ESTADOS

Dan 20 años de cárcel a Rafael Carmona, asesino de menor en Chinameca

Rafael Carmona fue sentenciado a 20 años de prisión por el asesinato del niño Ricardo Mayo, perpetrado el 10 de abril del 2016.

  • Fluvio Cesar Martínez / Corresponsal
  • 06/05/2021
  • 15:28 hrs
  • Escuchar
Dan 20 años de cárcel a Rafael Carmona, asesino de menor en Chinameca

 COATZACOALCOS, VER. - Cinco años después del asesinato del niño Ricardo Mayo Coronado en el municipio de Chinameca, el responsable de este delito Rafael Carmona Jara fue sentenciado a 20 años de prisión al encontrarse las pruebas que lo señalan como responsable de este homicidio, que consternó al sur veracruzano el 10 de abril del 2016.

Durante la audiencia, la Jueza Ana Lilia le notifico está pena, que deberá cumplir al interior del Cereso Duport Ostión en esta ciudad de Coatzacoalcos.

"Ni con cien años de cárcel podrá devolverme la vida de mi hijo, pero al menos el crímen no quedó impune", declaró a un medio local la madre de la víctima.

Fue el pasado 7 de febrero del 2018, cuando Rafael Carmona Jara, fue detenido en medio de un fuerte operativo, luego de que se mantuviera prófugo por casi dos años tras accionar el arma en contra del menor en el municipio sureño.

Tras el asesinato del niño, se registraron una serie de movilizaciones para exigir justicia, que terminaron  con cierre de carreteras, quema de automóviles y hasta parte del palacio municipal.

Incluso entre la población de Chinameca señalaron al entonces alcalde Víctor Salomón Carmona, de proteger al homicida, dado que son primos, lo cuál no fue comprobado.

Nueve días después del artero crimen, la Fiscalía General del Estado ofreció 250 mil pesos de recompensa para quien de información sobre el criminal, aunque fueron elementos ministeriales quienes lograron su detención.

¿Cómo ocurrió el crimen?

La tarde del domingo 10 de abril del 2016, Rafael Carmona acudió al domicilio del  menor de siete años, presuntamente para hacer un reclamo a su padre, la discusión subió de tono y Rafael sacó un arma para amedrentarlo.

Entre la discusión, Rafael Carmona disparó y una de las balas impactó al niño que se encontraba jugando en el patio, quien de inmediato murió. El homicida huyó con rumbo desconocido.

Dos días después, el menor fue sepultado dónde decenas de habitantes de Chinameca participaron en el  cortejo fúnebre que recorrió laa calles del municipios sureño.

Después del funeral, se desataron las protestas que se extendieron por otras zonas de la comunidad, como la carretera Canticas; la carretera libre Cosoleacaque – Jáltipan, a la altura de la desviación de Oteapan.

Los inconformes sitiaron la casa del ex alcalde y el palacio donde provocaron siniestros que por suerte no dejaron víctimas, aunque con el paso de los días fueron disipadas, aunque las autoridades estatales se comprometieron a impartir justicia, lo cual lograron hasta cinco años después.