ESTADOS

Con grietas y paredes corroídas, casa del expresidente Adolfo Ruiz Cortines

El lugar resguarda objetos personales y muebles que fueron utilizados por el político veracruzano más influyente de la época moderna

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 30/12/2019
  • 16:49 hrs
  • Escuchar
Con grietas y paredes corroídas, casa del expresidente Adolfo Ruiz Cortines

En el número 10 de la avenida General Miguel Alemán, en la zona centro de la ciudad de Veracruz, una barda blanca rodea una arboleda que resguarda la vieja casa del expresidente Adolfo Ruiz Cortines.

El lugar parece oculto para quienes caminan por la acera, sin embargo, resguarda objetos personales y muebles que fueron utilizados por el político veracruzano más influyente de la época moderna, cuyo aniversario de su natalicio fue conmemorado este lunes 30 de diciembre por un pequeño grupo de veracruzanos.

Pese a ello, el lugar, ahora convertido en Casa Museo, presenta severos daños por la falta de mantenimiento en al menos una década.

En partes de los muros y techo dentro de la casa pueden verse grietas, pintura y concreto desprendido o corroídos por la humedad.

El daño en el techo del corredor se observa de inmediato, es el más grave y deja ver las varillas carcomidas por el óxido.

Según la administradora del lugar, Rosa María Jácome Hernández, los daños existen desde hace al menos cinco años, pero se han acentuado por la falta de recursos para brindar mantenimiento.

La última vez que hubo intención de intervenir el lugar fue en la administración del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, en ese entonces personal del Gobierno del Estado acudió al lugar para realizar una valoración.

“Nos dijeron, en aquel entonces, que se necesitaba una inversión de 750 mil pesos, solo para reparar el techo”

Otras grietas se formaron o se hicieron más grandes durante los temblores ocurridos en el año 2017, desde entonces no hubo suficiencia de recursos para brindar mantenimiento, a pesar de las peticiones hechas a los gobiernos.

La Casa Museo Adolfo Ruiz Cortines es mantenida de aportaciones ciudadanas, hechas principalmente de familias que conocieron al expresidente, a quien recuerdan por la austera vida que llevaba.

Ruiz Cortines fue el primer presidente que postuló como política pública la austeridad y moralidad en el gobierno; entre sus legados se recuerda el decreto para permitir el voto a la mujer.

Al ingresar en la que fue su casa los muebles de la época en la que el exmandatario habitó la casa se mantienen intactos, su cama con el escudo de la bandera de México grabada al frente, una mesa con una lampara, una banca de madera y una mecedora era lo único que existía en su dormitorio.

La decoración en esa pieza la integraban dos cuadros y un candelabro sujeto al techo; una de las dos puertas en ese cuarto conducía al baño donde permanece la bañera y una cortina de esa época.

La biblioteca personal del expresidente es otro de los lugares que destacan dentro de la casa, en este sitio se encuentra una sala de madera forrada en piel, una mecedora y cuadros con fotografías de expresidentes como Lázaro Cárdenas y Venustiano Carranza.

Otros objetos que se pueden apreciar son frascos con medicinas intactos desde que Adolfo Ruiz Cortines vivía; la cocina conserva la estufa de aquellos años, aunque en desuso sirve para arrumbar cuadros y otros artículos que no tienen espacio dentro de la casa.

Rosa Jácome Hernández reconoció que la Casa Museo no se encuentra abierta todos los días, debido a la falta de personal para vigilar que no se roben los objetos personales del expresidente.

Esto, sin embargo, no ha sido suficiente para evitar que algunos objetos hayan sido saqueados, lo último que se robaron fue una placa de cobre en donde se señalizaba que el recinto había sido la morada de Ruiz Cortines, presidente entre 1952 y 1958, fue convertido en Casa Museo desde 1973.

ygr