ESTADOS

"Me cerró los ojos a golpes"; relata víctima de exfutbolista jarocho

Fueron más de 15 golpes los que Lidia Margarita recibió por parte de Jorge N., la noche del 2 de junio y que le deformaron por completo el rostro

  • Inés Tabal G.
  • 15/06/2021
  • 20:57 hrs
  • Escuchar
Me cerró los ojos a golpes; relata víctima de exfutbolista jarocho
Al acusado se le pueden sumar las agresiones de género, pues entre sus víctimas predominan el sexo femenino.

Cuando Lidia vio su rostro en el espejo no podía reconocer a la mujer que estaba frente a ella, los moretones hicieron que se le hinchara la cara a tal grado que no podía ver su reflejo.

Fueron más de 15 golpes los que Lidia Margarita asegura recibió por parte de Jorge N., la noche del 2 de junio y que le deformaron por completo el rostro, las huellas de aquel día todavía permanecen en el cuerpo de la mujer de 58 años.

Eran alrededor de las 10:00 de la noche cuando Lidia se disponía a salir en su carro del Condominio el Corsario, ubicado en el municipio de Boca del Río, su agresor se encontraba en estado de ebriedad y con una actitud agresiva.

"Me hice para atrás, dentro del estacionamiento para llegar hasta la consejería y pedir que me abrieran el portón para poder salir, me hago hacía atrás y el señor se me atraviesa y empieza a hacer manoteos y a decirme de cosas", contó Lidia.

Cuando Lidia salió de su vehículo Jorge N., le arrojó un vaso de cerveza que traía en la mano, el cual logró esquivar, después su agresor arremetió a los golpes contra ella, aquella noche ninguna de sus vecinas pudo auxiliarla, pues la mayoría son mujeres de la tercera edad y no escucharon los gritos de ayuda.

Una de ellas que llegaba de su trabajo logró percatarse de la agresión que estaba sufriendo, fue ese el momento en el que Lidia logró escapar y meterse a su carro para después salir del lugar e ir a refugiarse a otro sitio.

"Atrás de mí salió corriendo, siguió insultándome y amenazándome que hiciera lo que yo hiciera, que lo fuera otra vez a demandar y mandara a la policía, que los policías eran unos pendejos que no le hacían nada y que las demandas igual, le hacían los mandados porque nadie le hacía nada, porqué él es un ídolo", dijo Lidia.

Estuvo cerca de dos horas fuera de su domicilio, con miedo, escondiéndose junto con la vecina que se percató de la agresión, durante ese mismo lapso estuvieron insistiendo al 911, desde el momento del percance hasta que se fue a la Fiscalía para denunciar el hecho, contó que la ayuda aún no había llegado.

SECUELAS AFECTAN SU VIDA

-Cuando se vio al espejo, ¿Qué fue lo que sintió?

-Mucha tristeza, mucho coraje, angustia, dolor, porque no hubo razón o motivo para que me golpeara con tanta insistencia y con tanta furia", comentó con lágrimas en los ojos.

Lidia mencionó que nunca en su vida había sido maltratada por ningún hombre, ni por su esposo, jamás se imaginó que tendría que vivir esta experiencia por alguien extraño, con el que apenas y cruzaba palabra.

Las secuelas que todavía persisten en Lidia detuvieron su vida, ella trabajaba como comerciante, cuida a su madre quien es una persona de la tercera edad, también limpia casas y realiza costuras para ganarse la vida.

Después de los hechos violentos que pasó tuvo que dejar de trabajar, pues los daños que tiene en la mano y el ojo izquierdo que pudo haberle ocasionado desprendimiento de retina, impiden que realice cualquier labor que implique fuerza.

"Me cambió la vida totalmente y el daño podría ser permanente, entonces qué voy a hacer si yo no tengo ningún ingreso económico de ningún apoyo", lamentó.

