ESTADOS

Juan perdió la vista por el cáncer; padres exigen quimioterapias

Luego de ser diagnosticado con cáncer y perder la vista, el joven pide ayuda para pagar los estudios y medicinas que necesita

  • Ángel Cortés Romero
  • 15/09/2021
  • 19:27 hrs
  • Escuchar
Juan perdió la vista por el cáncer; padres exigen quimioterapias
Amigos piden ayuda. (Foto: Redes)

Las esperanzas de que Juan Antonio Reyna Vela, un joven de 25 años diagnosticado con cáncer, recupere la vista, dependen de un tratamiento de quimioterapias que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del puerto de Veracruz debe otorgarle.

Hace tres meses, los médicos de la clínica 71 del IMSS, ubicada en la avenida Díaz Mirón de la ciudad de Veracruz, le detectaron linfomas de no Hodgkin, un tipo de cáncer que se origina cuando las células comienzan a crecer sin control.

De acuerdo con los padres del joven, el personal del IMSS le negó las quimioterapias para su recuperación por lo que el cáncer invadió su cerebro y le provocó la pérdida de la visión, razón por la que decidieron atenderlo de manera particular.

Ante esto, La Silla Rota Veracruz contactó al enlace de comunicación social del IMSS en Veracruz, Homero Arróniz, quien se comprometió a emitir un comunicado sobre el caso, sin embargo, hasta el cierre de esta nota no se recibió la respuesta.

La familia de Juan Antonio, desahuciado por el Seguro Social, se deshizo de varias pertenencias para pagar en un hospital privado una serie de estudios y algunas quimioterapias que el joven necesitaba con calidad de urgencia.

El joven también recibió el apoyo de sus compañeros de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (Facico) de la Universidad Veracruzana (UV), quienes realizaron una colecta de fondo para costear su tratamiento contra el cáncer

Apenas el pasado 11 de septiembre, Juan Antonio publicó en su cuenta de Facebook un vídeo en el que pide apoyo para solventar los gastos del tratamiento particular con el que enfrenta el cáncer y que, según su padre Juan Luis Reyna Vergara, mejoró su estado de salud.

“Como se dan cuenta, aunado a eso y a las quimioterapias, perdí la vista, pero va a regresar, sin embargo, el tratamiento es demasiado caro, porque reitero, el IMSS no me ha atendido como se debía, pero obvio no me voy a rajar”, dijo Juan Antonio.

Juan Luis Reyna Vergara aseguró que, por recomendación del oncólogo que atiende en un hospital privado a su hijo, Juan Antonio debe regresar al IMSS para que reciba las quimioterapias contra el cáncer.

TRES MESES DE ANGUSTIA

Juan Antonio Reyna ingresó por primera vez a la clínica 71 del IMSS de Díaz Mirón el pasado 20 de junio, cuando los médicos le hicieron tomografías y estudios con los que supieron el tipo de cáncer que padece. 

Sin embargo, los médicos le encontraron a Juan Antonio masas no especificadas en el estómago y ganglios linfáticos en el pulmón, por lo que decidieron realizarle otros estudios, cuyos resultados fueron entregados mes y medio después.

Luego de que el IMSS entregó los resultados, Juan Antonio tuvo que ser ingresado de emergencia a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) 14, ubicada en la avenida Cuauhtémoc del puerto de Veracruz, pues ya se encontraba en un estado de salud crítico y con pérdida de visión.

Pese a que sus padres presentaron los estudios que les entregaron en la clínica 71, el hematólogo de la UMAE 14 dijo que no servían, por lo que Juan debía ser sometido a una cirugía para que se le realizara otra biopsia.

El joven pasó ocho días sin comer nada debido a que debía estar en ayunas, sin embargo, su padre acusó que el personal no programó la operación en la que debían extraerle una muestra de los ganglios que tenía en el pulmón.

“Esa semana a él le sirvió pa’ que el cáncer le ganara, le comiera la vista”, comentó Juan Luis Reyna.

Cuando Juan Antonio perdió la vista, los médicos debían hacerle una resonancia magnética para conocer las causas de la ceguera, sin embargo, la UMAE 14 no contaba con el equipo necesario y el joven debía esperar hasta el 28 de agosto para el procedimiento.

Lo anterior significaba que el paciente pasara otros ocho días sin comer nada, por lo que sus familiares optaron por pedir la alta voluntaria para llevarlo a la Cruz Roja, donde un oftalmólogo le examinó la vista, sin embargo, no encontró daños.

CÁNCER NO ERA DE ALTO RIESGO

De acuerdo con el oncólogo que atendió a Juan Antonio en un hospital privado del puerto de Veracruz, los resultados de la biopsia que los médicos del la UMAE 14 del IMSS presuntamente rechazaron, bastaban para que el joven fuera sometido urgentemente a quimioterapias

El médico comentó que el cáncer que Juan Antonio padece no era de alto riesgo como indicó el personal del IMSS de Veracruz, sin embargo, los linfomas ya habían invadido parte considerable de su organismo cuando se sometió a las primeras quimioterapias en el hospital privado.

“Yo creo que así le dieron el pronóstico, porque ellos sabían lo que estaban haciendo”, señaló su padre sobre las nulas esperanzas de vida que el IMSS dio a Juan.

La familia del joven gastó poco más de 37 mil pesos en los estudios que, según sus padres, el IMSS se negó a hacerle, por lo que ahora buscan que el instituto les otorgue el tratamiento con quimioterapias para que recupere su salud.

“Estamos viendo la manera, como nos dijeron, de regresarlo al IMSS, ahora el temor por parte de él, que tiene algún tipo de trauma y lo comprendo, es regresar a la atención, que lo tienen sin comer”, indicó.

Los médicos le dan a Juan Antonio un 70 por ciento de posibilidades de que venza al cáncer, pero apenas un 40 por ciento de que recupere la vista.

La Silla Rota Veracruz contactó al enlace de comunicación social del IMSS en Veracruz, Homero Arróniz, quien se comprometió a emitir un comunicado sobre el caso, sin embargo, hasta el cierre de esta nota no se recibió la respuesta.


am