ESTADOS

En zona blindada mataron a mujer en Xalapa; a 4 años, cae implicado

Vecindario estaba organizado contra delincuencia, pero esto no impidió el homicidio de una querida residente de la colonia en 2016

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 19/03/2021
  • 09:14 hrs
  • Escuchar
En zona blindada mataron a mujer en Xalapa; a 4 años, cae implicado

XALAPA, VER.- Nadie vio ni escuchó nada la madrugada del 10 de noviembre del 2016. Los vecinos de la calle Betancourt, en el centro de Xalapa, estaban organizados con el programa Vecino Vigilante y además pagaban 8 mil pesos mensuales en seguridad privada ante los robos a casa habitación y atracos constantes en la zona.

Sin embargo, las medidas de seguridad no fueron efectivas, pues la profesora Guadalupe Mora Palacios fue asesinada a sus 71 años y embolsada en su recámara, posiblemente mientras dormía.

La víctima fue educadora en Orizaba, aunque era reconocida y apreciada en Xalapa debido a su labor en el Seminario de Cultura de Coatepec, tras jubilarse de su profesión. Su crimen permanecía impune y causaba indignación entre los familiares, amigos y residentes de la zona.

Sin embargo, 4 años después de ocurrido el homicidio, agentes de la Policía Ministerial detuvieron en la Ciudad de México al presunto homicida, la mañana de este jueves.

El ahora apresado es identificado por la Fiscalía General del Estado (FGE) como Eliel "N", quien tenía una orden de aprehensión vigente en la causa penal 163/2018, concedida por un juez de control con sede en Pacho Viejo.

De acuerdo con las indagatorias, el cuerpo de la maestra fue hallado al interior de su domicilio, embolsado y maniatado. Lo anterior pese a que, a menos de 100 metros de la vivienda, se encuentra una caseta de policías y a que la zona se caracteriza por contar con cámaras de vigilancia y alarmas de seguridad.

En su momento se hizo saber que era probable que la maestra conociera al agresor, ello debido a que no fueron encontradas huellas de haber violado las cerraduras de su casa el día de la agresión, sin embargo, hasta el momento no ha se ha informado sobre los antecedentes o relación de Eliel "N" con la víctima.

De acuerdo con la Fiscalía, el operativo que culminó con la captura del presunto homicida se llevó a cabo en coordinación con elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y el implicado será trasladado a Veracruz para ser presentado ante el juez de la causa que lo requiere.

VECINOS EXIGIERON JUSTICIA

Aunque los años pasaron, los vecinos de la calle Betancourt siempre exigieron a los fiscales de Veracruz aclarar este crimen, desde Luis Ángel Bravo Contreras, Jorge Winckler y Verónica Hernández Giadáns.

Guadalupe Mora Palacios vivía sola, le gustaban la cultura y la promovía sin esperar nada a cambio, por ello se ganó el respeto de distintas personas en Xalapa, quienes durante 5 años mantenían un reclamo constante para que se castigara al o los responsables.

 

En su momento los lugareños incluso colgaron una lona en la entrada de la calle privada:

"Los vecinos de la calle Betancourt EXIGIMOS JUSTICIA INMEDIATA para la maestra Guadalupe Mora Palacios".

En esta vía era común ver flores adornando la ventana de la casa de Guadalupe Mora Palacios y sus familiares, como su sobrina Gabriela Mora, quienes accedían de vez en cuando a hablar con los medios de comunicación para que el tema no fuese archivado por las autoridades.

"No hay ningún avance en las investigaciones. Lo único que sabemos es que hay una cámara en la avenida Ávila Camacho, pero nos explican que tiene una rotación y no se sabe si grabó algo ese día. Yo creo que, en esa rotación, a la hora de lo ocurrido, pudo enfocar hacia acá. Espero nos dé una pista", dijo Gabriela Mora en enero de 2017.

Los residentes calificaron el crimen como algo espantoso, que sólo habían visto en los periódicos y en las noticias.

De acuerdo con la familiar, la profesora jubilada no llegó a una junta vecinal el día en que ocurrió su asesinato, situación que extrañó a todos los vecinos porque ella siempre estaba al tanto de lo que ocurría en la calle Betancourt.

Gabriela Mora y su madre ocuparon la llave que tenían para abrir la casa de Guadalupe, hallándola en su recámara, amarrada y cubierta con una bolsa negra, según relataron.

De acuerdo con la testigo, las cosas al rededor estaban desordenadas y se habían llevado algunos objetos, por lo que consideran que el móvil pudo ser el robo.

"Es algo que ya nos marcó para toda la vida y ya tienes miedo, la tranquilidad nos va a costar muchísimo volverla a tener", declaró después del crimen.

La mujer confesó que tuvieron que cambiar su rutina, lo que también ocurrió con los residentes y vecinos de la zona, quienes ya no se fiaban de los elementos privados y también exigieron patrullaje a la Secretaría de Seguridad Pública.

"Tienes que cambiar tu forma de vida, no le puedes abrir la puerta a la gente como antes, no puedes platicar con la gente. Es un cambio total en todos los sentidos".

PEDÍAN RESULTADOS AL GOBIERNO DE LA 4T

Durante los meses posteriores al crimen, los vecinos de Betancourt presionaron a las autoridades para esclarecer el hecho, así como sus familiares.

Tal es el caso de Cecilia Gallardo Mora, quien por redes sociales siempre exigió resultados a la Fiscalía y al Gobierno de Veracruz, actualmente del morenista Cuitláhuac García Jiménez.

"Han pasado cuatro años desde que nos arrebataron a mi madre, a nuestra Lupita. Han pasado tres gobiernos y no sé cuántos fiscales prometiéndonos hacer lo que su antecesor no quiso/hizo.  Todos nos han mentido, todos nos han defraudado ... A diferencia de Cuitláhuac García Jiménez, yo no estoy contenta con sus resultados en la materia", escribió apenas el pasado 10 de noviembre, en el cuarto aniversario del crimen.

Apenas hace 6 días Gallardo Mora compartió en su Facebook una imagen de unas orquídeas, afirmando que su madre "seguía floreciendo".

Pese al incremento de vigilancia, en la zona centro de Xalapa a la fecha continúan proliferando los delitos del fuero común como robos a casa habitación, atracos y robos de vehículos o motocicletas.

Incluso los residentes dejaron de promover el Programa Vecino Vigilante y cuerpos de seguridad privado realizan rondines durante la madrugada.