ESTADOS

Con cartas, pacientes y familiares se comunican en hospitales

Familiares y pacientes de Covid-19 internados en el IMSS de Coatza se envían cartas a través de los médicos y enfermeras que los atienden

  • Fluvio Cesar Martínez / Corresponsal
  • 06/05/2020
  • 21:53 hrs
  • Escuchar
Con cartas, pacientes y familiares se comunican en hospitales

Coatzacoalcos, Ver.- “Estoy bien. No se preocupen, voy a salir de aquí”, escribió Guillermo a su esposa mediante una carta. El hombre de 62 años cumple nueve días internado en el Hospital 36 del IMSS en Coatzacoalcos. Es portador del virus SARS Cov2

Es mediodía en la segunda ciudad con más casos de coronavirus en Veracruz. El bochorno se hace presente debajo de una carpa que fue instalada en el patio del nosocomio. Allí, Margarita aguarda respuestas de su esposo, a quien le escribe desde hace días para darle ánimos. 

Las letras que Margarita plasma en hojas de máquina son leídas a don Guillermo por médicos que tratan de estabilizarlo. Pero ella no es la única, hay al menos otras 25 personas que recurren a este método que los une con sus familiares en tiempos de coronavirus

Margarita es de tez morena y estatura media. Viste una falda negra, blusa gris y usa lentes que se empañan con el vapor que provoca su respiración detrás de un cubre bocas. Cumple nueve días esperando cartas con noticias de su compañero de vida y asegura que no se moverá hasta verlo salir entre aplausos, victorioso, sano. 

Guillermo es ingeniero y trabaja en una empresa del sector privado. Ni él ni Margarita se explican dónde y cuándo pudo haber contraído este virus, que en Veracruz ha provocado 83 muertes hasta este 6 de mayo. 

“Primero presentó fiebre y dificultad respiratoria y además se veía muy desubicado; la fiebre no le bajaba con el paso de los días y después empezó a perder la conciencia”, explica con gesto de preocupación. 

Margarita canalizó a su esposo a la clínica 60 por presentar síntomas del virus SARS-Cov-2, sin embargo, médicos decidieron trasladarlo al Módulo de Enfermedades Respiratorias (MER) habilitado en el hospital de zona 36, donde 5 días después fue confirmado por covid-19

GUILLERMO RESPONDE CARTAS DESDE LA CAMA 13 

Guillermo ocupa la cama 13 del área de atención para personas con covid-19, desde allí lucha para vencer esta nueva cepa junto a otra decena de contagiados. Su recuperación es lenta, lamenta Margarita. 

“Su voz está muy mal, muy insuficiente y eso no nos alienta mucho, pero pues esperamos que se recupere, es nuestra confianza”, explica. 

Mientras es atendido por especialistas, Margarita hace lo propio para no permitir que él se deprima, algo que según especialistas afecta las defensas de los pacientes. 

“Le dije que no se preocupara por las deudas o por cualquier problema, le dije que pensara en su familia y en su nieta porque tenemos una nieta de cinco años”, le escribió en una carta. 

A Margarita le duele no poder verlo, pero confía que “Dios le devolverá a su rey y esposo amado”. Y confiesa que, en 30 años de matrimonio, jamás habían estado tanto tiempo separados. Ya son nueve días. 

Después de una noche, la misiva de Margarita y la de otra veintena de familiares llegan en manos de enfermeras y médicos. Las respuestas vienen escritas en hojas de libreta, mensajes que son exhibidos sobre ventanas del hospital. 

La gente se acerca a ver las letras de sus esposos, primas, hermanos. La incertidumbre hace que la gente olvide la sana distancia; quieren leer a los suyos. 

“Estoy bien hijos, me están atendiendo bien. No se preocupen, espero salir pronto. Gracias. Tengo fe en Dios”, firma don Guillermo y le regala un suspiro de tranquilidad a su esposa, sin saberlo.   

Margarita regresa a su lugar debajo de la carpa y, más tranquila, comparte que confía en los médicos a cargo de Guillermo“Son excelentes profesionales porque a pesar de que no tienen material para protegerse se arriesgan y a mi sí me han informado puntual por eso les agradezco y cuando los veo les pido que no lo dejen morir”, dice. 

Hasta el corte del martes 6 de mayo, Coatzacoalcos registra un total de 110 personas contagiadas y 19 decesos, convirtiendo en el segundo municipio con más casos a nivel estatal.

A ello se suma el fallecimiento de dos trabajadores del IMSS: el médico José Palma Aguilar el pasado martes 5 y este 6 del mismo mes una enfermera, ambos asignados al Módulo de Enfermedades Respiratorias del hospital.

ygr