ESTADOS

Gael trabajaba para estudiar a distancia, pero sufrió caída en moto

El joven de 15 años se fracturó el cráneo tras reparar y poner a prueba una motocicleta; sus padres hacen todo por cumplir el milagro de su recuperación

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 13/12/2020
  • 21:52 hrs
  • Escuchar
Gael trabajaba para estudiar a distancia, pero sufrió caída en moto
El estudiante de bachillerato con talento natural para la música ingresó de emergencia, tras sufrir un traumatismo craneoencefálico en un accidente de motocicleta en Coatepec.

XALAPA, VER.- En las últimas tres semanas, una camioneta prestada sirve de refugio a Juan David Domínguez Morales y a Edith Aguilar Gálvez, padre y madre de David Gael Domínguez Aguilar, joven de 15 años hospitalizado en el Centro de Alta Especialidad (CAE) de Xalapa.

El estudiante de bachillerato con talento natural para la música ingresó de emergencia, tras sufrir un traumatismo craneoencefálico en un accidente de motocicleta en Coatepec; él optó por compaginar estudios y trabajo como mecánico en la pandemia de COVID-19.


Por lo anterior, de tres semanas a la fecha, Juan y Edith pernoctan afuera del hospital xalapeño, a la espera de avances del estado de salud de David Gael o bien, comprar fármacos e insumos para su hijo, pues hay desabasto en el nosocomio.

Actualmente el menor se encuentra en coma inducido por el propio personal médico a fin de reducir la inflamación del cerebro del joven y que tenga una oportunidad de salir adelante.

Un conocido les prestó a Juan y a Edith una camioneta para usarla como albergue en las cercanías del CAE y así evitar los riesgos de la intemperie en la madrugada de madrugada en Xalapa, ciudad en donde el termómetro registró 6.8 grados centígrados al amanecer el pasado 9 de diciembre.

Además, debido al demandante cuidado médico de David Gael, ni Edith ni Juan pueden retornar a su trabajo y por lo tanto, la pareja subsiste de los apoyos de familiares y amigos, además de la solidaridad y generosidad de desconocidos que se conmovieron con el caso.

EMPRENDEDOR Y PROMESA EN LA MÚSICA 

El 14 de septiembre, cuando David Gael cumplió 15 años, el adolescente no pidió fiesta, ni pastel, ni comida con sus amigos porque le propuso a su madre, Edith, ahorrar lo suficiente para comprar un acordeón de regalo de cumpleaños.

De hecho, aparte del aprovechamiento de 10 en el CBTiS 13 de Xalapa, el joven expresó un talento temprano para la música, explicó en entrevista su madre Edith Aguilar.

"No me hagas fiesta, ni pastel, ni nada, mejor guarda para que me puedas comprar el acordeón" le sugirió David Gael a Edith días antes de su cumpleaños.

"Nosotros dentro de nuestras posibilidades, hemos tratado de darle lo que él ha querido, siempre y cuando sea en cosas buenas, (...) él empezó porque en un cumpleaños me dijo que quería empezar a tocar el piano, en YouTube se metía y de niño le compraba instrumentitos de juguete, pues le gustó y fue creciendo su idea de ser músico", expresó Edith en entrevista.

Así, a través de tutoriales David Gael aprendió a tocar distintos instrumentos. Con esfuerzo Edith y de Juan pagaron las primeras clases de música, además empezaron a ahorrar para comprar un piano, aunque el muchacho igual se propuso comprar un acordeón.

"En un cumpleaños hicimos una vaquita entre sus hermanos que ya son mayores y su papá, con eso le compramos un órgano. Surgió la idea de que quería ir a clases para aprender más", recordó Edith.

Con el cierre de escuelas, las medidas de prevención contra el Covid19 y el inicio de las clases a distancia, en el joven David Gael nació la inquietud de percibir un ingreso y por lo tanto les pidió permiso a sus padres para trabajar.

Inicialmente, David Gael abrió un lavado de autos. El proyecto le emocionó y estaba generando dinero, pero el joven detuvo ese negocio debido a que se averió una manguera Kärcher con la que limpiaba los vehículos, la cual tenía un costo de mil 200 pesos.

"Nosotros no queríamos que él saliera a trabajar. Le decíamos: 'échale ganas a la escuela, cuando tú te recibas tendrás lo que quieres y trabajarás entonces'. Pero él es así: acomedido, amable, lo quieren y lo conocen, por eso buscó empleo como mecánico".

