ESTADOS

Pobreza alimentaria mantienen en vilo a veracruzanos

En Veracruz el 30.1 por ciento de la población sufre de pobreza alimentaria, según la cifra más actualizada del Coneval en el 2015

  • IRAÍS AGUIRRE/ CORRESPONSAL
  • 23/05/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Pobreza alimentaria mantienen en vilo a veracruzanos
La inflación en el país, pasa por el segundo punto más alto desde el 2009. Foto Cuartoscuro

VERACRUZ (La Silla Rota).- La inflación en el país, pasa por el segundo punto más alto desde el 2009. Para muchos son palabras técnicas, basadas en diversas fórmulas, que se traducen en una diferencia abismal para miles de familias en México; lograr adquirir lo necesario para alimentarse o no.

En abril,  el Índice Nacional de Precio al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.12 por ciento; mientras que en el mismo mes del año pasado, era de - 0.32 por ciento. En 2009, se elevó hasta 0.35 por ciento de acuerdo con datos del  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La inflación anual es de 5.82 por ciento al mes de abril,  mientras que en el mismo periodo del año pasado, la inflación era de 2.54 por ciento, prácticamente la mitad.

De acuerdo con el INEGI los alimentos, las bebidas y el tabaco, han tenido una variación de 0.64 por ciento. Las frutas y verduras enfrenta una variación de 3.53 por ciento.

En los mercados, son las amas de casa las que más han notado estos incrementos que se traducen en aumentos a los productos alimenticios.

Eva Fouché, ama de casa, explicó que hay ciertos productos que han aumentado mucho su costo, por ejemplo el azúcar, que se ha ido hasta los 18 pesos el kilogramo.

“Por ejemplo el mes pasado encontraba tomate hasta en cinco pesos, ahora el kilogramo ya llegó a 14 ó 15 pesos, si nos ponemos a analizar, para un mes subió prácticamente el doble”, afirmó.

El aguacate es otro de los frutos que ha aumentado en gran medida su costo, en alguno lugares el kilogramo se oferta hasta en 70 pesos, lo que lo hace inalcanzable para muchas familias.

Al hablar con los clientes del mercado o bien con los vendedores, surge un punto en común, desde hace aproximadamente 20 años, los precios de la canasta básica se han incrementado de forma muy importante. Tanto que salario alcanza para muchos menos productos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en abril de 1997 la canasta básica en las zonas rurales tenía un valor de 271.02 pesos mientras que en la zona urbana costaba 391.18 pesos.

Diez años después, en abril del 2007, la canasta básica costaba 580.29 pesos en la zona rural y 820.71 en el área urbana.

En la actualidad, el costo se elevó hasta 994.85 pesos en la zona rural y 1400.27 en las zonas urbanas.

Esto representa un incremento del 267.07 por ciento en las zonas rurales y edl 257.96 por ciento en las áreas urbanas en dos décadas.

El salario mínimo pasó de 26.45 pesos en 1997 a 80.04 hoy en día, sin embargo, para el ciudadano, el poder adquisitivo es lo que más ha mermado en las últimas décadas.

De acuerdo con las líneas de bienestar presentadas por el Coneval, el punto más alto que se alcanzó en materia de inflación se registró en 1995 y 1996; sin embargo, a la fecha, en los últimos años va a la alza.

La pobreza alimentaria está directamente relacionada con este fenómeno, ya que se genera cuando las familias no obtienen los recursos económicos necesarios para llevar los alimentos más indispensables a casa.

En Veracruz el 30.1 por ciento de la población sufre de pobreza alimentaria, según la cifra más actualizada del Coneval en el 2015. Es decir, 2 millones 426 mil 600 veracruzanos no pueden acceder a los alimentos básicos para mantener su salud.

Lejos de mejorar, en los últimos años esta cifra se ha incrementado en cuatro puntos porcentuales; pasó de 26.1 por ciento en el 2010 a 30.1 por ciento en el 2015.Para la señora Fouché, como cientos de veracruzanas, resulta cada vez más complicado hacer rendir el dinero; optan por consumir más verduras y menos carne como una forma de ahorro. O prefieren adquirir la fruta de temporada, como el mango, que por su abundancia resulta más barata.

Temen que se avecine una crisis como la de 1994, en donde la devaluación afectó a millones de personas en el país.


kach