ESTADOS

En plena pandemia, yates dan tours en Veracruz por 4 mil pesos

Lancheros de Villa del Mar acusan de injusticia, mientras ellos acatan la restricción de navegar en los arrecifes, los yates incumplen

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 22/06/2020
  • 14:06 hrs
  • Escuchar
En plena pandemia, yates dan tours en Veracruz por 4 mil pesos

Veracruz, Ver. Embarcaciones privadas realizan recorridos para turistas en la bahía de Veracruz sin ninguna sanción de autoridades marítimas o ambientales, a pesar de las restricciones por la pandemia de covid-19, afirmaron prestadores de servicios turísticos de Villa del Mar.

Yates que zarpan de la marina turística Veramar cobraron alrededor de 4 mil pesos para realizar recorridos en las islas y cayos del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano durante el fin de semana, señaló Hugo Krisman Martínez, dueño de una embarcación turística que desde marzo pasado tuvo que dejar de prestar servicios por las restricciones que impuso la Secretaría de Marina-Armada de México.

"Embarcaciones de mayor calado como los Yates están saliendo y la ley no es pareja porque ellos están infringiendo la ley tanto de Marina como de Semarnat, a ellos se les está beneficiando al permitirles salir sin ningún tipo de sanción o restricción, ya que no hay operativos de la Marina no de Semarnat".

Hugo afirmó que desde que declaró la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, se prohibió a los lancheros que realizaran recorridos turísticos en las islas del Parque Nacional.

La prohibición fue acatada por los prestadores de servicios debido a las amenazas de imponer sanciones fuertes a quien desobedeciera, a pesar de que se cortaba de tajo su única fuente de ingresos.

Por esta situación más de 300 familias que trabajaban en las playas de Villa del Mar fueron afectadas económicamente. Las solicitudes de apoyos a las autoridades municipales, estatales y federales no tuvieron respuesta, señaló el entrevistado.

En su caso, para mantener a sus tres hijos y su esposa tuvo que salir a vender pescado a granel que lograba sacar de la bahía con las pocas herramientas que tenía a la mano, además de completarse con préstamos financieros y recurriendo a casas de empeño.

Hugo Krisman lamentó que las autoridades sean omisas y flexibles cuando sectores favorecidos rompen las restricciones, pero de forma contraria endurezcan la aplicación de la Ley cuando se trata de grupos con menores ingresos económicos.

"Somos un sector muy vulnerable y somos los que más regulados estamos, ya que tenemos que pagar permisos, somos los que más ingresos damos a la federación, pero los más olvidados".

Lancheros de Villa del Mar pidieron a las autoridades considerar al sector en las políticas del regreso a la nueva normalidad, para que las restricciones en la navegación recreativa sean levantadas con las medidas preventivas para evitar contagios.

"Somos más de 200 prestadores de servicios afectados y más de 350 las familias afectadas por la pandemia, ya no pedimos apoyos porque no nos lo dieron en todo este tiempo, lo que pedimos es que nos permitan reabrir nuestras actividades, con todas las medidas de prevención para evitar contagios, que incluye la sanitización de las embarcaciones y reducir el aforo de los viajes", dijo.