ESTADOS

Detienen a funcionario de la SEV que mató a mujer por conducir ebrio

La Fiscalía General del Estado informó que el director de Educación Indígena se presentará ante un juez de control, imputado por homicidio culposo y lesiones

  • MIGUEL ÁNGEL LEÓN CARMONA
  • 06/06/2020
  • 12:19 hrs
  • Escuchar
Detienen a funcionario de la SEV que mató a mujer por conducir ebrio

Xalapa, Ver.- Celerino “N”, director de Educación Indígena de la Secretaría de Educación del Estado de Veracruz (SEV) fue detenido por homicidio culposo.

El funcionario es acusado de atropellar a una mujer cuando conducía su vehículo en estado de ebriedad, en el municipio de Tatahuicapan.

La víctima fue identificada como Dominga Castillo de 20 años, quien quedó prensada entre varillas y escombros cuando el funcionario chocó el vehículo que conducía contra una panadería. El conductor quedó inconsciente y permanece hospitalizado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que Celerino “N” será presentado ante un juez de control e imputado por homicidio culposo y lesiones, debido a que también un hombre resultó herido.

 Los hechos ocurrieron en la calle Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, en el municipio localizado en la región sur de Veracruz.

En tanto, el titular de la SEV, Zenyazen Escobar García informó que el director de Educación Indígena ha sido separado de su cargo mientras concluyen las investigaciones en su contra y que, de ser necesario, coadyuvaran con las autoridades para fincar responsabilidades.

¿Cuántos años podría pasar en prisión Celerino “N”? 

De acuerdo con el Código penal vigente en Veracruz, en su artículo 85, “Los delitos culposos serán sancionados, salvo disposición en contrario, con prisión de quince días a diez años, multa hasta de doscientos días de salario y privación o suspensión del derecho para ejercer la profesión, oficio o actividad que dio origen a la conducta culposa, hasta por cinco años. 

No obstante, Celerino “N” podría pagar hasta con 15 años de prisión, de acuerdo con el artículo 147, el cual considera que conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol o de forma temeraria será una agravante a la hora de recibir una sentencia.