ESTADOS

Encuentran tortuga Laúd muerta en playas de la Riviera Veracruzana

El ejemplar fue encontrado en un lugar donde se han realizado al menos dos hallazgos más

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 05/03/2020
  • 21:09 hrs
  • Escuchar
Encuentran tortuga Laúd muerta en playas de la Riviera Veracruzana

Una tortuga marina de la especie Laúd fue encontrada muerta en playas de la Riviera Veracruzana, en las inmediaciones de la zona residencial del municipio de Alvarado.

El ejemplar fue encontrado en un lugar donde se han realizado al menos dos hallazgos más de tortugas de la especie Verde, así como otros ejemplares de vida marina en menos de un mes por la asociación civil Earth Mission.

La tortuga Laúd es una especie en peligro de extinción protegida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, debido a su estatus crítico y vulnerable.

Es considerada la tortuga más grande del mundo, en Veracruz se ha logrado presenciar únicamente el arribo de un ejemplar como este en los últimos 10 años. Otras evidencias de su presencia se documentan por los nidos cada vez menos frecuentes que son encontrados.

Según especialistas llega a pesar entre 250 y 700 kilogramos y alcanza tallas de entre 1.8 y 2.2 metros de longitud.

 

SUMAN OCHO TORTUGAS MARINAS MUERTAS

De enero a la fecha se registran ocho ejemplares de tortugas marinas encontradas muertas en playas ubicadas en el perímetro del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), contando este último hallazgo.

Los primeros fueron tortuga marina de la especie Verde que fueron reportados en la comunidad de Mata de Uva, en el municipio de Alvarado, después de esto otros dos se presentaron en las playas de la Riviera Veracruzana.

Ante de la tortuga Laúd reportada este jueves 5 de marzo, fue recogido un ejemplar de tortuga Verde el 15 de febrero en la zona turística de Boca del Río, luego de que bañistas solicitaron el apoyo de la asociación civil Earth Mission para mantener el cuerpo en buenas condiciones y entregarlo a las autoridades para determinar las causas de la muerte.

En aquel entonces, Sergio Armando González entregó el cuerpo en las oficinas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para solicitar que se iniciara una investigación sobre la mortandad de los animales.

El ambientalista indicó que las características de los ejemplares encontrados mostraban heridas por practicas pesqueras, además de que criticó la falta de regulación sobre esa actividad por parte de autoridades federales en el área natural protegida.

ygr