ESTADOS

Red de estafadores engañan a universitarios que buscan empleo en Veracruz

Se trata de la “Empresa Distribuidora del Puerto” o “Grupo Consultor Distribuidor”, una organización ofrece empleo de oficina a personas de entre 17 y 45 años

  • José Antonio Marín Mora
  • 27/08/2019
  • 20:59 hrs
  • Escuchar
Red de estafadores engañan a universitarios que buscan empleo en Veracruz

Boca del Río Ver. – En el puerto de Veracruz, existe una red de presuntos estafadores que engancha a universitarios que buscan empleo en los alrededores del campus Mocambo, de la Universidad Veracruzana (UV).

Se trata de la “Empresa Distribuidora del Puerto” o “Grupo Consultor Distribuidor” una organización que constantemente cambia de nombre, y que, mediante volantes pegados en teléfonos públicos y postes de luz, ofrece empleo de oficina a personas de entre 17 y 45 años, con sueldos que rondan entre los 1 mil 700 pesos y 2 mil pesos semanales.

Estas personas –con historiales por fraude en otros estados de la República- obligan a jóvenes a pagar capacitaciones y productos que ellos deberán revender a altos costos. Una vez que los interesados caen y pagan por una oportunidad de trabajo, les advierten que su “contratación” solo se hará válida si logran conseguir a más personas como ellos.

En enero del 2019, Martín de 19 años formó parte de una lista de jóvenes reclutados por la “Empresa Distribuidora del Puerto”. Cuando él acudió a solicitar el empleo, le ofrecieron una capacitación por la que pagó 150 pesos para competir por un puesto como recepcionista.

La profundidad en la mirada de Martín refleja ira. No encuentra razón por la cual perdió dinero en busca de empleo. Al tercer día de adiestramiento, condicionaron su contratación solo si compraba y revendía cuatro productos con un precio de 500 pesos cada uno; cantidad con la que universitarios foráneos, en promedio, sobreviven toda una semana.

“Solo quería encontrar trabajo, mis padres me corrieron porque llevaba tres meses sin trabajar”, compartió a este reportero.

Las promesas ofertadas en volantes distan mucho de lo que experimentó Martín y más probables agraviados cuyos testimonios fueron recabados. Se trata de una técnica de fraude erigida en el “Esquema Ponzi o Pirámide de Capacitación Financiera”.

Este es un esquema de negocios fraudulentos que sustenta su operación en crecimiento rápido del número de clientes. Tal crecimiento es impulsado por las referencias de clientes que se notan interesados por la llamativa oferta de empleo. Esto, de acuerdo al artículo publicado por Juan Mayorga – Zambrano “Un modelo matemático para esquemas piramidales tipo Ponzi”.

Braulio Terán, abogado laboral de Veracruz, mencionó que, todo acto que afecta tu patrimonio mediante el uso de artificios y engaños aprovechándose del error o la necesidad de una persona es considerado fraude, además de que toda capacitación en un empleo debe ser gratuita porque es parte de la formación del trabajador.

“De no hacerse esta capacitación gratuita”, se estaría violentando la norma. Afirmó.

EL MODUS OPERANDI DE UNA “ORGANIZACIÓN” QUE FUNCIONA EN LA CLANDESTINIDAD

En el caso de la empresa Distribuidora del Puerto, ubicada en Mariano Arista No. 950 (primer piso) entre 5 de mayo y Madero frente al “Parque de la Madre”, no se encuentran registros de sociedades con este nombre. Además, las siglas reales de la Sociedad Anónima “Energías De Portugal” refieren que su sede es Lisboa, Portugal.

Con base en datos del Registro Público de comercio de Boca del Rio (RPPBR), solamente existe una sociedad en Coatzacoalcos como Distribuidora del Puerto, por lo tanto, las siglas de la empresa “EDP” no adquiere personalidad jurídica y no se le aplica el régimen de responsabilidad como cualquier sociedad mercantil.

Una vez que los interesados contactan a los números de esta presunta empresa y pagan por una capacitación que ellos obligan a tomar –con duración de tres días- los condicionan a vender un producto llamado “colágeno puro” de la marca Mahenni.

Los aspirantes al empleo deberán comprar seis frascos de colágeno –cada uno con precio de 500 pesos-. De no hacerlo, no serán contratados, además, perderán la inversión de 3 mil pesos y los 150 pesos de la capacitación.

Este es el verdadero negocio de la empresa, pues la mayoría de los ingresos provienen de estas ventas.  En el caso de Pablo –otro afectado- acudió y pagó la capacitación.  Al finalizar, pidió a sus padres prestados los 3 mil pesos. Estos, no le proporcionaron el dinero y desistió.

“Nos dijeron que era una prueba para ver que tantas ganas de salir adelante teníamos, y después de venderlos nos contratarían, solo si lo hacíamos en menos de tres días”

Mahenni, con sede en Mazatlán, Sinaloa cuenta con página web inactiva y sus productos son inexistentes, asimismo, carece de un contrato de adhesión o registro ante la Procuraduría Federal del consumidor (PROFECO).

