ESTADOS

Con toma de carreteras, piden justicia por feminicidios y crímenes

La población veracruzana protestó en diferentes zonas del estado de Veracruz por los feminicidios y crímenes ocurridos en la última semana

  • Ángel Cortés Romero
  • 05/07/2021
  • 21:57 hrs
  • Escuchar
Con toma de carreteras, piden justicia por feminicidios y crímenes
Algunas manifestaciones planean seguir.

Feminicidios, asesinatos y una presunta detención arbitraria causaron el levantamiento de pobladores de distintas zonas de Veracruz, en donde carreteras estatales y federales fueron bloqueadas en medio de un clamor de justicia.

En menos de cinco días, las carreteras de Veracruz sufrieron colapsos debido al bloqueo de manifestantes que exigen a las autoridades el esclarecimiento de crímenes que consternaron a sus comunidades.

Al menos en tres casos los bloqueos terminaron en desalojos violentos por parte de elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), tal como sucedió en Amatlán de los Reyes, en donde dos menores fueron asesinados en un presunto fuego cruzado.

El bloqueo de la carretera en Coatzacoalcos-Villahermosa también terminó en una represión violenta, en la que incluso periodistas, que daban cobertura a una manifestación por la presunta detención arbitraria de un joven, resultaron agredidos.

En el municipio de Hueyapan de Ocampo, la manifestación por el feminicidio de Alma Guadalupe López Arias terminó en la firma de una minuta entre los inconformes y las autoridades para acordar una investigación más profunda en el caso.

Las manifestaciones y bloqueos continuaron este lunes 5 de julio con el cierre de la carretera Banderilla-Misantla, a un año del feminicidio de la menor Reyna Isabel en el municipio de Naolinco.

NAOLINCO

El caso de la menor Reyna Isabel, cuyo cuerpo fue hallado en 2020 tras ser asesinada, motivó a pobladores de Naolinco a bloquear la carretera estatal Naolinco-Misantla para exigir a las autoridades el esclarecimiento del crimen.

Los manifestantes se apostaron a la altura del puente del Río Naolinco, ubicado en el municipio del mismo nombre, apenas a unos 15 minutos de la ciudad de Xalapa, pues argumentan que a un año del asesinato de Reyna Isabel no hay avances en el caso.

Reyna Isabel, quien era conocida por todo el pueblo, debido a que se dedicaba a vender pan junto con su familia por las calles de Naolinco, desapareció el 4 de julio de 2020. 

Aunque la Comisión Estatal de Búsqueda (CEBV) emitió una ficha por su desaparición, la menor de 12 años fue encontrada asesinada en la comunidad de La Fuente. Tenía heridas punzocortantes que, según las autoridades, fueron la causa de su muerte.

Por el caso se detuvo a un menor de 16 años, quien fue imputado por los delitos de posesión de droga y ultrajes a las autoridades. Un juez le giró una orden de aprehensión por feminicidio.

Debido a ser menor de edad, el presunto feminicida fue dejado en libertad en marzo de 2021.

AMATLÁN DE LOS REYES

El asesinato de dos menores de edad en la comunidad de Guadalupe La Patrona, en Amatlán de Los Reyes, provocó que habitantes que los habitantes bloquearan la carretera que va de dicho municipio a Cuichapa, a la altura de la central de abastos.

La manifestación se registró el pasado 3 de julio, un día después de que los primos Eduardo y Jonathan, de 13 y 14 años respectivamente, murieron en un presunto fuego cruzado por un enfrentamiento entre delincuentes y elementos de la Fuerza Civil.

Según un reporte del C4, se advirtió sobre la presencia de seis sujetos armados a bordo de dos vehículos, por lo que elementos de la Fuerza Civil arribaron a la zona. Al llegar fueron atacados con armas de fuego, por lo que repelieron el ataque.

De acuerdo con las autoridades, la zona es punto de reunión delincuencial operado por un grupo criminal encabezado por un hombre que se identifica como “El Wester”.

A decir de los familiares de los dos menores, Eduardo y Jonathan se encontraban lavando una camioneta cuando fueron víctimas del presunto fuego cruzado. Sus cuerpos fueron trasladados de inmediato al Servicio Médico Forense (Semefo).

Los manifestantes bloquearon el paso en la carretera y aseguraron que la versión del “fuego cruzado”, presentada como el parte oficial por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), tenía varias inconsistencias.

“Nunca hubo ninguna balacera en el parque, los vecinos apoyaron y dieron su información y dieron su declaración, nos hicieron el favor de decir que hubo detonaciones, que pudo ser los disparos a los niños, tampoco puedo afirmarlo, pero nunca hubo balacera", declaró una tía de los menores.

El 3 de julio, elementos antimotines de la SSP desbloquearon la carretera Amatlán-Cuichapa desalojando con violencia a los pobladores de La Patrona que, durante la manifestación, culparon a la Fuerza Civil del asesinato de las víctimas.

