ESTADOS

Desde Haití hasta EU: Nade sobrevive varada en Veracruz con su hijo

Nade perdió su pasaporte en Veracruz por lo que no puede comprar su boleto a San Luis Potosí, donde piensa podrá seguir el sueño americano

  • Carlos Navarrete
  • 13/09/2021
  • 20:40 hrs
  • Escuchar
Desde Haití hasta EU: Nade sobrevive varada en Veracruz con su hijo
Viaja con su hijo menor de edad. (Foto: Cortesía)

Nade, una mujer de 31 años originaria de Haití, quedó varada junto con su familia en la central camionera del puerto de Veracruz este lunes 13 de septiembre.

La mujer, quien carga con su hijo de tres años Emiliano en una caravana que ha cruzado Centroamérica y el sur de México, dijo sentirse angustiada por no saber qué hacer luego de que extravió su pasaporte.

Para  comprar un boleto de autobús en las taquillas le pidieron que mostrara el documento.

"No sé, estoy en la calle y no tengo dónde quedarme. Eso es lo que más me duele porque yo no tengo dónde (ir) con mi propio hijo", explicó en un español que aunque no domina a la perfección, sabe hablarlo suficientemente para darse a entender.

Robusta, de cabello rizado, piel morena y vestida con ropa holgada que apenas combina con sus chanclas blancas, Nade llegó a la ciudad alrededor de las cuatro de la madrugada, acompañada de Emiliano, su esposo y su sobrino, un joven adolescente que no habla español.

El viaje no fue fácil. Caminó por senderos desconocidos, abordó y descendió de varias camionetas. Pasó por Agua Dulce y también por "Coapa", como ella le llama, con su tropezado español, a Las Choapas, municipio sureño en el que estuvo antes de hacer escala en Veracruz.

"Llegamos pasando muchas cosas, yo no sé, muchos caminos, yo no sé, bajando en combi, subiendo en combi".

Pero en el puerto de Veracruz Nade y sus familiares quedaron varados. Sin la posibilidad de seguir su viaje por territorio veracruzano tuvieron que quedarse afuera de la central de autobuses sin saber qué hacer ni a dónde ir. 

"Los hoteles están caros", dice mientras echa un vistazo a la mano donde sostiene las últimas monedas de 10 pesos que le quedan.

Sin una ruta definida y desconociendo por completo el mapa nacional, Nade dijo que su objetivo era llegar a San Luis Potosí, un lugar que desde el pasado fin de semana comenzó a registrar importante movimiento de migrantes haitianos que buscan llegar a los Estados Unidos

Antes de Veracruz, la joven fue parte de los casi 30 mil migrantes originarios de Haití que ingresaron al país en el último año y que, según cifras y con base en las leyes migratorias mexicanas, no reúnen las características para considerarse refugiados en México.

No supo explicar cómo, pero al igual que decenas de sus compatriotas lograron evadir a las autoridades migratorias hasta adentrarse en territorio veracruzano, paso obligado de extranjeros indocumentados.

Aseguró que si consigue llegar a San Luis Potosí, aun sin pasaporte, seguirá su camino hasta Tijuana, donde permanecerá el tiempo que sea necesario. Luego tendrá que pensar cómo cruzar hacia los Estados Unidos

"Llegar al norte, si no puedo cruzar (a Estados Unidos) ni modo, me regreso por Tijuana directo. No puedo cruzar a Estados Unidos. Ahorita no tengo mucho dinero y si no puedo (cruzar) yo me regreso y continúo en Tijuana y ahí me quedo".

Esta mañana de lunes eran decenas de haitianos, entre hombres, mujeres y niños, los que caminaban por los pasillos de la terminal de autobuses de las líneas ADO y AU de la ciudad de Veracruz.

Las pieles negras de los migrantes generaron asombro entre el resto de pasajeros formados en las filas de las taquillas para comprar sus boletos. Los caribeños iban y venían por todo el edificio, algunos hablaban en francés y otros en criollo haitiano, los dos idiomas oficiales del país ubicado en la región de las Antillas. 

La mayoría de los extranjeros provenían de Las Choapas y de Coatzacoalcos e hicieron escala en el puerto de Veracruz para abordar algún autobús que los llevara a municipios como Poza Rica. El destino final: el norte del país. 

En la actualidad, las autoridades mexicanas no pueden deportarlos a su país por la severa situación política y económica de Haití y porque dicha nación no recibe a repatriados. 

Sin embargo los operativos antimigrantes no se detienen. Apenas el pasado sábado, elementos de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM) aprehendieron a 150 migrantes de Haití en Chiapas, específicamente en la frontera con Guatemala. 

Esta misma jornada del 13 de agosto, horas después de la entrevista que concedió Nade, medio centenar de haitianos fueron detenidos por el INM cuando viajaban en un autobús de la línea ADO en la caseta de La Antigua.

Los haitianos detenidos habían ingresado a México por el río Suchiate. Cifras revelan que México enfrenta un flujo migratorio histórico, con más de 147 mil migrantes detectados de enero a agosto del presente año. 

La semana pasada, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que las acciones para contener el flujo de migrantes tienen como finalidad proteger a los mismos extranjeros. 

El primer mandatario aseveró que permitirles el tránsito por territorio nacional implicaría exponerlos a que sean presa de la delincuencia organizada. 

"Tenemos que cuidar que los migrantes estén en el sureste para protegerlos, porque dejarlos que transiten por todo el país, que atraviesen todo el país sin ninguna protección, es muy riesgoso", afirmó.


am