El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano y es uno de los principales componentes de articulaciones, huesos, músculos, encías, dientes y piel, además de otras estructuras y tejidos orgánicos. Se encuentra únicamente en los tejidos humanos y animales, a los que aporta cohesión, resistencia y flexibilidad.

Datos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), comprueban que Mahenni, no cuenta con registro sanitario, y que viola los artículos del Reglamento de Insumos para la Salud. Los futuros empleados son obligados a ofrecer este producto, aplicando una muestra en su cuerpo, poniendo en riesgo la integridad de sus clientes.

Los jóvenes engañados, refirieron que había personas en toda la cuadra, quienes se encargaban de observarlos o vigilarlos para ver hacia donde se dirigían, ya que la instrucción era que no hubiera “vendedores” juntos ofreciendo los productos de colágeno.

La Empresa Distribuidora del Puerto, no cuenta con Alta Patronal e Inscripción en el Seguro de Riesgos de Trabajo o Reanudación de actividades en el Instituto Mexicano del Seguro Social, requisito para poder formar una compañía.

De acuerdo, al Padrón de Beneficiarios de IMSS-BIENESTAR abril 2019, en Veracruz, el total de beneficiarios es de 1 millón 600 mil 527, conformados por la población abierta que tiene domicilio en localidades sede de infraestructura de primer y segundo nivel del programa, denominadas localidades de acción intensiva.

Al iniciar una actividad o establecer un negocio, se deben dar de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), en el (SAT) o Servicio de Administración Tributaria organismo encargado de recaudar todos los impuestos e imponer multas a quienes no los pagan.

Con el nombre “Empresa Distribuidora del Puerto”, no se encuentra registrada ninguna empresa ante el SAT por lo tanto está evadiendo impuestos e incumpliendo las leyes mexicanas, pues deben cumplir con este requisito.

De acuerdo a declaraciones de  propietarios o encargados de negocios cercanos a Distribuidora del Puerto, desde diciembre del 2018, ven entrar personas y escuchan gritos desde el sábado hasta el lunes, que, se supone, son los días en que se lleva a cabo la capacitación de las personas interesadas.

“Les mienten, les dicen que mi oficina es su bodega. Tuve que poner mi logo en la puerta, porque los engatusan diciendo que rentaron todo el edifico, siendo que los pisos de arriba son de una licenciada y una abogada”, manifestó una locataria del mismo edificio.

Estas organizaciones de reclutamiento de personal operan de un modo muy parecido y tienen muchas características en común. Imparten talleres de cinco a seis horas diarias durante tres días. Tienen facilidad de palabra y en algunas ocasiones los instructores cambian su nombre por otros más sofisticados.

A este respecto, el abogado Terán del Valle, afirmó que, esta problemática se debe tomar en cuenta. Configurar el delito reuniendo pruebas tanto físicas como auditivas, para lograr cerrar el lugar y detener a las personas que forman parte de la transgresión.

“Se debe denunciar y configurar el delito”, explicó el jurista.

CAPACITADOR DE DISTRIBUIDORA DEL PUERTO, CON HISTORIAL POR FRAUDE

Con la frase “hay que ser chingones”, José Manuel Ibarra, uno de los capacitadores de la empresa, busca convencer a las personas desempleadas con discursos de superación.

Ibarra, es uno de los principales encargados de dar capacitación en el área de psicología e incluso, llegó hacer levitar a una persona frente a todos con el fin de mostrar su poder, explicó Zaid, otro joven que acudió por el empleo y que decidió no vender los productos para no pagar los tres mil pesos que le pidieron (actualmente se encuentra desempleado).

Este no es el primer caso en el que se encuentra relacionado Ibarra Tejeda. El Centro de Capacitadores Profesionales en Desarrollo Humano (C.CA.P.DE.HU) con sede en Tula, Puebla, fue una de las principales empresas de fraude en México en 2007 junto con treinta organizaciones más en todo el país.

En el año de 2016, José Manuel, promovió un amparo ante el Segundo Tribunal Colegiado, Penal de Cholula, Puebla, con número 51/2016. Lo anterior, relacionado con un caso de violación equiparada contra Carmen con residencia en El Porvenir, Tlaxcala sin más actualizaciones del caso.

A pesar de estas denuncias, el capacitador, continúa lucrando con la necesidad de jóvenes que buscan un empleo, sobre todo a universitarios que son quiénes se encuentran más expuestos a caer en este fraude.

Empresas como Distribuidora del Puerto, se han instalado en la zona conurbada del puerto de Veracruz y aprovechado de la falta de empleos. Pese a estos actos no existen demandas ni quejas presentadas ante la secretaria del Trabajo Prevención social y Productividad (STPSP), ni en el Portal de Fraudes Financieros (CONDUSEF).