ESTADOS

Entre peces y la inundación, Edgar continúa con su vida en su hogar

Junto a su familia, el menor de 6 años es uno de los afectados por las inundaciones que se registraron en Las Choapas

  • Fluvio Cesar Martínez / Corresponsal
  • 12/11/2020
  • 08:36 hrs
  • Escuchar
Entre peces y la inundación, Edgar continúa con su vida en su hogar
Las Choapas, Ver.- Entre el agua y las crías de sardinas que ingresaron a su hogar tras el desbordamiento del río San José, en el municipio de Las Choapas, el pequeño Edgar Sánchez de siete años desayuna huevos estrellados. Después de más de una semana de ser víctimas de las inundaciones, dice que ya se acostumbró a vivir entre el agua.

“Estoy desayunando, a veces como aquí o en la cama, pero me gusta más en la mesa porque así ayudo a patalear para que la corriente no se lleve a los pececitos para atrás, a veces los intento atrapar porque aquí andan”


Su vivienda se ubica en la zona baja de la colonia Tiburoneros, una de las seis que fueron afectadas tras el desbordamiento del afluente.

Su madre y su padre le dicen que no baja al agua, pues su vivienda esta cubierta más de 50 centímetros, donde se observan muebles, sillas, estufas y hasta una cama que han sido alcanzados por el agua.

“Ya son varios días, y pues como mi mamá esta aquí, yo aquí ando, mi mamá me dice que no ande caminando, pero me gusta andar con los peces”, insiste con una sonrisa.

En cambio, su mamá, la señora Julia Sánchez, dice que la situación “está algo difícil con estas inundaciones y nos perjudica más y hay que esperar la voluntad de Dios, pero gracias al señor desde ayer comenzó a bajar el agua”.

A pesar de que en su punto más critico el agua superó el metro de altura en su vivienda hecha a base de concreto, se negaron a dejarla.

“¿A dónde vamos?, si nosotros solo tenemos este hogar, por eso tenemos que cuidar nuestra casa”, reitera Juliana.

Temen perder sus enseres, por eso no abandonan sus viviendas

En las ultimas 24 horas el nivel del agua ha disminuido más de 10 centímetros en las colonias que fueron afectadas por las inundaciones.

Mientras tanto, decenas de familias, caminan y realizan sus actividades entre el agua, pues la gran mayoría de la colonia Tiburoneros, dicen estar acostumbrados a las inundaciones. Y para salir, ocupan lanchas de algunos pescadores.

Prefieren no salir de sus hogares inundados por temor a que les roben sus pertenencias, colocadas en las partes altas.

“Aquí lo que perdimos fueron dos muebles y unas sillas, siempre pasamos la creciente entre el agua, porque luego vienen los amantes de lo ajeno”, manifiesta Eduardo Sánchez, vecino de la misma colonia.

Y es que existen personas que aprovechan que las viviendas son dejadas y que los enseres están en las partes altas, para hurtarlas.

“Pues además no le tememos a lo que pase, ya paso lo peor y pues a veces solo andan unas víboras o lagartos pero los ahuyentamos”, agrega Eduardo.

PC preve que niveles se normalicen el fin de semana

De acuerdo con lo informado por el director de Protección Civil municipal, Francisco Castillo Reyes: si la situación continúa de esta forma, para el fin de semana se normalizarían los niveles.

Con lo que las viviendas podrían comenzar a secarse y probablemente salga toda el agua.

“Pues no hay probabilida de màs lluvias y eso es bueno, más que nada por las personas porque la verdad estan sufriendo mucho, afortunadamente se les dio el aviso y pudieron subir sus cosas o llevarlas con familiares”, puntualizó.

El pequeño Edgar y su mamá ruegan a Dios que ya no llueva más, pues el quiere salir a jugar a su patio.

    “Pues dice mi mamá que esperemos y que Dios dirá cuando ya no va a llover y el agua se salga”.