ESTADOS

Indira Rosales: yunista que pasó desapercibida en escándalo de VOX

La senadora aparece junto con Julen Rementería, otros 11 legisladores panistas y un sacerdote católico en una fotografía con Santiago Abascal

  • Ángel Cortés Romero
  • 07/09/2021
  • 20:45 hrs
  • Escuchar
Indira Rosales: yunista que pasó desapercibida en escándalo de VOX
Inició su carrera política en 2010 como coordinadora del Programa de Empleo Temporal Inmediato de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). (Foto: Redes)

Aunque las críticas por la firma de la “Carta Madrid” entre los senadores panistas y Santiago Abascal, líder de VOX, partido de la ultraderecha española, cayó sobre Julen Rementería del Puerto, hubo otra senadora veracruzana presente: Indira Rosales San Román.

La Silla Rota Veracruz buscó la postura de la Senadora solicitando entrevista directamente y a través de su enlace de comunicación social, pero hasta el cierre de este texto no se obtuvo respuesta.

La senadora aparece junto con Julen Rementería, otros 11 legisladores panistas y un sacerdote católico en una fotografía con Santiago Abascal, quien visitó la Cámara Alta con la intención de formar una alianza “contra el comunismo” en México.

Indira Rosales respondió a la convocatoria del coordinador de la bancada panista para participar en la firma de la Carta Madrid con VOX, pese a su cercanía con el grupo político del exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, cuya familia tiene una disputa con los Rementería del Puerto.

La actual senadora inició su carrera política en 2010 como coordinadora del Programa de Empleo Temporal Inmediato de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el municipio de Medellín de Bravo, pero fue hasta 2014 que trabajó por primera vez con la familia Yunes.

A partir de ese año ocupó el cargo como coordinadora de Atención Ciudadana del ayuntamiento de Boca del Río durante el segundo período de Miguel Ángel Yunes Márquez como presidente municipal.

En 2016 pasó a ser secretaria del ayuntamiento boqueño y posteriormente se convirtió en la coordinadora de la entrega-recepción del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, su padrino político.

Ya en el yunismo, fue titular de la Sedesol, cargo que presuntamente aprovechó para influir en el nombramiento de su padre, el panista José de Jesús Rosales, como titular de la Dirección Jurídica de la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno del estado.

Como secretaria de Desarrollo Social -puesto de primer nivel-  también impulsó el programa social “Veracruz Cuenta Contigo”, que consistía en la entrega de despensas, cuyos productos, dentro de una caja miniatura de color verde azul, fueron cuestionados por su calidad.

En 2018, tras su renuncia a la Sedesol, fue incluida dentro de la lista de legisladores plurinominales del Partido Acción Nacional (PAN) para el Senado de la República, en donde ostenta un cargo hasta el 31 de agosto de 2024.

Indira Rosales, quien se caracteriza por su postura conservadora y católica, es una de las senadoras que mayor rechazo mostró en los últimos años hacia temas como el aborto, los matrimonios igualitarios y la legalización de la marihuana.

En 2019, el primer año completo de su período como senadora, encabezó una serie de marchas contra la despenalización del aborto y la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo sexo en el Congreso de Veracruz.

Con el argumento de que “no se puede negociar la vida”, la senadora continuó con su postura incluso cuando el ministro Juan Luis González Alcántara llevó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un proyecto para que el congreso veracruzano despenalizara el aborto.

También se mostró en contra de la legalización de la marihuana, específicamente contra la Ley Federal para la Regulación del Cannabis para permitir su uso recreativo, industrial, médico, científico y mercantil.

El argumento de la senadora fue que la discusión sobre la marihuana, cuyo uso lúdico y medicinal ya es permitido en México desde julio de 2021, presentaba varias inconsistencias y contradicciones que se traducirían en una legislación vulnerable.

Su más reciente polémica la concluyó el jueves 2 de septiembre con su participación de la firma de la Carta Madrid con VOX, partido de la ultraderecha española que recientemente lanzó una provocación a 500 años de la caída de Tenochtitlan.

“España logró liberar a millones de personas del régimen sanguinario y de terror de los aztecas. Orgullosos de nuestra Historia”, tuiteó Santiago Abascal el pasado 13 de agosto.

El involucramiento de los senadores panistas con VOX desató una ola de críticas de un sector del panismo, que hasta ahora suma tres disculpas por este hecho, incluida la de Julen Rementería este martes 7 de septiembre.

Funcionarios yunistas como el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, y los diputados federales Carlos Valenzuela González y Maryjose Gamboa criticaron el acuerdo y exigieron consecuencias para Rementería del Puerto.

Sin embargo, se quedaron  de lado las críticas directas en contra la también yunista Indira Rosales San Román, quien sigue sin emitir una postura por su participación en la firma del acuerdo con la ultraderecha española.

Por su parte, el líder de la bancada del PAN en el Senado excusó, acompañado por los legisladores que firmaron la Carta Madrid, que la reunión del jueves 2 de septiembre con Santiago Abascal fue un error y que VOX no representa los ideales del partido albiazul.

 

am