ESTADOS

No quiero quedarme solito: hijo de Analy, desaparecida hace 7 días

Familiares, amigos y conocidos de Analy protestaron esta tarde sobre el bulevar Ávila Camacho, exigiendo pronta acción de las autoridades

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 07/12/2019
  • 20:32 hrs
  • Escuchar
No quiero quedarme solito: hijo de Analy, desaparecida hace 7 días

“Mi mundo”, dice la descripción de una de las últimas fotografías de Analy Sánchez Martínez y su hijo de cuatro años, que ella compartió en su cuenta personal de Facebook; el niño la espera desde hace siete días que salió de su casa y no regresó.

Analy fue reportada como desaparecida ante la Fiscalía Regional del Estado el pasado 3 de diciembre, tres días después de que tuviera la última comunicación con su familia, que desde entonces no recibe una respuesta sobre el avance las investigaciones.

Su pequeño hijo caminó este sábado sobre el bulevar costero Manuel Ávila Camacho portando una cartulina blanca en la que pide ayuda para buscar a su mamá.

“Ella es mi mamá, lo único que me queda, es ella, mi padre murió en un accidente y yo no quiero quedarme solito”, decía el letrero portado por el menor.

Analy Sánchez Martínez le pidió permiso a su mamá para salir con sus amigas el sábado 30 de diciembre, estuvo con ellas hasta después de la medianoche, ya el 1 de diciembre tomó un taxi frente a una taquería del bulevar Adolfo Ruiz Cortines para regresar a su casa.

Desde ese momento ya no se supo nada de ella, tampoco hay información sobre la unidad de alquiler que abordó o sí alcanzó a llegar a su lugar de destino.

Su madre, Araceli Martínez Pérez, acudió a la Fiscalía Regional de Veracruz para presentar la denuncia por la desaparición de su hija, le tomaron los datos y le informaron que se abriría una carpeta de investigación, pero ya no tuvo más comunicación.

Amigas la vieron tomar un taxi

Analy es licenciada en Perito y Criminología, además tiene estudios técnicos de Cocina y Electricidad, practica Taekwondo, deporte en el que alcanzó el Primer Dan.

Sin embargo, le apasiona el mar, pues creció acompañando a su familia que trabaja prestando servicios en la zona de palapas de Villa del Mar, motivo por el que decidió dedicarse a la pesca y a operar una lancha de servicio turístico.

El último día que su hijito la vio terminó su jornada laboral como operadora de una embarcación que realiza recorridos a visitantes, partiendo de la Playa de Villa del Mar, hacia las diferentes islas distribuidas frente a la bahía.

Desde la zona turística se trasladó a su casa, descansó un rato con su hijo y salió sus amigas a cenar, como lo hacía normalmente; antes de salir le dijo a su mamá que no se preocupara, que tendría cuidado, algo que también le decía siempre para no dejar preocupaciones en su casa.

“Me dijo que no me preocupara que iba a salir con unos amigos y hasta ahí, su teléfono no lo contesta, ayer a las 9 entró la llamada y a la 1:00 de la mañana lo apagaron, bloquearon a sus amigas, yo sé que no es ella, que alguien tiene su teléfono, porque ella no es así, yo sé como es ella”.

El grupo de amigas, cercanas a su familia, comentaron a su mamá que al terminar de cenar en una taquería de Boca del Río la acompañaron a tomar un taxi para regresar a su casa y se despidieron de ella.

Solo quiero que me ayuden a buscarla: madre de Analy

Trabajadores de la zona turística de Villa del Mar la describen como una joven trabajadora, que siempre está al tanto de su familia y sus amigos, que jamás se metía en problemas.

Por lo anterior decidieron apoyar a sus familiares con el reclamo público para exigir a las autoridades que realicen su búsqueda, ya que hasta ahora perciben que no existe interés por atender el caso.

Su madre asegura que nunca le dio problemas de ningún tipo, por el contrario, siempre le ayuda a resolverlos, sin embargo, contó que ha tenido una vida complicada de la cual ha salido adelante.

“Terminó su carrera, hacia sus actividades, también era pescadora, le pido a la autoridad que haga algo, le pido al pueblo que se levante, que nos apoye a buscarla porque mañana puede ser cualquiera”.

Analy fue víctima de abuso cuando era una niña, este hecho lo venía superando con el apoyo de su familia y especialistas.

Su esposo falleció hace dos años en un accidente automovilístico en Alvarado, desde entonces es el único sustento económico de su hijo, a quien sus familiares describen como lo más valioso.

“Los judiciales me dijeron que no preocupara, que todo iba estar bien, y ya, no ven el dolor de la gente, yo no quiero que a mi hija le suceda nada”.