ESTADOS

Nuevo Puerto: entre la opacidad y amenaza al ambiente

Con la inversión de más de 60 mmdp, casi 10 años de trabajos pesados y la promesa de generar hasta 150 mil empleos, la ampliación ha pasado por altibajos

  • MARCELO L. BERMUDEZ
  • 01/07/2019
  • 18:54 hrs
  • Escuchar
Nuevo Puerto: entre la opacidad y amenaza al ambiente
Nuevo Puerto de Veracruz

Veracruz, Ver.- Con la llegada del primer buque carguero al Nuevo Puerto de Veracruz se inicia un nuevo capítulo en la vida económica del país, pero principalmente de la ciudad y la zona Conurbada Veracruz-Boca del Río; sin embargo, el largo camino en su construcción ha sido tortuoso.

Con la inversión de más de 60 mil millones de pesos, casi 10 años de trabajos pesados y la promesa de generar hasta 150 mil empleos, la ampliación del puerto de Veracruz ha pasado por altibajos que por poco lograron la cancelación total de la obra.

Este es un recuento de los momentos clave de la construcción del Nuevo Puerto de Veracruz, que este lunes recibió al “White Shark”, el primer gran buque en atracar en sus muelles.

INICIOS

Para entender la monumental obra que es el puerto de Veracruz y su importancia debemos remontarnos hasta 2012, último mes de mandato de Felipe Calderón. En sus últimos días como presidente, el panista le retiró a la zona de Punta Gorda y Bahía de Vergara la clasificación de Área Natural Protegida, a pesar de contener vastos arrecifes de coral, fauna y flora marina, además de zonas turísticas para el buceo.

A inicios del 2013 se formó el Frente Ciudadano por la Defensa del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, que incluía pescadores, académicos, ex funcionarios, activistas, ingenieros, abogados, personal del sector turístico y científicos.

MAR AGITADO

Los activistas insisten que el estudio de impacto ambiental estuvo amañado y cargado para facilitar la construcción del puerto y la destrucción de los arrecifes.

Incluso, continuaron intentando detener la construcción buscando amparos, resoluciones e incluso la reubicación del puerto en Alvarado.

Mientras esto sucedía, la construcción del puerto continuaba con el aval de la Administración Portuaria Integral y el gobierno de Javier Duarte.

En 2015 la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) denunció que el Gobierno de México incumplía con su obligación internacional de proteger el hábitat de la tortuga marina, y que la ampliación del puerto pone en riesgo a esta especie en peligro de extinción.

“La tortuga carey está presente en todo el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano y tiene rutas migratorias a lo largo del Golfo de México. A pesar de ello, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en diciembre de 2013, autorizó la ampliación del puerto de Veracruz sin requerir un plan de manejo especial para conservar a esa especie”, explicó en su momento Sandra Moguel, abogada de AIDA.

A finales de 2014, la Procuraduría de Medio Ambiente Estatal ordenó detener los trabajos iniciales de ampliación del puerto, después de que durante las excavaciones realizadas se encontraron “residuos sólidos urbanos” --basura enterrada—.

Durante 2015 la obra estuvo en la cuerda floja debido que, como reportaron varios medios a nivel nacional, la construcción se llevaba a cabo de forma desordenada y sin cuidado, dejando entrar residuos y material de construcción al mar, con filtraciones de la membrana que habían colocado para separar el agua que estaría en contacto con el concreto.

Además, siguieron los intentos por cancelarla debido al impacto ambiental a la zona de arrecifes, mientras que la obra continuaba con opacidad, al negarse a transparentar los documentos que la avalaron.

“Estamos hablando de que el sistema coralino de Veracruz es el tercer arrecife de coral más importante del mundo. No me digan que una obra de esas dimensiones, una vez instalado su estacionamiento portuario, va a respetar cuidadosamente normas ambientales”, declaró el activista ambiental Manuel Victoria Muguira.

EL MAR EN CALMA

Durante 2017 y 2018 se realizó por parte del Área Académica de Ciencias Biológicas Agropecuarias de la Universidad Veracruzana la recolocación de arrecife y coral extraído de la zona del Nuevo Puerto y “sembrado” en otras áreas del Parque Arrecifal, alejadas de la ruta trazada para los barcos. En noviembre de 2018 concluyó la construcción de la primera fase, la cual aumentó la capacidad de manejo de carga en 66 millones de toneladas.

TIERRA A LA VISTA

En el presente año comenzaron las tareas de promoción y presentación de la ampliación del Puerto, alcaldes de la Zona Conurbada, ofrecieron ruedas de prensa, lanzaron comunicados, promovieron y agradecieron la participación de la Inversión Privada y recalcaron los futuros beneficios económicos que esta obra puede traer a la zona costera de Veracruz, así como a los estados a donde llegarán los productos que entren por los muelles veracruzanos.