ESTADOS

Entre lluvia y covid, Sergio se aferra a trabajar

Por pandemia y bajas ventas a Sergio le disminuyeron el sueldo, de mil 500 que ganaba a la semana, ahora solo cobra mil

  • Inés Tabal G.
  • 10/08/2020
  • 20:46 hrs
  • Escuchar
Entre lluvia y covid, Sergio se aferra a trabajar

Veracruz, Ver. - Es una mañana lluviosa en el puerto de Veracruz, frente al hotel Mar y Tierra está Sergio seca con una franela roja el puesto de raspados donde trabaja desde hace más de dos años.

La lluvia se detuvo un instante, aprovecha para limpia la barra del local y mientras mira hacia arriba comenta que "hoy no habrá venta", lo dice por el cielo nublado que se ve en el horizonte.

Es el primero de los cuatro puestos de raspados que se colocan todos los días en el malecón de Veracruz y que a causa del covid, y ahora por las lluvias de la onda tropical número 25 que llegó al Estado, vieron afectados sus ingresos desde la última semana de marzo.

Llegó hace cuatro años al puerto de Veracruz buscando un ingreso económico que le permitiera tener una mejor calidad de vida, salió de su natal Oaxaca a los 15 años, ahora se encuentra en el primer municipio con más casos de covid del Estado.

Hasta el momento el puerto encabeza las listas de contagios y muertes con 5 mil 648 positivos y 713 defunciones, mientras que a nivel estatal hay un total de 24 mil 36 casos confirmados.

Pandemia redujo el sueldo de Sergio

Los altos números de contagios paralizaron las actividades turísticas del sexto estado con más recepción de turismo a nivel nacional, según el secretario de Turismo Federal, Miguel Torruco Marqués.

Al igual que dañaron considerablemente las ventas para los comerciantes ambulantes, quienes todos los días abarrotaban la Macro Plaza del Malecón y que ahora esperan la llegada del turismo extranjero y local para volver a reactivar su economía.

“A veces hay gente y otras no hay nada, depende de cómo esté el tiempo, cuando está lloviendo la gente no sale”, dijo Sergio.

Afirmó que antes del covid, los días buenos eran los fines de semana, alcanzaban una venta de 2 mil pesos diarios, ahora no logran ni sacar la mitad entre los dos puestos de raspados que tiene su patrón.

Debido a eso su jefe les tuvo que bajar el sueldo, ya que no podía seguir pagándoles la misma cantidad con tan pocos ingresos, de mil 500 que ganaba a la semana, ahora solo cobra mil y tienen que sobrevivir con dos mil pesos a la quincena. 

Pandemia de desigualdad

Sergio no sabe mucho del covid-19, ni siquiera le interesan las cifras, solo sabe que gracias a eso él y sus compañeros se están quedando sin ventas.

“No. Nosotros no dejamos de trabajar, siempre estuvimos aquí, nosotros no agarramos cuarentena”

Ellos no tuvieron cuarentena, siguieron trabajando normal pese a las pocas ganancias. Al igual que cientos de trabajadores informales los cuales se encontraban en el dilema de resguardarse en casa o quedarse sin dinero.

En el primer caso no era opción, aseguró Sergio, ya que sin ventas no logrará obtener el mismo sueldo, que necesita para pagar renta, alimentarse y demás insumos básicos para mantenerse.

A pesar de que no tiene familia que dependa económicamente de él, dijo que ve a sus otros compañeros a quienes también le preocupa que la situación siga igual.

Comercios informales disminuyen por pandemia

Datos de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) revelan que en abril de este año la ocupación informal fue de 20.7 millones de personas, una disminución de 10.4 millones con respecto al mes de marzo, los cuales salieron de la fuerza laboral.

En tanto que, la tasa de informalidad fue de 47.7 por ciento en abril una disminución de 8 por ciento en comparación a marzo.

Por el cierre de negocios entre el mes de marzo y abril hubo una disminución de seis millones en actividades no esenciales, detallan los indicadores del INEGI.

La tasa de ocupación en el sector informal en abril de 2020 fue de 20.7 por ciento, una disminución de 6.3 puntos porcentuales respecto a marzo.

Mientras que el porcentaje de nivel de ingreso de los salarios mínimos aumento de 22 por ciento a 25.8 por ciento de marzo a abril.

ygr