 

Además de vivir con los daños físicos, Lidia también vive con temor a represalias, pues asegura que si dejan libre a su agresor podría correr peligro, al igual que teme por la seguridad de su madre, ya que Jorge N, fue un reconocido futbolista el cual cuenta con fanáticos y teme que se quieran desquitar contra ellas.

El 4 de junio Jorge N., fue arrestado por elementos de la Policía Ministerial, fue imputado con prisión preventiva por tres cargos: ultraje a la autoridad que se encuentra asignada en la Carpeta de Investigación 724/2021, así como violencia física y psicológica.

Por estos delitos Jorge N., podría cumplir una condena de tres a 10 años, dependiendo el grado de la lesión causada, según el Código Penal del Estado

"A quien infiera lesiones que pongan en peligro la vida se le impondrán de tres a diez años de prisión y multa hasta de cien días de salario, sin perjuicio de las sanciones que les correspondan conforme al artículo anterior, con excepción de lo dispuesto en sus fracciones", dice el Artículo 138.

EL HISTORIAL DE JORGE N Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO QUE EJERCÍA HACÍA SUS VECINAS

El exfutbolista de Los Tiburones Rojos de Veracruz y quién fuera consagrado como un ídolo por la afición Jarocha en los años 80 y 90, cuenta con un largo historial de agresiones.

Las inquilinas del condominio aseguran que desde que llegó a vivir a ese lugar el comportamiento por parte de Jorge N., era muy agresivo, acosador e incluso llegó a amenazarlas de muerte. También hubo, en algunos casos, maltratos hacía los empleados del lugar, llegando incluso a golpearlos, aseguran.

"Hasta donde yo sé, se levantaban las denuncias, pero nunca le hicieron nada, nunca lo detuvieron, aquí varías veces vino la policía a quererlo detener y se metía a su departamento y se encerraba y de ahí no lo podía sacar nadie", dijo Lidia.

En el 2012 fue detenido por presuntamente agredir y amenazar a un reportero veracruzano, al igual que en el 2016 por presuntamente agredir a una persona en un conocido restaurante de la ciudad de Veracruz.

A finales de 2019 fue denunciado por un vecino de nacionalidad alemana, por invasión a propiedad, robo y daños a bienes inmuebles.

Las pruebas del delito fueron presentadas por el dueño del inmueble que mostró a la Fiscalía general del Estado (FGE) las pruebas mediante un vídeo donde se podía ver al Jorge N., entrar al departamento y destruir algunas cosas.

Estos expedientes pueden ser considerados y aplicarse por la FGE como Concursos de Delitos, el cual consiste en la acumulación de varios expedientes, señaló la licenciada en derecho, Ana María Fonseca.

Artículo 31.-Existe concurso ideal cuando el agente, con una sola conducta, viola varias disposiciones penales autónomas.

También se le pueden sumar las agresiones de género, pues entre sus víctimas predominan el sexo femenino.

"Podríamos hablar de una violencia machista, donde sin medir el respeto a la dignidad de ninguna persona este hombre agrede, pero en especial y donde se nota es hacía mujeres, hay ahí una supremacía masculina de poder, de ejercerlo", comentó Ana María Fonseca, quien es asesora en temas de género y derechos humanos y atención de la violencia contra las mujeres.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registró que durante enero a abril del 2021 el estado de Veracruz registró 197 Carpetas de Investigación por el delito de presuntas lesiones culposas en mujeres, ocupando el puesto número ocho de todo el país.

Mientras que los presuntos delitos de violencia de género en todas sus modalidades distinta a la violencia familiar, el estado ocupó el segundo lugar con más casos con un total de 541 denuncias, en las llamadas de emergencia realizadas por violencia contra la mujer fue de mil 370.

La especialista admite que la violencia de género suele normalizarla con el hecho de que los hombres por naturaleza son violentos, lo que debe de erradicarse, para así evitar que mujeres como Lidia vuelvan a sufrir cualquier tipo de agresión.


am