ESTADOS

Espacios públicos olvidados en Veracruz durante la pandemia

Áreas como la Casa de la Tierra, el Parque Zoológico Miguel Ángel de Quevedo, Reino Mágico cerraron por la pandemia del covid y presentan afectaciones

  • Inés Tabal G.
  • 06/09/2020
  • 20:15 hrs
  • Escuchar
Espacios públicos olvidados en Veracruz durante la pandemia

Veracruz, Ver. - El óxido que dejó el paso del salitre y la hierba que rebasa el medio metro son alguna de las características que distinguen algunos espacios públicos que en años pasados fueron las principales obras de alcaldes y gobernadores de Veracruz

Obras que costaron millones de pesos al erario y que después de varios años permanecen en abandono y descuido por partes de las autoridades en turno.

Ahora tras la llegada del covid-19, después de la cuarentena y el cierre de varios de estos sitios, los daños y deterioros se hicieron más evidentes.

Áreas como el parque Casa de la Tierra, el Parque Zoológico Miguel Ángel de Quevedo, Reino Mágico entre otras zonas recreativas que cerraron por la pandemia del covid, se encuentran deterioradas y sin mantenimiento.

Áreas verdes del Malecón

Las bancas oxidadas cayéndose a pedazos y el pasto crecido es lo que se observa en las áreas verdes que se encuentra alrededor de la Torre Pemex, bajo la escultura “Riqueza del Mar” que también está sufriendo un importante deterioro en su estructura. 

La última remodelación que tuvieron fue en el año 2016, bajo el Proyecto Integral para el Rescate del Centro Histórico de Veracruz 500 años Puerta del Mar, que presentó en el 2013 el entonces gobernador Javier Duarte, con una inversión inicial de 50 millones de pesos. 

Hasta antes de la pandemia por el covid-19 estos espacios aún seguían deteriorándose, después de cinco meses el daño que sufrieron se aprecia considerablemente. 

Por las recientes lluvias el pasto y la hierba alcanzaron una altura considerable que rebasa el medio metro, aunque en algunas zonas se nota que quitaron el pasto, la mayoría sigue sin mantenimiento, por lo que los transeúntes no pueden utilizar ese espacio por las condiciones en las que están.

La zona es responsabilidad de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex), de acuerdo con lo que han comentado autoridades municipales anteriormente. 

La Casa de la Tierra y CIF La Pinera

De la misma forma se encuentra la Casa de la Tierra y el área aledaña que conforma el Centro de Integración Familiar (CIF) La Pinera, ubicados en el bulevar Fidel Velázquez, que también cuenta con un nulo alumbramiento, lo que lo hace un sitio idóneo para los asaltos por la falta de luminarias, aseguraron ciudadanos. 

Fue en el año 2009 bajo el programa Rescates de Espacios Públicos, que el Ayuntamiento de Veracruz implementó, a cargo del alcalde Jon Rementería Sempé, que este espacio fue acondicionado como un área familiar donde se fomentaría el deporte y la recreación de actividades físicas. 

Esta obra de rescate tuvo una inversión superior a los 4 millones de pesos, la cual contempló la construcción de canchas deportivas, áreas verdes y que tenía visto beneficiar a más de 28 mil habitantes cercanos a la zona.

En la parte sur de las 10 hectáreas que conforman el parque, se encuentran los restos de lo que un día fue considerado un importante centro de observación climática único en América Latina, La Casa de la Tierra

Este sitio tenía previsto monitorear fenómenos naturales y efectos climatológicos, el costo de esta obra fue de 8 millones de pesos, hoy a 10 años de su construcción permanece en el olvido por alcaldes y los mismos ciudadanos.

Actualmente las instalaciones son ocupadas por la Fundación Yaritza, donde se realizan terapias para niños que sufren alguna discapacidad, esta asociación es la que costea el mantenimiento de las áreas verdes.

Pero debido a la falta de apoyo de las autoridades no cuentan con el suficiente ingreso para poder mantener en buenas condiciones el espacio, por lo que el deterioro es notable en la mayoría del inmueble.

El CIF “La Pinera” se localiza a un costado del parque conocido como Casa de La Tierra, es utilizado por las ligas locales de futbol para torneos que se juegan con regularidad cada año, además de ser un espacio utilizado por vecinos para correr.

Sin embargo, el cierre de este espacio durante 5 meses causó que las condiciones decayeran, además de la maleza alrededor, es notorio el desgaste de estructuras metálicas por la corrosión. El sitio es responsabilidad de Ayuntamiento de Veracruz.

Zoológico Miguel Ángel de Quevedo

Otro de los casos que más ha dado de que hablar, por las condiciones precarias en las que se encuentra operando, es el Zoológico Miguel Ángel de Quevedo, con más de 50 años de su inauguración pasó al olvido por varias administraciones.

Lo que causó que especies que se encuentran en el resguardo de este lugar, padezcan las consecuencias de la falta de mantenimiento de las jaulas o espacios destinados para su resguardo.

Son más de 45 especies las que tienen albergadas en el sitio, algunas se encuentran en peligro de extinción.

El largo historial de quejas y de maltrato animal que tiene este lugar fue denunciado en muchas ocasiones por ciudadanos que entraban al recinto.

A pesar de eso el alcalde Fernando Yunes Márquez admitió que el municipio no cuenta con los recursos suficientes para su restauración, el monto de la cantidad haciende a 40 millones de pesos.

Por el momento las instalaciones se encuentran cerradas por la pandemia del covid-19, sin embargo, recientemente recibió la visita de vecinos que acudieron a realizar trabajos de mantenimiento, luego de que se denunció el deterioro en el que se encuentra y se difundieron fotografías en donde se muestra el hacinamiento en el que se encontraban los animales.

Parque Reino Mágico

Por último, está el parque Reino Mágico durante más de 30 años este emblemático sitio fue sede de múltiples eventos e historias que permanecen vivas entre los jarochos. 

Con una extensión de 10 hectáreas, el parque sirvió como un sitio de esparcimiento y recreación familiar, fue sede de los Juegos Centro Americanos y del Caribe 2014, año en el que sufrió su última remodelación que acabó por completo con el parque como se conocía. 

Ahora permanece en el olvido tras la suspensión de eventos deportivos, de los circos y ferias que se instalaban en su estacionamiento. 

Por lo que su interior se observa deteriorado y con indicios de vandalismo en sus paredes, ya que debido a la poca vigilancia es común que delincuentes ingresen al sitio, argumentan locatarios del lugar.

La alberca y los toboganes que en un tiempo eran su principal atractivo ahora se encuentran inservibles, por el tiempo que permanecieron abandonados, incluso antes de iniciada la pandemia de covid-19.

ygr