ESTADOS

Desaparecieron recursos para rescate del Pico de Orizaba

El dinero era pagado en el servicio de agua potable y alcantarillado al extinto Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 31/10/2019
  • 22:21 hrs
  • Escuchar
Desaparecieron recursos para rescate del Pico de Orizaba

Al menos 4.5 millones de pesos que pagaron ciudadanos de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo en su recibo de agua potable para realizar trabajos de reforestación y remediación ambiental en el Pico de Orizaba, entre el 2014 y el 2016, desaparecieron.

El dinero era pagado en el servicio de agua potable y alcantarillado al extinto Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano, equivalente al 1 por ciento del costo de facturación, bajo el concepto de servicios ambientales.

Los recursos eran canalizados al programa Salvemos al Pico de Orizaba, que administraba el dinero a través de una agrupación civil integrada por diversos representantes de la sociedad, entre académicos, investigadores y ambientalistas.

A través de una solicitud de acceso a la información, el SAS confirmó que se recaudaron dos millones 922 mil 435 pesos en el 2014; dos millones 407 mil 785 pesos en el 2015 y un millón 179 mil 622 pesos hasta junio del 2016.

El adeudo fue heredado al ente liquidador que se integró durante el proceso de extinción del SAS Metropolitano, que no ha dado respuesta sobre el tema.

Ricardo Rodríguez Deménegui, presidente de la agrupación civil, Salvemos el Pico de Orizaba, señaló que desde el 2017 no existen reuniones con autoridades municipales de los municipios que integraban al extinto SAS, por lo que se desconoce el paradero de los recursos.

Entre el 19 de octubre del 2009 hasta marzo del 2014 las aportaciones al proyecto Salvemos al Pico de Orizaba permitieron que se realizaran actividades como mantenimiento y conservación de los terrenos, siembra y boleo, asistencia técnica, provisión de servicios ambientales y programa de prevención.

AUTORIDADES NO RESPONDEN

El Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento y la Compañía de Agua de Boca del Río, las empresas privadas que administran los servicios de agua potable, no han generado acciones para cubrir los pasivos ambientales en el volcán, donde se ubica el glaciar Jamapa, que abastece 75 por ciento del agua potable que se consume en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín.

Ricardo Rodríguez Deménegui, presidente de la agrupación civil, Salvemos el Pico de Orizaba, aseveró que lo anterior pone en riesgo a la población de esta zona metropolitana, en donde se recrudecerían las sequías que ya se viven actualmente en temporada de estiaje.

“Tenemos varias situaciones críticas y no le estamos poniendo el debido interés, la autoridad no tiene recursos, por eso nosotros tenemos que buscar desde la sociedad civil como trabajar”.

“Con esta variante de cambio de gobierno, la salida de Boca del Río del mismo grupo, todo eso se ha prestado a una serie de disposiciones y contra disposiciones en la que nadie se hace cargo del Pico de Orizaba, que es la fábrica del agua”.

Rodríguez Deménegui señaló que el desabasto de agua en la zona metropolitana es visible con los avisos que emiten las dos empresas privadas a cargo del servicio de agua potable, sobre los cortes de aguas constantes en colonias y fraccionamientos.

Otro efecto visible es la alerta hídrica que se decretó este año por sequía en 14 municipios del estado, ubicados en la cuenca del río Jamapa.

El activista aseveró que la conservación del Pico de Orizaba debe de considerarse un tema de emergencia para las autoridades de los tres órdenes de gobierno, sin embargo, hasta ahora no es prioridad.

ygr