ESTADOS

Cumple 11 meses desaparecido, hermano de candidato por Zongolica

Luis Ramírez desapareció el 26 de marzo del 2020 al llegar a su casa después de una jornada de trabajo, en El Naranjal, Veracruz

  • Antonio Marín
  • 06/03/2021
  • 20:11 hrs
  • Escuchar
Cumple 11 meses desaparecido, hermano de candidato por Zongolica

“Todo indica que a tu hermano lo secuestraron, dijeron policías municipales de El Naranjal al hermano de Luis Ramírez, quien cumple 11 meses desaparecido en la región de las Altas Montañas, una de las más violentas en Veracruz.

La última pista del hombre de 31 años de edad la aportaron vecinos el 7 de marzo de 2020. Cerca de las ocho de la mañana fue visto a bordo de un motocarro cerca de un cañal de la zona, a 800 metros de su domicilio.  

Un elemento de la Policía Municipal de El Naranjal movió el vehículo hacía la casa donde se encontraba la esposa angustiada del hoy desaparecido por no tener indicios de su paradero.

Desde ese momento, hace 11 meses, familiares y amigos iniciaron la búsqueda de Luis con la esperanza de encontrarlo sano y salvo.

A Luis Ramírez Ramos lo recuerda afligido su hermano Marco Paúl Ramírez, quien busca la diputación federal por el distrito XVIII de Zongolica por Morena.

Marco Paúl recuerda con un nudo en la garganta a su hermano; está seguro de que con la ayuda de la comunidad lograrán obtener información.

A través de una publicación en Facebook acude a sus amigos para que compartan la publicación y dejen un “puntito” en los comentarios, con la finalidad de que llegue a la mayor cantidad de gente.

“Si alguien sabe algo o lo han visto por favor NO TE CALLES”, se puede leer.

De acuerdo con datos públicos de la Comisión Estatal de Búsqueda, de los más de 30 boletines emitidos en marzo del 2020 (hace un año), 27 personas desaparecidas aún no son localizadas en el estado de Veracruz, dentro de las que se encuentra Luis.

Su hermano dijo que todos los 26 de cada mes son para su hermano. No pierde la esperanza de encontrarlo.  

“Es muy hogareño. Le gustaba ayudar a mucha gente en su ferretería”, contó su hermano que también pasó por el secuestro de su hermana menor y un primo hermano.

A la una de la mañana sin noticias de Luis, su esposa -firme en su decisión por encontrar sano y salvo a su esposo-, marcó a su cuñado con la esperanza de que estuvieran juntos.

La respuesta que recibió por parte de Marco Paúl sonaba alentadora. “Tal vez se fue a tomar con sus amigos”, contestó.

No le pareció una idea descabellada; tiene muchas amistades, y ayuda a quienes lo necesitan.

No obstante, llegadas las 12:00 de la tarde del siguiente día, recibieron una llamada por parte de los supuestos secuestradores, donde les exigieron -para mantener con vida a Luis- no marcar a la policía o denunciar los hechos.

“Dos personas de la finca de enfrente de su casa salieron a decirnos que lo más probable es que se lo llevaron a Coetzala”

Vecinos aseguraron que sujetos a bordo de una camioneta roja tipo pick up, alrededor de las 9:30 de la noche se lo llevaron en contra de su voluntad en dirección a Coetzala, Veracruz.

Metros antes de llegar a dicha localidad, el vehículo se descompuso a media carretera. Personas que se acercaron a preguntar, afirmaron que los posibles delincuentes fumaron al menos 40 cigarros.

Al rescate de los secuestradores llegó un taxi de Coetzala. La camioneta fue encontrada en el lugar de los hechos con las placas llenas de lodo, con las colillas de más de una caja de cigarrillos y un broche de mochila.

Marco Paúl asegura que su hermano dejó el broche a propósito como pista en la batea del carro.

La desaparición de Luis Ramírez fue reportada a la Comisión Estatal de Búsqueda de Veracruz (CEBV) después de no recibir información por parte de los negociantes, que pedían 200 mil pesos en efectivo para liberarlo.

Luís Ramírez mide 1.65 metros, tez morena, ojos cafés oscuro, cabello largo negro y lacio, tiene cejas poblabas, frente amplia y labios gruesos. Suele usar lentes y barba.

Si bien su hermano no lo vio el día de su desaparición, Luis suele usar una cadena color negra en el cuello.

Para los vecinos de El Naranjal es muy común ver a miembros de la policía Municipal dar rondines por las noches en el lugar. El 26 de marzo del año pasado, día de la desaparición de Luis, fue la excepción.