ESTADOS

En ruinas, sedes deportivas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz

Inmuebles representativos en donde se adaptaron espacios para competencias deportivas de alto rendimiento fueron relegados a oficinas gubernamentales

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 16/12/2019
  • 20:07 hrs
  • Escuchar
En ruinas, sedes deportivas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz

Las sedes deportivas en las que se anunció una inversión de 2 mil millones de pesos para albergar los eventos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, se encuentran abandonadas y fuera del alcance de los veracruzanos.

Inmuebles representativos en donde se adaptaron espacios para competencias deportivas de alto rendimiento como el Auditorio Benito Juárez y el Parque Reino Mágico, en la ciudad de Veracruz, fueron relegados a oficinas gubernamentales; el primero ocupado por el Gobierno del Estado y segundo por el Ayuntamiento porteño.

En el Auditorio Benito Juárez se hizo una inversión de 55.1 millones de pesos para su remodelación, en ese espacio se disputaron las competencias de baloncesto; actualmente en la fachada frontal y la parte posterior son visibles los desprendimientos de bigas y cristales.

En aquel entonces se anunció que el recinto seguiría siendo utilizado por el equipo Halcones Rojos de Veracruz, que, debido a los adeudos económicos con la Liga Mexicana de Baloncesto, tuvo que desaparecer. El espacio principal se encuentra abandonado actualmente y en desuso.

En tanto, en el parque infantil Reino Mágico se construyó el Patinódromo con una inversión de 42.8 millones de pesos, el sitio que se supone quedaría como un legado deportivo, pero se encuentra actualmente abandonado.

Otros espacios como el estadio Luis “Pirata” Fuentes y el Centro de Alto Rendimiento (CAR), se otorgaron al equipo de futbol Club Tiburones Rojos de Veracruz, administrado por la iniciativa privada y que fue desafiliado de la Federación Mexicana de Fútbol por diversas irregularidades y adeudos.

En tanto, el Parque Universitario Beto Ávila se encuentra en desuso desde hace dos años, con la desaparición del béisbol profesional, al desaparecer el equipo Los Rojos del Águila.

Sin embargo, no solo es la falta de mantenimiento y el abandono propiciado en sitios que se supone serían utilizados por los veracruzanos, sino el presunto sobrecosto e irregularidades que el actual gobierno estatal detectó en la inversión que la administración de Javier Duarte hizo para la organización de la justa deportiva.

Hecho que fue denunciado a la Fiscalía General del Estado por la Secretaría de Educación, dependencia a cargo del Instituto Veracruzano del Deporte, uno de los principales entes operadores de los recursos para la organización de la justa deportiva.

DESFALCO VISIBLE

El titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García, dio a conocer que se detectó el presunto desvío de mil millones de pesos del presupuesto destinado para la organización de los JCC Veracruz 2014.

El monto corresponde a recursos federalizados otorgados a la administración estatal por la Comisión Nacional del Deporte (Conade), que según las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación en el ejercicio de recursos 2014, no fueron comprobados.

A partir del presunto desvío de recursos destinado a obras para el deporte, el estado de Veracruz recibió un veto financiero de parte de la Conade, el cual finalizará en 2020, con un posible estímulo de 3 millones de pesos para preparadores y entrenadores.

“Haremos lo que procede, presentar la denuncia ante la irregularidad y los faltantes que no han sido comprobados y que son más de mil millones de pesos, sostuvo el titular de la SEV.

En tanto, el director del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), Víctor Iván Domínguez, en entrevista calificó el desfalco durante los Centroamericanos como "visible" a la luz pública.

"Fue visible y sabido por los veracruzanos el desfalco tan grande que hubo a raíz de los Juegos Centroamericanos y sin dudas yo creo que una vez que haya información pertinente y que, de paso a poner una denuncia penal, no nos cabe la menor duda que se va a hacer"

Sin embargo, Iván Domínguez evitó adelantar nombres de los probables responsables de los desfalcos cometidos durante el gobierno del priista Javier Duarte de Ochoa, actualmente preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

El funcionario indicó que la Contraloría General del Estado tendrá que proceder en contra de quien o quienes sean responsables, aunque uno de los señalados sería Carlos Sosa Ahumada, exdirector del IVD y quien ha sido citado a comparecer para explicar el manejo de los recursos ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis).

“Es probable que todo esto termine en una situación legal porque de lo contrario seríamos omisos, si hay una forma de trabajar del actual gobernador y del secretario de Educación es denunciar todos los casos de corrupción”, aseguró Iván Domínguez.

OBSERVACIONES POR DESVÍOS

Las observaciones por los desvíos de recursos en la organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, se remontan cuatro años atrás, cuando un año después de la justa deportiva se entregaron los resultados de la Cuenta Pública 2014 por parte del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis).

En el informe de resultados que el Orfis entregó al Congreso del Estado en ese entonces, se detectaron 33 observaciones y recomendaciones de carácter técnico a la obra pública y ocho de carácter financiero relacionadas con los JCC Veracruz 2014.

Lo anterior derivaron en un presunto daño patrimonial de 14.5 millones de pesos en la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), ente que ejecutó los recursos para la construcción o remodelación de inmuebles.

En ese mismo informe de resultados, certificado por el Orfis, la SIOP también fue exhibida por varias obras con atraso y abandono, contratos con “operaciones contractuales” vencidos y obras que no incluyeron los sobre costos.

Una de las obras señaladas por el Orfis en ese entonces por “inflar los precios”, fue la rehabilitación del gimnasio “El Mexicano” y la construcción de la Arena Córdoba, ya que, en los pisos de concreto, la compra y colocación de falso plafón, y el suministro y colocación de losa y lámparas, entre otras, derivó en un daño patrimonial de 4 millones 600 mil pesos.

Por otra parte, en la revisión de la Cuenta Pública 2014 se detectaron inconsistencias en los recursos operados directamente por el Comité Organizador de los JCC 2014.

“El Estado de Actividades al 31 de enero de 2015, presentado por el Comité Organizador de los Juegos Deportivos Centroamericanos, Paracentroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, muestra egresos por un importe de $6,474,817.91, mismo que comparados con sus ingresos por la cantidad de $7,299,568.06 refleja un resultado de $824,750.15”, detalla una de las recomendaciones financieras.

Sin embargo, durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa no hubo ninguna consecuencia en contra de los funcionarios responsables en el manejo de los recursos, tampoco por parte de la administración que se sucedió, ya que el tema no fue incluido en la agenda del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Aunque el actual gobierno estatal asegura que se investigan los actos irregulares señalados, cinco años después del evento deportivo nadie ha pagado las consecuencias y las instalaciones construidas o remodeladas se mantienen a la vista de los veracruzanos.

ygr