Los elementos de la SSP también dañaron a golpes los vehículos que bloqueaban la carretera a la altura del kilómetro 297, entre ellos un automóvil de reporteros de Xalapa y una motocicleta de un reportero de un diario local.

Cerca del lugar, pobladores de Omealca y Tezonapa también fueron retirados con violencia del bloqueo que realizaron a la altura de la caseta de Fortín en protesta por las agresiones y robos que presuntamente sufrieron a manos de policías estatales.

COATZACOALCOS

La detención de Adolfo García, de 30 años, llevó a sus familiares a bloquear ambos carriles de la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa, a la altura de la congregación Nuevo Teapa, el pasado viernes 2 de julio.

De acuerdo con Graciela Mendoza, madre del detenido, su hijo fue sacado de su domicilio, ubicado en dicha comunidad del municipio de Moloacán, por elementos de la Fuerza Civil sin motivo alguno.

El bloqueo comenzó con aproximadamente 20 personas que colocaron llantas y piedras para bloquear la carretera, hasta que a las cinco de la tarde de ese mismo día Graciela Mendoza supo que su hijo se encontraba en una cárcel preventiva de Agua Dulce.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal para dialogar con los manifestantes, quienes se negaron a levantar el bloqueo y aseguraron que Adolfo García fue torturado cuando fue detenido.

El 3 de julio arribaron a la zona elementos antimotines de la SSP para desalojar la carretera, pero lo hicieron con violencia, de la misma manera que se registró en Amatlán de Los Reyes por el caso de los menores asesinados durante un presunto fuego cruzado.

De acuerdo con reporteros que daban cobertura al desalojo, varias personas, entre ellas cinco reporteros fueron agredidos por los elementos antimotines, quienes incluso destruyeron sus equipos de trabajo.

Los reporteros que fueron agredidos son: José Alberto Mendoza Pulido, del Diario de Nanchital; Mariaide Ramos Cisneros, del Liberal del Sur; Areliz Sosa Arredonda, del Diario del Istmo; y León Alafita, de Vive Coatza.

En un comunicado, la SSP dio a conocer que se detuvo a cinco manifestantes por obstruir la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa. Asimismo, algunos policías estatales que violentaron el ejercicio periodístico de los reporteros fueron trasladados a Xalapa, donde son investigados.

Durante la conferencia que ofreció el gobernador Cuitláhuac García este lunes 5 de julio, afirmó que el uso de la fuerza pública ocurrió en medio de un ataque a elementos de la SSP con bombas molotov.

HUEYAPAN DE OCAMPO

Una manifestación de más de 36 horas por el feminicidio de Alma Guadalupe López Arias mantuvo bloqueada la carretera federal 180 Catemaco-Hueyapan de Ocampo, a la altura de la comunidad de Los Mangos.

La joven, originaria de la comunidad ubicada en Hueyapan de Ocampo, fue encontrada asesinada el pasado miércoles 30 de junio en una parcela de la comunidad de Santa Rosa Cintepec, del mismo municipio.

Alma Guadalupe, llevaba 11 días desaparecida, desde que fue vista por última vez el pasado 19 de junio, cuando acudió al municipio de San Andrés Tuxtla a una veterinaria para comprar medicinas para su mascota.

La joven de 22 años tomó un taxi cerca de las 11 de la mañana para regresar a su congregación y aunque aseguró a su hermana mayor por medio de una llamada telefónica que ya se dirigía para el lugar, la comunicación se perdió a la altura de Catemaco.

Debido a que Alma ya no llegó a casa, su familia pidió ayuda a través de redes sociales para buscarla e incluso bloqueó por primera vez la carretera Catemaco-Hueyapan de Ocampo al día siguiente.

El jueves 1 de julio, un grupo de policías detuvo a Jesús Antonio “N”, de oficio taxista, en Hueyapan de Ocampo por delitos contra la salud y ultrajes a la autoridad, pues agredió a los uniformados durante la detención.

Cuando hacían la revisión de la unidad en la que prestaba servicio como taxista, encontraron evidencia que lo incrimina por el feminicidio de la joven Alma Guadalupe López Arias.

A pesar de la detención del presunto implicado, tanto la familia como el pueblo entero de Los Mangos desconocieron las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) y bloquearon nuevamente la carretera a partir del sábado 3 de julio.

Con el féretro de la joven cruzado en medio de la carretera, los manifestantes mantuvieron bloqueada la carretera durante algunas horas; posteriormente la sepultaron en el panteón de la comunidad, pero mantuvieron la vialidad cerrada. 

El bloqueo mantuvo retenido en el lugar un cargamento de 45 mil vacunas para la covid-19 que debían ser trasladado a San Andrés Tuxtla y que por la madrugada del domingo 4 de julio fue rescatado por elementos de la Marina y de la SSP.

La manifestación se retiró a las 21:45 horas del domingo, luego de que los pobladores llegaron a un acuerdo con el delegado de Política Regional del distrito XXV con cabecera en San Andrés Tuxtla, con el fin de que el feminicidio de Alma no quede impune.


am