ESTADOS

El exdirector de penales acusado de desaparición forzada

Óscar Sánchez Tirado, ex director general de Prevención y Reinserción Social, fue detenido en Mazatlán, Sinaloa acusado de desaparición forzada

  • MIGUEL ÁNGEL CARMONA / CORRESPONSAL
  • 27/09/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El exdirector de penales acusado de desaparición forzada
Oscar Sánchez Tirado, exdirector de penales (Foto. tomada de la web)

Veracruz (La Silla Rota).- Óscar Sánchez Tirado, ex director general de Prevención y Reinserción Social, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fue detenido en Mazatlán, Sinaloa junto a su esposa Olga Jiménez Noya por la desaparición forzada de Carlos David Bautista López, cuyo paradero era desconocido desde el 15 de septiembre de 2015.

Por ese delito también fueron detenidos seis policías que, hasta el día de su captura, el 19 de septiembre de 2017, estaban activos en la SSP. Cuatro de ellos fueron capturados en el penal de San José, otro más en su domicilio ubicado en la colonia Sumidero, en Xalapa y un sexto en las instalaciones de El Penalito, Veracruz.

Los exoficiales son: Jaime Hernández Olán, alias “El Pachis”; Jorge Alfredo García Durán; Rafael Mesa Reyes, “El Junior”; Carlos López Landa, “Sansón”; Abraham Pita Sena, “El Pita”; y Abel Ojeda Castellanos, “El Blade” Un séptimo policía, José Guadalupe Salazar Velasco, “Chichifo” es prófugo de la justicia.

Óscar Sánchez Turado, conocido por su clave policial como “La Roca”, fue designado en la dirección de la SSP el 01 de agosto de 2014, donde permaneció hasta el 18 de febrero de 2016 bajo las órdenes directas de Arturo Bermúdez Zurita, hoy vinculado a proceso por cinco delitos relacionados con corrupción.

A los ocho detenidos se les acusa como autores materiales e intelectuales en la desaparición de Carlos David Bautista López, un joven de 31 años, originario de Veracruz que se empleaba como vendedor de motos en la agencia Suzuki.

De acuerdo con investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), Carlos David Bautista fue privado de su libertad el 15 de septiembre de 2015 por instrucciones de Óscar Sánchez Tirado, entonces director general de Prevención y Reinserción Social.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Captan a hombres intentando secuestrar a joven en Puebla

Bautista López se reunió con Olga Hebe Jiménez Noya, quien era su expareja sentimental, en un domicilio ubicado en la colonia Unidad del Valle, en la Calle Ángel Carvajal, número 134. En el sitio, entre las 7: 22 y 7:50 horas, se apersonó Sánchez Tirado con dos escoltas, José Guadalupe “El Chichifo” y Rafael “El Junior”.

La víctima, en contra de voluntad, fue ingresado en un vehículo Nissan Rogue color blanco y posteriormente llevado hasta una propiedad de Sánchez Tirado, ubicada en la comunidad La Mancha, en el municipio de Actopan. Desde ese día el paradero de Carlos David Bautista es desconocido.

El día de ayer, martes 26 de septiembre, Óscar Sánchez Tirado, su esposa Olga Hebe Jiménez Noya y seis policías de la SSP fueron vinculados a proceso y recibieron un año de prisión preventiva como media cautelar.

La juez de control, Alma Aleida Sosa Jiménez también concedió un plazo de tres meses para investigaciones complementarias. Las audiencias de los ocho detenidos se llevaron a cabo en las salas de juicio orales del Poder Judicial, con sede en el municipio de Coatepec.

"Me tienen en una celda de castigo; dicen que me van a chingar": Sánchez Tirado 

Al término de la audiencia de vinculación a proceso, Sánchez Tirado pidió la palabra ante la juez de control, Alma Aleyda Sosa Jiménez, y aseguró que desde su arraigo en el penal de Pacho Viejo, el 20 de septiembre de 2017, fue aislado en una celda de castigo, a la que llamó “La Fría”, con extensión de 1 metro de ancho por 2.5 de alto.

“Desde que llegué me tienen en este lugar a oscuras, que es usada para los presos que son reincidentes. Me baño sobre la taza y a oscuras. Tengo la presión altísima. No sé cuándo es de día y cuándo es de noche. Le pido que me manden a un lugar más cómodo”, solicitó el exdirector de penales en Veracruz, durante el sexenio de Javier Duarte.

El acusado agregó que en días pasados se apersonaron en el penal de Pacho Viejo, Jorge Winckler Ortíz, Fiscal General del Estado y Jaime Téllez Marié, secretario de Seguridad Pública del Estado, quienes, según sus palabras, hablaron a solas con la otra acusada por este delito Olga Hebe Jiménez Noya.

“Los presos me dijeron con palabras altisonantes que me pusiera listo porque llegó el Fiscal y el Secretario de Seguridad abonó Sánchez Tirado en la sala número de 3 del Poder Judicial de Veracruz, con sede en el municipio de Coatepec.

En entrevista con los abogados de Sánchez Tirado, advirtieron a su cliente los reos le dijeron que "lo van a chingar" y que no descartan solicitar un amparo por segregación, incomunicación y tortura al haberse vulnerado los derechos de su cliente, quien aun figura como presunto inocente. 

Tras lo expuesto por el detenido, la juez de control Sosa Jiménez giró la instrucción al director del penal de Pacho Viejo de proporcionar un sitio distinto al exfuncionario.

Sánchez Tirado, con historial negro como funcionario público.

A su paso por la dirección general de Prevención y Reinserción Social, Sánchez Tirado, apodado El Mesié, fue señalado junto con la delegada Jurídica Verónica Vera Campos de cobrar entre tarifas de entre 70 y 250 mil pesos a cambio de la libertad de reos.

De acuerdo con un informe interno de la dependencia las libraciones de reos acusados de violación específica agravada y homicidio calificado, se habrían llevado a cabo en los Cerezos de Poza Rica y Coatzacoalcos, respectivamente.

Durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, Sánchez Tirado fungió como director operativo de la Secretaría de Seguridad Pública y en agosto de 2014 fue designado en la dirección general de Prevención y Reinserción Social, en sucesión de Remigio Ortiz Olivares.