ESTADOS

Pese a padecer hipertensión, Guadalupe atiende pacientes con covid

Durante la pandemia de Covid-19, Guadalupe Angélica Toledo ha atendido a 800 pacientes que contrajeron el virus

  • Inés Tabal G.
  • 31/01/2021
  • 20:19 hrs
  • Escuchar
Pese a padecer hipertensión, Guadalupe atiende pacientes con covid
Guadalupe es médico desde hace 29 años, pero jamás vivió una situación similar a la de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Guadalupe Angélica Toledo Lara es médico particular y a pesar de ser hipertensa, condición que la coloca en uno de los sectores vulnerables al virus SARS-CoV-2, ha atendido a 800 pacientes con Covid-19 desde que inició la emergencia sanitaria en Veracruz.

La primera vez que Guadalupe se enfrentó a un caso de covid fue en el mes de mayo. La persona la llamó por un padecimiento nervioso, pero cuando llegó a su consultorio y la revisó se percató que tenía toda la sintomatología del virus.

“Yo iba sólo con un cubrebocas, no con todas las medidas de prevención, esto fue por mayo cuando estaba iniciando la pandemia en Veracruz”, contó.

En ese entonces la información y las medidas de prevención eran escasas, por lo que ni los doctores conocían el procedimiento para tratar la enfermedad.

El miedo fue una de las primeras sensaciones para Guadalupe, pues conocía lo grave de la situación y los estragos que estaba causando en otros países, sin embargo, logró evitar contagiarse.

De igual manera, se aisló durante 14 días y mandó a desinfectar su consultorio para evitar volver a exponerse a un contagio.

“¿Que si tengo miedo? Claro que tengo miedo de contagiarme, soy humana también, pero ya estando con el paciente pues el miedo se te olvida y tienes que atenderlo”, comentó.

Mientras estuvo en confinamiento comenzó a tomar cursos mediante plataformas digitales para estar más informada de cómo actúa el virus en el organismo y siguió dando consultas telefónicas a personas de Veracruz y de otras partes de la república mexicana.

Día y noche se mantuvo pegada al celular diagnosticando a sus pacientes, quienes no querían internarse en un hospital por miedo, aseguró.

“Fue un año muy difícil. Todo el día me la pasaba en teléfono, no dormía, muchas veces el paciente me llamaba y me decía: ‘doctora sálveme”, dijo.

De los 800 pacientes que atendió durante el 2020, solo tres fallecieron; en la mayoría de los casos, las personas se encontraron en estado crítico, debido a que se negaban a internarse.

Vivió la escasez de oxígeno en Veracruz

Debido al aumento de contagios de covid en el municipio porteño y para no arriesgar a su familia, Guadalupe decidió cerrar su consultorio por unos meses. Fue hasta noviembre que lo volvió abrir, sin embargo, tendrá que cerrar nuevamente ante el repunte de casos positivos.

“Estamos en peor situación que el año pasado, porque el año pasado todavía conseguía el paciente un tanque de oxígeno que era lo primordial (…) ahorita ha estado peor, el virus mutó y no consigues oxígeno en ningún lado en Veracruz”, aseguró.

Comenta que en los días festivos del 24 de diciembre y 1 de enero no logró conseguir oxígeno para 10 de sus pacientes.

Además, el aumento del costo de los medicamentos y otros insumos también complicó la situación, pues su valor se triplicó.

“Hay medicamentos, esteroides que se tienen que usar, normalmente este medicamento cuesta 150 pesos, en un momento dado el paciente lo conseguía en 950, los oxímetros estaban en 900, 1500, los concentradores de oxígeno de 16 mil que costaban están sobre 60 mil”.

En aumento contagios de covid en Veracruz

Guadalupe es médico general desde hace 29 años y asegura que jamás le tocó presenciar una situación de gran magnitud que expusiera su vida para salvar a la de un paciente.

Es por eso por lo que dentro de su casa procura siempre tener todas las medidas de sanidad, para evitar que llegue a contagiar a su familia. Aunque la mayoría de las consultas las atienden por video llamada o teléfono, hay casos en los que los pacientes necesitan de su presencia.

La impotencia y coraje que le causa ver a las demás personas que siguen sin tomar las medidas es otra de las cosas con las que lidia al diario.

Hasta el momento en el estado de Veracruz lleva 50 mil 963 casos positivos y siete mil 111 defunciones, por lo que se encuentra en color naranja en el semáforo epidemiológico estatal.

Mientras tanto, hasta el último reporte de la Secretaría de Salud el puerto de Veracruz acumula 10 mil 584 positivos y mil 253 defunciones.

El sábado 30 de enero, 12 municipios de Veracruz pasaron a color rojo, es decir, riesgo máximo, debido al alza de contagios y de la ocupación hospitalaria. Además, otros 108 se mantendrán en naranja (riesgo alto) durante las próximas dos semanas.

Esta cifra complica aún más el trabajo para los médicos que trabajan en instituciones públicas y consultorios particulares, como Guadalupe, ya que todos los días atienden al menos un paciente con covid.

ac