ESTADOS

IPAX cobra a familiares en el Hospital Regional

El IPAX tiene cuatro quejas por violaciones cometidas contra ciudadanos. Usuarios del Hospital Regional de Veracruz acusan por abuso y corrupción a elementos

  • Fernanda Torres
  • 13/07/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
IPAX cobra a familiares en el Hospital Regional

Familiares de pacientes del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz (HRAEV) acusan a personal del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz (IPAX) por abuso y corrupción.

“Les encanta pedir dinero y coquitas, a cambio de dejar pasar a los familiares de los pacientes”, afirma Gissel, quien tiene a su padre hospitalizado y afirma ser víctima de los cobros que exigen los guardias.

De acuerdo con la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) el IPAX acumula cuatro quejas por violaciones cometidas en contra de ciudadanos en los últimos dos años.

La presidenta del organismo, Namiko Matzumoto Benítez, explicó que hay dos quejas formales en contra de elementos del IPAX en lo que va del año, ambas están en trámite, una en Xalapa y otra en Veracruz.

La primera en la dirección de orientación y quejas y la segunda en el área de niños, niñas y adolescentes porque están involucrados menores de edad.

En 2018, también hubo dos quejas, una en Córdoba que se encuentra en elaboración para proyecto de recomendación y una en Las Choapas.

“Esta la dimos por concluida porque en el trámite investigación, no se acreditó Violaciones a derechos humanos”, declaró la funcionaria para La Silla Rota Veracruz.

Mencionó que en mayo de 2018 la CEDH emitió la recomendación 22/2018 por violaciones al derecho a la intimidad al IPAX y debido a que las quejas registradas este año aún se encuentran en trámite, no se ha emitido nada más.

El IPAX es un organismo descentralizado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que presta servicios de guardia y custodia al Hospital Regional de Veracruz, por lo que sus acciones son vigiladas por la CEDH.

No atienden a victimas

Víctimas en el Hospital Regional afirman que nada ha cambiado luego de reportar al personal del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz (IPAX).

“A los del IPAX ya se les metió un reporte directo a Xalapa, varios que estamos aquí se les metió un reporte por personas corruptas”.

En su testimonio, Gissel platicó que en una ocasión le tocó ver a una guardia de seguridad contando lo que ella llamaba “bendiciones”.

En sus palabras, eran 800 pesos que había juntado por cobrar de 20 en 20 a cada familiar que quisiera entrar a ver a su paciente.

“La reportaron y luego la volvieron a contratar, Rosa es su nombre de pila, resulta que su jefa de turno es Olivia, su hermana”.

Esta no es la única vez que se sabe de este tipo de actos dentro del Instituto de la Policía Auxiliar, además de corrupción y nepotismo, los derechohabientes manifestaron malos tratos por parte de los guardias de seguridad.

“Eran las 5 de la mañana aproximadamente, todos dormíamos, y vino el señor a gritarnos con aplausos, ¡YA PARENSE, YA PARENSE!, le pregunté si iban a lavar el piso o algo y dijo: no, pero ya párense”.

“Viene gente de tan lejos, de Chiapas, de Oaxaca, de otros pueblos lejos y tenemos que dormir aquí por falta de recursos (…)”.

Los servicios de dicha institución policial son contratados por particulares, empresarios, ayuntamientos y recientemente son requeridos como escoltas con la promesa de contar con “más de 6 mil 500 policías calificados y confiables del sector”, según el portal web IPAX.mx.

Las historias de abuso se vuelven cada vez más recurrentes en las instalaciones del hospital, cuenta la señora Carmen Espinoza que, en otra ocasión, un vagabundo entró a las instalaciones durante la madrugada, con el objetivo de despojarlos de algunas pertenencias.

“Un vagabundo que estaba vigilando para ver que se roba, anoche fue mi hermana a decirle a una de las policías de allá arriba que por favor bajaran para que lo corrieran, no quiso y no permitió que otro de sus compañeros bajara a correr al vagabundo.

Luego de escuchar las quejas, el subgerente de operaciones en IPAX, Adrián Soto Rodríguez declaró: “No descarto que haya inconformidades, pero son atendidas oportunamente”, sin emitir mayor declaraciones.