ESTADOS

La lucha contra el peligro y desigualdad; ser perito mujer en Veracruz

María y Erica, dos mujeres peritos que han luchado contra la desigualdad y discriminación para ejercer el oficio de peritos en Veracruz

  • Inés Tabal G.
  • 22/07/2021
  • 19:35 hrs
  • Escuchar
La lucha contra el peligro y desigualdad; ser perito mujer en Veracruz

"Se decía que solo podían ser peritos hombres", dice María Leticia Trujillo, ella fue una de las primeras mujeres peritos que se formaron en Veracruz hace más de 20 años, donde afirma que la desigualdad para ellas era notable.

"Al principio era muy limitado, muy desconocido, nosotros, como mujeres teníamos limitaciones, cargamos muertos. Nos exponemos también a ir a altas horas de la noche a hacer inspecciones a lugares solas", contó María.

Ella es Criminóloga y Criminalista, el primer contacto que tuvo con este trabajo derivó de una experiencia personal, pues en su familia se había cometido un asesinato, en aquel entonces ella estaba estudiando la licenciatura en Derecho, pero al ver las irregularidades con las que se manejó el caso decidió adentrase al mundo de la criminalística.

Fue en la década de 1990 cuando inició su preparación como perito, en aquel entonces no existía una licenciatura en el municipio de Veracruz; además, se decía que el trabajo era solo para hombres.

"Había tres mujeres que eran peritos y como ocho hombres, entonces era muy limitado, la gente no conocía lo que era servicios periciales, no conocía ni siquiera la palabra criminalística, no podíamos entrar cualquier mujer a servicios periciales", aseguró.

Entre los obstáculos que se presentaban se encontraba la falta de equipo, los peritos tenían que comprar los insumos criminalísticos con los que trabajaban; guantes, polvos, cámaras fotográficas para tener evidencias.

Con la llegada de la igualdad de género las condiciones laborales fueron cambiando para las mujeres peritos, aseguró.

"Se dieron cuenta que podemos levantar un cadáver, que no necesitamos ser hombres para poderlo hacer, cumplimos con el material criminalístico que se nos solicita, ya nos permiten la actualización antes no, en las dependencias de Gobierno cuando había cursos solamente mandaban a los compañeros hombres", dijo.

Subestimadas por ser mujeres

Cuando a Erica Anguiano Beltrán la cambiaron de delegación lo primero que notó por parte de su jefe fue molestia.

"¡Es que yo te pedí que mandarás un perito, un perito, y me mandas a una niña, una mujer y aparte es una escuincla que yo no creo que sepa manejar, y es más flaca que mi dedo!", recuerda que gritó molesto su jefe.

Esa fue la primera y única vez que Erica se sintió discriminada por ser mujer, su complexión delgada y pequeña le valió la subestimación de su jefe, aunque ella comenzó a trabajar desde los 25 años en los servicios periciales en la Ciudad de México y ya contaba con experiencia, en aquel entonces persistía la desigualdad en este sector, aseguró Erica.

"Yo no siento que me haya sido difícil, pero sí fue difícil para el resto de mis compañeras y las de la generación anterior, sobre todo para ellas fue más duro el inicio", relató Erika.

Después de trabajar varios años en la Ciudad de México, por cuestiones de salud de su hija, en el 2004 decidió mudarse para Veracruz, aquí se enfrentó con otro problema, pues las condiciones salariales eran deficientes.

"Yo no trabaje como perito oficial aquí en Veracruz, yo intenté, sí intenté, fui a buscar la oportunidad, a los pocos meses me llamaron que sí había la oportunidad, pero cuando yo me enteró del salario que se pagaba y de los horarios que había yo no quise", aseguró.

Hace 16 años el salario que se pagaba a los peritos no rebasaba los 5 mil pesos, además de las condiciones de precariedad con las que batallaban para desempeñar su trabajo.

Esto la orilló a desempeñarse de manera particular, pues le resultaba más remunerable, hasta el momento sigue trabajando para casos especiales, así como se desempeña en la docencia en este ramo.

Actualmente el sueldo de un perito varia de acuerdo a la especialidad, pero el salario base ronda los 17 mil 500 pesos mensuales, según información del Portal de Transparencia de la Fiscalía General del Estado (FGE)

Mujeres perito rompen brecha laboral en Veracruz

Hace 20 años María y Erica se enfrentaban a un mundo laboral que las obstaculizaba por el hecho de ser mujeres, ahora las condiciones son completamente diferentes debido al camino que mujeres como ellas hicieron, aseguran.

De acuerdo a datos de la página del Portal Nacional de Transparencia, la FGE cuenta con una plantilla laboral de 341 peritos en distintas especialidades.

Del total del personal de periciales 197 son mujeres y 144 hombres, por lo que la brecha laboral en este sector para las mujeres disminuyó considerablemente.

Actualmente Erica y María consideran que se ha avanzado mucho en la igualdad de género entre hombres y mujeres en el área de la criminalística, gracias a los constantes movimientos en redes sociales han hecho que se visibilice y se dignifica más el trabajo de las mujeres como peritos en el estado de Veracruz.