ESTADOS

Coronavirus obliga a cerrar museos y zonas arqueológicas en Veracruz

Desde el emblemático sitio arqueológico del Tajín hasta la fortaleza de San Juan de Ulúa suspenderán actividades, dejando alrededor a cientos sin empleo

  • Inés Tabal G.
  • 23/03/2020
  • 20:43 hrs
  • Escuchar
Coronavirus obliga a cerrar museos y zonas arqueológicas en Veracruz

Veracruz, Ver. - En el puerto de Veracruz hay 26 guías de turistas certificados y más de 50 no oficiales que se dedican a dar recorridos por los recintos turísticos como museos y sitios arqueológicos, según la Unión de Guías de Turismo.

Pero hoy detuvieron sus actividades laborales debido a que la Secretaría de Cultura Federal tomó la decisión de cerrar temporalmente las puertas de estos lugares, como parte de las medidas para prevenir contagios de coronavirus.

Guillermo Macias Lagunes, líder de la Unión de Guías de Turismo, expresó su preocupación por el cierre de los principales sitios turísticos del estado, como medidas de prevención para prevenir la propagación del covid-19.

Macías Lagunes dijo que se pronostica una gran pérdida para el sector turístico que incluye una amplia cadena de comerciantes, vendedores ambulantes y sobre todo guías de turistas que dependen únicamente de la afluencia de visitantes.

El entrevistado afirmó que hasta el domingo se prestaron servicios con precauciones para recibir a los turistas, ofreciendo recorridos a grupos pequeños y en periodos espaciados para evitar aglomeraciones.

Lo anterior generó una baja en la actividad turística, pero mantuvo activos algunos sectores comerciales, sin embargo, el cierre temporal afectará a las personas que venden alimentos a los visitantes hasta los taxistas que prestan servicios de transporte.

En una escala económica mayor, se afectará a restaurantes y hoteles, en donde trabajan meseros y amas de llave que completan sus sueldos con propinas

Ante esta situación, La Silla Rota Veracruz hace un recuento de los cinco sitios con mayor afluencia turística y que hoy se encuentran cerrados al público.

Fortaleza de San Juan Ulúa

Situada frente al actual puerto de Veracruz es una construcción que fue edificada en un islote en el año 1535, cuya construcción tardó alrededor de 172 años para su finalización como fortaleza.

San Juan de Ulúa es un sitio emblemático y de visitas que son obligatoria si vienes al puerto.

Este lugar recibió el año pasado 266 mil 174 visitantes, entre turistas nacionales y extranjeros, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Mientras que ahora permanece cerrado, causando la baja en las ventas de docenas de comerciantes y trabajadores que tenían en la fortaleza su principal fuente de empleo.

A través de las redes sociales, se informó del cierre de las instalaciones de la fortaleza de San Juan de Ulúa, esto por instrucciones que dio a conocer el licenciado Profirió Castro, director del espacio en mención.

Lo anterior como medida de prevención para evitar algún contagio por el coronavirus tanto para el personal de la fortaleza como de los compañeros guías que brindan el servicio interior del recinto histórico.

El Acuario de Veracruz

Ubicado en el bulevar Manuel Ávila Camacho, donde antes estaba el antiguo Playón de Hornos, el Acuario de Veracruz inició su construcción a finales de los años 80 por iniciativa de un grupo de empresarios.

La finalidad era la creación de un nuevo recinto donde se exhibiría la fauna representativa de la región y con esto dar un impulso al sector turístico.

Ahora el Acuario de la ciudad de Veracruz cuenta con 9 Áreas: La selva de los Tuxtlas, la galería de agua dulce, la gran pecera arrecifal, la galería de arrecifes de coral, el tiburonario, la pecera de las medusas, el manatiario, el delfinario y el pingüinario.

Este impresionante y muy atractivo sitio para los turistas registra al año un promedio de un millón de visitas, el cual ahora se vieron interrumpidas debido a la contingencia por el covid-19.

Aunque por el momento permanece cerrado no se detuvo por completo la actividad laboral ya que los cuidados que se tiene que dar a las distintas especies que ahí habitan siguen a cargo de los empleados que ahí laboran.

La cascada del Salto de Eyipantla

En el municipio de San Andrés Tuxta, se encuentra la majestuosa cascada del Salto de Eyipantla, la cual tiene 40 metros de ancho y 50 de altura y está alimentada por el Río Grande de Catemaco.

Este emblemático sitio natural recibe al día un promedio de 500 visitas entre locales y extranjeros.

En el lugar hay alrededor de 120 restaurantes y comercios de artesanías que son una importante fuente de ingreso para los habitantes de la zona, sin contar las docenas de ejidatarios quienes son los que manejan las entradas a la cascada.

Zona arqueológica del Tajín

El Tajín es una zona arqueológica precolombina de origen totonaca que se encuentra cerca de la ciudad de Papantla, según los arqueólogos y los especialistas, la ciudad de El Tajín, cuyo nombre significa en lengua totonaca, “la ciudad del dios del trueno”, alcanzó su esplendor entre los años 800 y 1200.

Declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, sede de uno de los principales festivales del estado y que fue suspendido en su último día debido a la más reciente pandemia que azota al país.

Este sitio arqueológico que es emblema en el estado registra más de mil visitas diarias, según datos del INAH.

Cientos de comercios que se ubican alrededor de la zona tuvieron que cerrar debido a la escasa presencia de turistas.

Zona arqueológica Zempoala

Este es un sitio arqueológico mesoamericano ubicado en el municipio de Úrsulo Galván en la región costera central del estado de Veracruz.

Fundada hacia el año 900 a.C., llegó a ser una capital totonaca de mucha importancia que dominaba gran parte de los actuales estados de Veracruz y Puebla.

Al día recibe un promedio de 100 visitas mientras que en temporada alta se puede alcanzar hasta 400 turistas que van a disfrutar la belleza arquitectónica de pueblo mesoamericano y que hoy mantiene sus puertas cerradas hasta nuevo aviso.

Estos sitios permanecerán cerrados hasta que la contingencia sea controlada, dichas medidas ya habían sido implementadas anterior mente en el año 2009 debido a la pandemia de la influenza,

Aunque Macias Lagunes señala que en esa época los daños a la economía de las personas que viven del turismo no alcanzaron la magnitud como la que se está registrando ahora.

vtr