ESTADOS

¿Puedes tener hipertensión sin saberlo? Te decimos las señas

El asesino silencioso afecta a una parte de la población mexicana y muchas personas ni siquiera lo saben

  • Fernanda Malpica
  • 29/10/2021
  • 13:09 hrs
  • Escuchar
¿Puedes tener hipertensión sin saberlo? Te decimos las señas

“La mayoría de personas hipertensas ignoran que lo son”, asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta enfermedad es un asesino silencioso, pues sin un tratamiento a tiempo y correcto, podría matar a una persona de un momento a otro.

Se tiene la creencia de una persona tiene que ser obesa para padecer enfermedades del corazón, como lo es la hipertensión, pero no es así. Cualquiera podría padecerla sin saberlo.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son grandes vasos por los que circula la sangre en el organismo. Se considera que una persona padece hipertensión cuando su tensión arterial es demasiado elevada.

La presión arterial puede cambiar de un momento a otro dependiendo de la actividad, estados de ánimo, cambios de posición con ejercicio o durante el sueño.

La hipertensión es un trastorno grave que incrementa de manera significativa el riesgo de sufrir cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otras enfermedades.

La hipertensión afecta entre el 20 y 40% de la población adulta, esto significa que alrededor de 250 millones de personas padecen de presión alta. La Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo a sus reportes, refiere que la Hipertensión es el factor de riesgo número uno de muerte prematura en el mundo.

En México, uno de cada cuatro mexicanos padece hipertensión arterial, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Secretaría de Salud. Es decir, 25.5 por ciento de la población, de los cuales aproximadamente el 40 por ciento ignora que tiene esta enfermedad, y ello repercute en su condición de salud; y cerca del 60 por ciento que conoce el diagnóstico, solamente la mitad están controlados.

En 2020, Veracruz destacó como uno de los estados con mayor población hipertensa. De enero a octubre se registaron 23 mil 799 personas con problemas arteriales. 

Dicha cifra colocó a Veracruz en el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a mayor prevalencia de hipertensión arterial, únicamente por debajo del Estado de México (26 mil 41) y Jalisco (23 mil 294). 

De las personas que tienen hipertensión en el mundo, la mayoría no muestra ningún síntoma; en ocasiones algunas pueden presentar síntomas, pero no siempre.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

Aunque la mayoría de personas hipertensas ignoran que lo son por la falta de síntomas, sí existen algunos que en ocasiones se presentan. Es importante mencionar, que el hecho de que no existan los siguientes síntomas no significa que una persona no puede ser hipertensa

Pueden presentarse síntomas como cefaleas matutinas, hemorragias nasales, ritmo cardiaco irregular, alteraciones visuales y acúfenos.

Los acúfenos o tinnitus son una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido, puede ser un silbido, zumbido o timbre; las percepciones son variadas.

La hipertensión grave puede provocar cansancio, náuseas, vómitos, confusión, ansiedad, dolor torácico y temblores musculares.

La única manera de detectar la hipertensión es recurrir a un profesional y medirse constantemente la tensión arterial.

¿Por qué es importante tener un diagnóstico y cuidado de la hipertensión? Si la enfermedad no se controla, puede provocar infarto de miocardio, ensanchamiento del corazón y, a la larga, insuficiencia cardiaca.

Según la OMS,  la hipertensión puede producir daños cardiacos graves. El exceso de presión puede endurecer las arterias, con lo que se reducirá el flujo de sangre y oxígeno que llega al corazón. El aumento de la presión y la reducción del flujo sanguíneo pueden causar:

Dolor torácico (angina de pecho).

Infarto de miocardio, que se produce cuando se obstruye el flujo de sangre que llega al corazón y las células del músculo cardiaco mueren debido a la falta de oxígeno. Cuanto mayor sea la duración de la obstrucción, más importantes serán los daños que sufra el corazón.

Insuficiencia cardiaca, que se produce cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre y oxígeno a otros órganos vitales.

Ritmo cardiaco irregular, que puede conllevar la muerte súbita.

La hipertensión puede también causar la obstrucción o la rotura de las arterias que llevan la sangre y el oxígeno al cerebro, lo que provocaría un accidente cerebrovascular. 

Levántate, come bien, ¡cuídate!

Entre los factores de riesgo que propician el padecimiento de hipertensión está el consumo excesivo de sal, las comidas con grasas saturadas y grasas trans, así como un bajo consumo de frutas y verduras.

La falta de actividad física, el consumo de tabaco y alcohol y el sobrepeso o la obesidad, también son factores que aumentan la posibilidad de hipertensión.

Hay otros factores de riesgo que no dependen de la persona, como los antecedentes familiares de hipertensión, la edad superior a los 65 años y la concurrencia de otras enfermedades, como diabetes.

¿Hay en tu familia hay personas con hipertensión? Tal vez deberías acudir con personal profesional de la salud para que te revise.

Para evitar la enfermedad, o en todo caso controlarla si ya la padeces, la OMS recomienda lo siguiente:

• Reducir la ingesta de sal (a menos de 5 g diarios)

• Consumir más frutas y verduras

• Realizar actividad física con regularidad

• No consumir tabaco

• Reducir el consumo de alcohol

• Limitar la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas

• Eliminar/reducir las grasas trans de la dieta 

Los etiquetados que actualmente funcionan en productos comercializados en México ayudan a identificar las señalizaciones de aquellos alimentos que podrían propiciar a un riesgo de padecer hipertensión, sin embrago, otras comidas ricas en grasas saturadas y sodio no pueden ser contablizadas tan facilmente en su riesgo para la salud si se consumen en exceso, como la comida callejera, en restaurantes, antojitos, pan dulce, etc.