TERRIBLE ACCIDENTE

David Gael no desistió de su interés para trabajar y empezó a ayudarle a un conocido dedicado a la reparación de motocicletas.

“Iba a ayudar a un amigo a componer motos, porque nosotros tenemos una y es la ocupo para vender mis perfumes de Jafra y Arabela, PERO para ahorrar gasolina nos vamos en esa y el niño la empezó a usar”, relata Edith.

Ese día, David Gael salió a probar una motocicleta que acababa de reparar a una de las calles aledañas a la feria en Coatepec, sin embargo perdió el control del vehículo en unos baches.

“Él se fue a ayudar a un muchacho a componer motos y desgraciadamente compusieron esa motocicleta, él la fue a probar, antes de la feria... en esa calle fue su accidente, fue a probar una moto”.

El joven no portaba casco y por el accidente, se estrelló de cabeza contra el pavimento, sufriendo un traumatismo craneoencefálico.

Servicios de emergencia trasladaron a David Gael al Hospital Civil “Luis F. Nachón”, sin embargo, debido a la gravedad de su lesión lo internaron al CAE, en donde permanece hospitalizado hasta la fecha.

En Michoacán, donde trabajaba de albañil, Juan David Domínguez recibió la noticia del accidente de su menor hijo y viajó a Xalapa para permanecer al tanto del estado de salud de su hijo menor.

"Por allá me llegó la llamada de que mi hijo se había accidentado y como pude me comuniqué con su mamá a verlo donde estaba, fue a verlo al Hospital Civil y como estaba muy delicado por los golpes en la cabeza se lo trajeron al hospital de especialidades", expresó el padre del adolescente.

El personal médico diagnosticó un trauma intracraneal y por eso la joven se mantiene inconsciente y sedado. Además, debido a una inflamación del cerebro, los doctores temen un paro cerebral.

"Y por eso lo pusieron en estado de coma para ver si a su cerebro se baja la desinflamación, (...) ayer que entré a verlo, logró mover los brazos, pero me dicen que es la reacción porque se está aminorando el sedante. Anoche me dijeron que lo volvieron a dormir porque está muy alterado, muy nervioso".

En su caso, Juan David permanece de "guardia" día y noche en el hospital, ante las continuas peticiones de medicamento e insumos para su hijo y por eso, pide ayuda económica para solventar los gastos de David Gael y que ocurra el milagro de que siga con vida y bien de sus facultades.

"Él sigue inducido en un coma y no despierta de forma normal, se empieza a alterar cuando le quitan y lo tienen que volver a dormir, porque ya una vez le empezaron a quitar en la primera semana y con los movimientos se chisparon las mangueras que tenía conectadas en los brazos, se chispó el oxígeno que tenía en la boca".

Además una vez al día, a las 11:00 horas, el personal médico les informa del avance en el estado de salud de su hijo, o bien de cómo pasó la noche., permitiéndoles verlo y hablarle.

De esta manera cada día, desde las últimas tres semanas, pasan al menos 20 minutos con el muchacho, y tanto Juan como Edith platican con él y sobre todo le piden "echarle ganas".

"Le decimos que le eche ganas, le decimos que vamos a salir de esto, y ahí le rezamos un Padre Nuestro, para persignarlo y nos salimos".

Cada día, o por lo menos cada dos días Juan debe surtir las recetas solicitadas por médicos del Centro de Alta Especialidad, además de comprar pañales e incluso dos colchones, uno de aire y uno de agua, aunque recibió una donación para comprar dicho insumo médico que requería su hijo.

A la causa de Edith y Juan se sumó toda la familia con la organización rifas para recolectar recursos con los que les pagan la comida y las recetas; aunque él admite que el hecho de carecer de un ingreso fijo, se le haría imposible pagar más cosas. 

"Y aquí nos quedamos en una camioneta que nos prestaron, porque pues igual y en cualquier momento nos hablan, y aquí estamos para ir atendiéndolo e ir esperando noticias. Yo no sé qué tanto es lo que tenga que estar aquí, unas personas igual me apoya, pero no me van a estar apoyando todos los días, ni cada 8 días, no sé qué tanto vayamos a estar aquí con él en espera".

Por esta razón a los jóvenes motociclistas Juan les recomendó usar casco en todo momento, en vista de la situación experimentada por él y por Edith.

Para donaciones, comentaron, pueden dirigirse con Edith Aguilar Gálvez, al celular 2281823703 de Xalapa o realizar depósitos a la cuenta 4169 1604 8927 0471 en BanCoppel.

ac