacios comunes que ocupan las personas, por lo menos dos veces en una fiesta de seis horas, lo que implica para los organizadores y clientes un gasto mayor. 

Mientras que las fiestas infantiles estarán completamente prohibidas, al igual que la entrada de niños a estos eventos. Así como prohibieron las pistas de baile o cualquier actividad donde implique la aglomeración de personas.

“Si el semáforo está en rojo o naranja van a poder entrar de 10 a 20 personas, amarillo 30, verde 60 a 80, esto hasta septiembre y cumpliendo todas las medidas de seguridad que exigen”

En tanto que si alguna pareja decide casarse después de septiembre solo se permitirá asistir a la boda el padre, la novia y el novio, al igual que en las fiestas de 15 años solo podrán ir los padres de la quinceañera y el párroco que oficiará la misa.

Si estas medidas no se cumplen correctamente los organizadores podrán ser acreedores a multas de más de 10 mil pesos, por lo que deben de contar con todas las certificaciones de sanitización y de los cursos que previamente hayan tomado.

ygr