ESTADOS

En incendio, artesanos pierden mercancía con la que librarían crisis

Tras incendio en su departamento Alejandro y Verónica perdieron más de 70 mil pesos en blusas y artesanías que vendían en el puerto de Veracruz

  • Inés Tabal G.
  • 13/11/2020
  • 19:23 hrs
  • Escuchar
En incendio, artesanos pierden mercancía con la que librarían crisis
Verónica y Alejandro provienen de San Juan Chamula, una población indígena que se ubica a 10 km de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas.

Con escoba y cepillo en mano Verónica limpia el agua con restos de cenizas que escurre por las escaleras de un edificio en renta, ubicado en la esquina de la calle Esteban Morales y la avenida Francisco I. Madero, en el centro de la ciudad de Veracruz.

Desde temprano comenzaron las tareas de limpieza por los daños que ocasionó el incendio del departamento donde rentan, en ese accidente perdieron todas sus pertenencias personales y más de 70 mil pesos en mercancía que adquirieron para vender; entre ropa, pulseras y demás artesanías que tenían en el cuarto donde se originó el incendio.

La noche del 11 de noviembre Verónica y Alejandro salieron a cenar con su hija y sobrina, uno de sus hermanos se quedó dormido en uno de los cuartos del edificio donde rentan, al llegar a su casa se percataron que se estaba quemando una de las recámaras de su departamento.

El encargado del edificio al darse cuenta del humo que salía de la recámara dio parte a las autoridades y a los Bomberos Municipales, quienes acudieron a auxiliar a la familia, después de un par de minutos lograron apagar el fuego, pero ya era demasiado tarde.

Las llamas alcanzaron parte del baño y la cocina, también acabaron con más de tres toneladas de ropa que el matrimonio había adquirido para vender, al entrar al inmueble los primeros estragos que dejó el fuego se notan a simple vista, con las paredes calcinadas e impregnadas de humo.

Al parecer el incendio se originó por un corto circuito de un enchufe que estaba conectado al refrigerador, que también se perdió al igual que una televisión, comentó Alejandro

Se quedaron endeudados con la pérdida de mercancía

“Todo lo que se invirtió ella lo tuvo que pedir prestado, estábamos confiados en diciembre ya ves que en la pandemia hubo poca venta, se invirtió todo y ya ve lo que paso”, dice Alejandro mientras toma las blusas bordadas que fueron reducidas en cenizas.

Provenientes de San Juan Chamula, una población indígena que se encuentra a 10 kilómetros de San Cristóbal de las Casas en el estado de Chiapas, llevan 11 años viajando al estado de Veracruz en las temporadas altas de vacaciones, donde logran percibir mayor ingreso en la venta de blusas bordadas y pulseras, oficio con el cual sobreviven.

Para conseguir la materia prima con la que fabrican las blusas el matrimonio tuvo que pedir prestado a comerciantes de su pueblo, mientras que Verónica pasó casi cinco meses cociendo cada una de las prendas que se perdieron en aquel accidente

Tristes y con el ánimo desecho, comentan que no saben cómo le harán para pagar todo lo que deben, pues en la época de confinamiento ellos tampoco laboraron, ya que se fueron a su pueblo para poder conseguir toda la mercancía que yace calcinada en el suelo.

Hace apenas dos meses que llegaron de nueva cuenta al puerto, para trabajar, pero afirman que este hecho los dejó sin un sustento, ahora solo están sobreviviendo con la ayuda que vecinos y personas les están regalando, ya que también se quedaron sin su ropa.

Por fortuna en el percance no hubo perdidas humanas, ya que su hermano logró salir a tiempo del lugar.

Desconsolado Alejandro mira hacia el suelo, sus ojos tratan de sostener las lagrimas que le ocasiona ver tantos meses de trabajo que se perdieron en una sola noche, mientras que su esposa sostiene la escoba llena de cenizas, ahora afirma que lo único que les queda es seguir trabajando, para pagar lo que deben.

Población indígena en desigualdad: Conapred

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que los estados que tienen una mayor concentración de población indígena son Oaxaca, Chiapas, Veracruz, México, Puebla, Yucatán, Guerrero e Hidalgo, siendo los cinco primeros quienes registran un aumento en la expulsión de población indígena nativa.  

La Encuesta Intercensal dice que hay 25.7 millones de personas lo que equivale a 21.5 por ciento de la población nacional que se identifican como indígenas

De esta cantidad la mayoría vive en condiciones precarias y de desigualdad social, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) en su documento “Pueblos Indígenas”, señala que las personas pertenecientes a comunidades indígenas enfrentan una situación de discriminación estructural.

Debido a esta discriminación las personas indígenas tienen menor probabilidad de contar con suficientes recursos para su formación académica o extracurricular y menos facilidades para adquirir un crédito.

Tal es el caso de Alejandro y Verónica, los cuales tras perder todo su patrimonio en aquel incendio no cuentan con los recursos necesarios para volver a levantarse económicamente, ya que se quedaron endeudados y sin la probabilidad de adquirir algún crédito que los pueda ayudar a estabilizarse y volver a trabajar.